Revista Digital

necedad

La insoportable necedad de ser AMLO

in Opinión by

En abril de 2009 apareció un brote de un nuevo tipo de gripe bautizado como Influenza AH1N1, que rápidamente se convirtió en una pandemia para la que el mundo no estaba preparado.

En aquel entonces, los síntomas que se identificaron desde el primer momento eran parecidos a los de un resfriado. En México se suspendieron clases, se dejó de usar corbata y la población entró en cierto pánico, los cubrebocas también escasearon; actualmente algo similar está pasando con el Covid19.

De hecho, hoy repetimos las medidas que se implementaron en 2009 para inhibir la Influenza AH1N1, como el lavado de manos, estornudo de etiqueta y también quedarse en casa. Esa vez pasaron menos de dos meses para que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la Influenza AH1N1 como pandemia, el 11 de junio de 2009. Hoy vimos que el pasado 11 de marzo hicieron lo mismo con el Covid19.

¿Qué ha pasado? En México ya se superó la cifra de 5 mil contagios y más de 400 muertes. El aislamiento social fue el principio básico declarado pero no se ha llevado con mucho éxito, por ejemplo, los días de Semana Santa en que la gente abarrotó el Mercado de La Viga.

Lee además: Vulnerables, médicos y enfermeras ante covid-19

 

Dentro de las medidas se permitió el home office para reducir la población en movimiento, así como el cierre de actividades no esenciales en todos los niveles: escuelas, gimnasios, estudios de fotografía o fondas. Pero no todo es amable para algunos trabajadores y empresarios.

Mientras otros países neoliberales -esos que Andrés Manuel López Obrador debería voltear a ver esta vez- implementaron medidas y estímulos fiscales en apoyo a todos los empresarios, ya sean multimillonarios o pequeños emprendedores, en México se apuesta por el clientelismo de los programas sociales y apretones de cinturón en las finanzas públicas como parte de la “austeridad republicana”.

Es un error que no es muy complicado de entender; este momento de crisis mundial exige medidas de gasto. No que se condonen los impuestos a las empresas; pero si los negocios están cerrados, ¿cómo van a tener ingresos para solventar sus responsabilidades fiscales? Las Pymes, como sus trabajadores, también suelen vivir al día.

Hoy se trata de resolver y apoyar no solo a las empresas del país, sino salvar miles (o millones a futuro) de empleos y fuentes de ingresos de mexicanos, porque ya se perdieron casi 350 mil plazas de trabajo en tan solo un mes.

También lee: Empresarios y trabajadores a la deriva ante covid-19

 

Esperemos que Andrés Manuel deje de lado las ideologías, porque de eso no comen los mexicanos, sino del trabajo día a día que les da un sueldo. Y la Fase 3 del Covid19 está próxima a declararse

No hay que olvidar que quien genera y paga impuestos son las empresas y que sus trabajadores pueden ir a la calle si no los rescatan, algo que han entendido todos los presidentes del mundo, a excepción de la insoportable necedad de López Obrador que sigue apostando por caprichos innecesarios en este momento, como seguir construyendo su Tren Maya o el Aeropuerto en Santa Lucía.

Comments

comments

Soy un periodista que ha escrito sobre política y negocios. Trabajé en MILENIO Diario, Notimex y colaboré en marcomares.com.mx (Fortuna y Poder). También soy co-fundador de ContraRéplica Diario y fundé Cuestione con otros colegas.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top