Revista Digital

Ovidio Guzmán

Las mañanitas de AMLO a Ovidio Guzmán

in Opinión by

El presidente decidió un día muy particular para visitar la tierra natal de “El Chapo” Guzmán y saludar a la madre de éste, María Consuelo Loera Pérez: el cumpleaños de Ovidio Guzmán, protagonista del culiacanazo 

 

Pese al fuerte llamado del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, de quedarnos en casa para reducir el avance del coronavirus (covid-19) el presidente Andrés Manuel López Obrador continúa realizando giras por el país.

Sin embargo, la noticia no fue que el mandatario rompiera -como ya es costumbre- las medidas de la Jornada de Sana Distancia, sino su gira misma.

López Obrador acudió a supervisar los trabajos carreteros en Badiraguato, el municipio más pobreza de Sinaloa -según los últimos datos del Coneval-, también conocido como la “cuna del narco”. 

Ovidio Guzmán
El presidente en la «cuna del narco». Foto: Presidencia de la República

Este pequeño lugar ha visto crecer a varios capos de la droga como Rafael Caro Quintero; Ernesto Fonseca, “Don Neto”; Ismael “El Mayo” Zambada, los hermanos Beltrán Leyva y, claro, Joaquín “El Chapo” Guzmán

Andrés Manuel decidió visitar este municipio estigmatizado por el narcotráfico en un día particular, un 29 de marzo, fecha de nacimiento de Ovidio Guzmán López, quien cumplió este fin de semana 30 años, así lo aseguran documentos del Departamento del Tesoro de Estado Unidos. 

Ovidio es el protagonista del principal fracaso del gobierno de AMLO: el culiacanazo, cuando el 17 de octubre del 2019 fuerzas federales detuvieron y dejaron ir al hijo de “El Chapo” tras un desastroso operativo donde el Estado se vio superado por el poderío criminal del cártel de Sinaloa. 

 

Puedes leer: Cuarentena en México, un privilegio ante el coronavirus

 

Por si fuera poco, el presidente coincidió y saludo a María Consuelo Loera, la madre de “El Chapo” y abuela de Ovidio. El mandatario se acercó a la longeva mujer diciéndole que no se bajara de su automóvil, una lujosa camioneta blanca, estrechó su mano y le dijo “ya me llegó su carta”. Todo quedó grabado. 

No es la primera vez que López Obrador interactúa con la mamá de Guzmán Loera, en febrero del 2019 el presidente dijo en conferencia mañanera que un abogado de ella se había acercado a él a entregarle una carta en la que pedía la intervención del gobierno federal para que les aprobaran una visa humanitaria y pudiera ver a su hijo detenido en Estados Unidos.

Al final, la madre de “El Chapo” y dos de las hermanas de Guzmán Loera pudieron ir a Estados Unidos antes de que él fuera sentenciado a cadena perpetúa. 

Sin embargo, más allá de lo ya escrito, el contexto de la visita de López Obrador a Badiraguato es lo importante. 

Puedes leer: ¿México, el país “ideal” para el coronavirus?

 

Para empezar, es importante decir que Ovidio Guzmán no es el gran capo del cártel de Sinaloa, ni siquiera del clan liderado por los herederos de “El Chapo”, los verdaderos jefes son sus medios hermanos, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, “Los Chapitos”, quienes lo rescataron en el culiacanazo.

Chapitos
Iván Archivaldo y Jesús Alfredo, «Los Chapitos».
Foto: Especial.

Antes de aquel jueves negro, Ovidio era un fantasma en el mapa del narcotráfico, apenas hace un año había sido liberada una acusación en su contra, y su hermano Joaquín, en Estados Unidos. 

Ahora, Ovidio puede fungir como la imagen del cártel detrás de sus medios hermanos, como lo fue en su momento su padre detrás de “El Mayo” Zambada. Expertos coinciden en que Ismael siempre ha sido el verdadero líder del cártel de Sinaloa y, Guzmán Loera, sólo fue su subordinado a quien traicionó cuando ya no le sirvió. 

Por otra parte, “Los Chapitos” han mantenido una disputa con el propio Zambada García, misma que se acentuó tras el culiacanazo. Los Guzmán criticaron la nula participación de “El Mayo” en el rescate de Ovidio. Sin mencionar que la misma liberación de Guzmán López los empoderó.

El Mayo Zambada
«El Mayo». La Disputa. Foto: Proceso

Todo indica que “Los Chapitos” son los que han salido avantes en esta disputa. Sin embargo, los 50 años de experiencia de “El Mayo” en el narcotráfico no pueden ser menospreciados por los hijos de “El Chapo”.

También lee: Los otros “cárteles” que se apoderaron de las calles de EU

 

Es evidente que López Obrador tiene que intervenir en zonas donde el narcotráfico es tan arraigado en la sociedad y la pobreza, así como el desempleo, son una constante, pero, sea como sea, el mensaje que da el presidente con su visita a Badiraguato, en pleno cumpleaños de Ovidio y saludando a su abuela, no es bueno, por donde quiera que se vea. 

Aunque las primeras planas del narcotráfico en México y Estados Unidos se las están llevando actualmente el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”; el cártel de Sinaloa sigue siendo la organización del narcotráfico más poderosa del mundo. 

Ovidio
Ovidio Guzmán, el cumpleañero. Foto: Especial

Es irresponsable y hasta precipitado acusar al presidente de tener nexos con alguna organización criminal, pese a su propuesta de amnistía y su cese a la “guerra contra el narco”, que parece más inacción ante el crimen, y que irónicamente ha dejado más muertos.

Sólo esperemos que acabando el sexenio ningún alto funcionario del actual gobierno federal termine en una cárcel estadounidense acusado de narcotráfico, como Genaro García Luna, y que dicha acusación haya sido tan anunciada como que sus hijos iban juntos en la primaria.    

Ovidio Guzmán
Ovidio Guzmán, hijo de «El Chapo», en un anuario de la primaria junto al hijo de Alfonso Durazo, actual secretario de Seguridad y Protección Ciudadana. Foto Especial.

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top