Revista Digital

Apuntes de un Centinela: La nueva guerra tecnológica que propone EU

in Opinión by

En estos días, el presidente Donald Trump castigó a Huawei obligándolo a romper relaciones con Google. ¿Tienes uno de sus smartphones? Como consecuencia no tendrás acceso a Android, Gmail, Google Maps y a las actualizaciones de las aplicaciones adquiridas en Google Play.

Pero China –de donde vienen los Huawei– ya respondió a la amenaza del presidente de Estados Unidos. Para entender mejor, la decisión de separar a la empresa de teléfonos y el servicio de búsqueda se dio porque su unión atenta con la seguridad nacional de nuestro país vecino, según Trump.

Aunque, con esto, la norteamericana Apple quizá recupere terreno en las ventas de sus smartphones. En el primer trimestre de 2019 Huawei ocupó el segundo lugar entre los proveedores, solo por detrás de Samsung y por delante de Apple.

Ahora bien, los asiáticos no se quedarían atrás y, según reportó Buzzfeed, ya hay boicots contra Apple en redes sociales como Weibo, un sitio web chino similar a Facebook y casi como Twitter. ¿Qué dicen? Pues que Apple no es lo mejor de la vida y que Huawei ofrece los mejores smartphones para los usuarios.

Y así comienza la nueva guerra tecnológica entre chinos y estadunidenses: Huawei vs. Apple. Todo por culpa de Donald Trump, que parece que ve como amenaza a la seguridad de Estados Unidos todo lo que esté fuera de su país.

Al menos, y anunciado en las últimas horas del lunes, Estados Unidos postergó hasta mediados de agosto la prohibición de exportaciones de tecnología a Huawei, como anunció su Departamento de Comercio.

Esto funcionará para que sus socios tengan tiempo, “y mantengan y respalden las redes y equipos existentes y actualmente en pleno funcionamiento, incluidas las actualizaciones de software”.

Obviamente los chinos son muy astutos y desde hace meses se llenaron de componentes de empresas americanas para soportar el año de castigo que Trump impuso. Huawei inició un plan de contingencia desde hace seis meses. Inteligente, ¿no?

El problema de todo esto es que Huawei fabrica sus propios procesadores, pero varias piezas no son fabricadas por ellos. Por esta razón, sigue dependiendo de las empresas estadunidenses para satisfacer las demandas de la empresa.

Eso sí, de acuerdo con información de Nikkei Asian Review, 60% de las compañías que le dan materiales a Huawei son asiáticas, por lo que puede seguir tranquila unos meses, a pesar del odio de Trump.

¿Quién pierde más en esta guerra tecnológica? Pues los consumidores y, como siempre, gana Donald Trump, al menos por un tiempo.

Moscú-Washington: Arquetípica relación de tensión distención

 

Comments

comments

Reportero, redactor, editor y periodista que ha escrito sobre política, negocios, tecnología, empresas, automotriz, cámaras de comercio y aseguradoras. Trabajé en MILENIO Diario. Ex Editor Web de Notimex. Fui colaborador en marcomares.com.mx (Fortuna y Poder), co-fundador de ContraRéplica Diario.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top