Revista Digital

Cannabis: un frasco de vida y salud para Emili

in Investigación by

Imagine que un día entra a una habitación y ve a su hijo o tal vez a su padre, alguien de la familia, un amigo o un conocido, y mira cómo sus brazos,  sus piernas y la parte superior de su cuerpo comienzan a tener espasmos musculares involuntarios; el cuerpo se sacude rápidamente y sin control, y posteriormente es testigo de cómo el ataque hace que la persona pierda la conciencia.

Así es como generalmente se comporta nuestro cuerpo cuando entra en una crisis convulsiva. Ésta aparece cuando ocurre la aparición súbita de una actividad eléctrica en el cerebro, la cual suelen durar de 30 segundos a 2 minutos, sin embargo, existen casos en los que pueden extenderse hasta 5 minutos.

Algunas cuestiones que pueden causar una convulsión son: un golpe en la cabeza, un accidente, fiebre alta, entre otras. Pero en su mayoría se deben a enfermedades relacionadas con  trastornos epilépticos.

Como el síndrome de Lennox-Gastaut, el cual es considerado como grave, y está asociada con la edad, ya que, se trata de un trastorno que  suele manifestarse en niños. Y unas de sus características principales es que es una enfermedad con alta resistencia a tratamientos farmacológicos y puede ocasionar discapacidad.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, actualmente en todo el mundo por lo menos existen 50 millones de niños que padecen dicha enfermedad.

Y uno de esos casos es el de Emili Zoe, una niña de 4 años originaria de Torreón, Coahuila, quien es la segunda paciente que recibe el permiso para el uso del Cannabidiol, después de Grace Elizalde.

Su historial clínico comienza a partir de los 5 meses de vida cuando comenzó a ser víctima de la convulsiones y fue fuertemente medicada para controlarla.

Emili Zoe Foto: Una Esperanza por Emili

Y aunque la lucha que libra en contra de dicha enfermedad ha sido difícil, ella ha estado acompañada desde el primer día por su madre y sus abuelos, quienes día y noche han estado a su lado para hacer de su vida y de su tratamiento lo menos pesado que se pueda.

La familia de Emili nunca se imaginó que el camino que recorrerían los llevaría a un activismo a favor del cannabis.

Así lo relatan sus abuelos, Miguel Ángel Rivera López y Aracely Gutiérrez, quienes en el marco de la segunda edición de la ExpoWeed 2017, que se realizó en la ciudad de México los pasado 18, 19 y 20 de agosto, relataron en una entrevista para FrojiMX, cómo ha sido estos 4 años en los que ha seguido su tratamiento y cómo surgió la fundación Una Esperanza por Emili.

Foto: Foto: Una Esperanza por Emili

A pesar de que ella comenzó a padecer con las convulsiones a los 5 meses de vida, fue hasta los 2 años y medio cuando fue oficialmente diagnosticada con el síndrome de Lennox-Gastaut.

“Emili comenzó con el tratamiento del Cannabidiol el 6 de enero del 2016, a las 8:00 de la mañana y, a la una de tarde ya se le notaba un cambio, el solo hecho de que balbuceara e identificara la voz de su mamá fue un gran avance, incluso interactuó más con nosotros” asegura Miguel Ángel Rivera López.

Quién al mismo tiempo confiesa que previo a que su nieta entrara al protocolo de investigación del CBD, ellos desconocían mucho sobre el tema, y el único conocimiento que tenían sobre la marihuana, eran los prejuicios y estigmas que con los años se han ido generando alrededor de la planta. Pero afirman han quedado asombrados con los mejoramientos que ha tenido la menor.

Frascos de CBD Foto: Heiji Morimoto

Pues el Lennox-Gastaut hace que los niños sufran de 35 a 40 convulsiones por hora, día y noche, es decir en 24 horas suelen tener más de 800 episodios. Sin embargo, actualmente Miguel Ángel asevera sentirse más optimista gracias al tratamiento de Cannabidiol.

Ya que, “Fue a inicios de enero cuando ella empezó a tomar el medicamento y para a mediados de febrero dejaron de presentarse la convulsiones y, dos semanas después dejó de tener usencias y hasta entonces lleva un año y seis meses sin que sufra un episodio.”

El abuelo de Emili sostiene que la calidad de vida de su nieta ha mejorado, pues cuando antes tomada los medicamentos tradicionales, la mantenían dormida, cuestión que ha quedado en el pasado, pues ahora puede mantenerse mejor conectada con su entorno.

Keppra, Lacosamida y el Valpoatro, eran parte de los medicamentos que mi nieta tomaba, ahora solamente le recetan los dos primeros que son anticonvulsivos pero en dosis más pequeñas, más el Cannabidiol, el cual desde un inicio comenzó a tomar 40 gotitas después de cada comida, y gracias a los avances que ha mantenido por éste medicamento, ahora solamente toma 20 unidades, una en la mañana y otra en la noche.”

