Revista Digital

Apuntes de un Centinela: Un lustro de oportunidades

in Opinión by

“A mi padre, hasta el último instante

A mi madre, los días todos

A Froji, mi casa”.

Un lustro de aprendizaje se lee fácil si recordamos los años que pasaron de preparación para llegar lejos, fuerte y sostenido. En esta ocasión dejo de lado un poco la coyuntura de México y la crítica para hacer una reflexión interna.

El 14 de agosto de 2013 quedará en el relieve del punto donde inicié una carrera profesional que no vislumbraba exitosa y con liderazgo. Nadie suponía que de becario a reportero cinco años pasarían tantas anécdotas, amistades, peligros y reconocimientos.

Un mes antes mi abuelo había fallecido y dedicó muchos años a trabajar en puestos de revistas y periódicos, una coincidencia celestial que rindió frutos.

Aproveché la oportunidad que nadie tomó de aprender de economía, finanzas, negocios, empresas… el sector que mucha gente descarta, pero quiere que le salve la cartera a la brevedad en una emergencia.

Extiendo, por orden de aparición, las gracias a Yeshua Ordaz (firma inolvidable) por enseñarme desde becario la importancia de cada parte en la sección Negocios de Milenio. Continúa mi agradecimiento a Hugo González, en aquel entonces editor del área.

También aprendí mucho desde el inicio con Guadalupe Romero, coeditora desde esos tiempos y hoy al frente de la sección. Mención especial a los amigos que forjé en mi estancia por más de tres años y que han sido importantes.

Avancé en el medio hacia Notimex, agencia de noticias del Estado mexicano, donde incrementé esa labor editorial que no extendí en Milenio. A mis jefas, Sandra y Columba, pese a su severidad me dejaron la enseñanza de contar siempre con una actitud a tope y diplomática.

Quizá en ese ciclo lo más fuerte que viví fue el terremoto del 19 de septiembre que me dejó secuelas emocionales, a la vez que, paradójicamente, me hizo conocer el home office para informar pese a la devastación.

Si México se derrumbó, mi profesionalismo renació en ese momento tan crucial.

En paralelo, debo mencionar la invitación de mi gran amigo Rodrigo Gutiérrez González, que ha creído en las 70 columnas de #ApuntesDeUnCentinela, mismas que se han proyectado alto por la lectura constante que me otorgan ustedes.

No podía escribir estas colaboraciones sin la visión y apoyo de Laura Flores García, porque gracias a su inteligencia, su capacidad creativa, a su sensibilidad y también a su tenacidad, la vida de este escritor ha podido ser, más que la de un autor de razonable éxito, la de una continua ascensión humana.

Aquí he expuesto temáticas interesantes en reportajes y mi sentir de la vida nacional. Es mi casa editorial desde que la vi nacer y la que procuro (a Rorro le debo publicaciones, pero prometo no tardar) nutrir para que levante como merece.

Al ex colaborador de Milenio, Marco Mares, mi reconocimiento a su labor y dedicación a su sitio Fortuna y Poder, donde colaboré hasta julio pasado. Sabemos bien que los medios digitales son exigentes porque los números rigen su éxito.

Todo esto ha pasado en cinco años, a la par de la carrera que terminó con reconocimientos y que en la actualidad me ha dejado satisfecho, pero con ganas de aún más.

No olvido tampoco las sesiones como adjunto con el profesor Jorge Sepúlveda, donde los alumnos aprendieron más con nuestra experiencia en los medios.

Finalmente y no menos importante, doy gracias a la vida por darme la capacidad de entregar estas letras que ustedes hacen importantes. Amo escribir, pero sobre todo, que sea para ustedes. Gracias, FrojiMX, Milenio, Notimex, Fortuna y Poder.

Apuntes de un Centinela: Alianzas extrañas con gente indeseable

Comments

comments

Periodista especializado en Política, Empresas, Automotriz, Tecnología y Seguros. Analizo los múltiples ángulos de los hechos noticiosos y las aristas de la vida nacional. Ex MILENIO Diario, ex Web Content Editor en Notimex y colaboré en "Fortuna y Poder".

ÚLTIMA ENTRADA

El corazón de EPN

Uniendo las dos manos Enrique Peña Nieto intentó formar un corazón para
frojiMX Top