Miguel Ángel Rivera López afirma que por Emili es capaz de hacer cualquier cosa, pero manifiesta que nunca se imaginó que en un momento de su vida se iba a ver luchando como activista en el Senado y en la Cámara de Diputados, pidiendo la despenalización del Cannabis.

Emili Zoe y Miguel Ángel Rivera López. Foto: Una Esperanza por Emili

“Como en todos lados, hay legisladores que si apoyan, otros que por ideología, que están en todo su derecho, se niegan, y están otros más que por presión de las bancadas, pues no opinan, pero el monstruo más grande es la ignorancia que impera hoy en día en nuestra sociedad.”

Rivera López espera que para diciembre la Cofepris abra de manera importante el acceso a la marihuana medicinal, ya que, eso beneficiara de forma significativa a su familia y a miles de pacientes en el país, pues conseguir los permisos, más los gastos de compras e importación lo hacen aun más difícil.

De la misma forma espera que la apertura permita que el producto se venda y se produzca en México, o que por lo menos se admita el autocultivo, pues existen muchas personas de escasos recursos que no pueden comprar el medicamento, y eso les permitiría que hicieran sus propios aceites.  

CBD: más allá de la Epilepsia

Emili Zoe no es el único miembro de su familia que actualmente es usuaria del Cannabidiol, pues su abuela Aracely Gutiérrez, se convirtió también el año pasado en la primera paciente con Diabetes en México en usar el fármaco.

La Cofepris le otorgó el permiso para importar el aceite, el cual también dice le ha funcionado de manera eficaz, pues ella padece la enfermedad en un nivel Tipo 2, y actualmente está desahuciada, pues llegó a tener hasta 800 de azúcar.

Aracely Gutierrez y Emili Zoe. Foto: Una Esperanza por Emili

La abuela de Emili revela que fue gracias al señor Raúl Elizalde, papá de Grace Elizalde, quién les informó y ayudó para que fueran pacientes que usan el CBD. “Fue gracias al internet que supimos sobre el caso de Grace, y no pusimos en contacto con su papá, él nos invitó a una conferencias y no asesoró para que mi nieta entrara al protocolo de investigación.”

Y al mismo tiempo asegura que fue ahí que su familia comenzó a estudiar y a saber más acerca de la marihuana, momentos en los que ella llegaba a tomar en un solo día más de 36 medicamentos y de 8 a 10 dosis de insulina.

“Todos esos medicamentos me llegaron a causar efectos secundarios como: la falta de coordinación, mucho sueño y cansancio. Cuestiones que hoy en día han quedado atrás, pues es por CBD ya no tomo medicamentos ni insulina, nada más uso el aceite, lo cual ha mejorado mi calidad de vida en un mil por ciento.”

El Cannabidiol o CBD es uno de los componentes cannabicos que posee la planta, junto con el THC. Elemento que se encuentran presente en un 40% y 60 % respectivamente en la Marihuana de tipo Sativa.

Éste químico contiene propiedades terapéuticas que se pueden aplicar a pacientes de distintas enfermedades:

Epilepsia, Alzheimer, Parkinson, Esclerosis Múltiple, Diabetes, Ansiedad, VIH, Cáncer y asma, son solamente algunas de las enfermedades en la cual se ha demostrado que ayuda a las personas.

A pesar de que en abril pasado en México se aprobó el uso medicinal de la marihuana, será hasta diciembre cuando la Cofepris, dé a conocer las reglas que los médicos y los pacientes deben seguir.

Aracely Gutiérrez segura que hoy en día un frasco de 240 mililitros cuenta 6 mil 500 pesos, el cual puede llegar a durar de 2 a 6 meses dependiendo de las dosis. “Esperamos que más personas saquen su permiso y lo usen, o que para a finales del año ya se pueda comprar en México, pues de ser así su precio se volvería más accesible para todos.”

Miguel Ángel Rivera López y Aracely Gutiérrez confiesan sentirse contentos con toda la “comunidad Cannabica”, pues entre todos se ayudan. Y al mismo tiempo reivindican el apoyo al uso lúdico y recreativo de la marihuana, pues dicen que, la planta por si misma tiene muchos usos, los cuales van desde los cultural, medicinal e industrial. Y exhortan a toda la sociedad a informarse acerca del cannabis, pues un pequeño frasco de CBD les ha traído vida y salud.

 

Comments

comments

Periodista independiente, graduado de la Maestría de Periodismo Político, en La Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha trabajado como reportero y editor web, en medios como: Revista Variopinto, y Revolución 3.0.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top