Revista Digital

Las dudas e inconsistencias del expediente contra Cienfuegos

in Investigación by

El expediente que la DEA entregó a México con las pruebas en contra de Salvador Cienfuegos tiene varias dudas e inconsistencias que podrían ser la clave en la exoneración de la FGR

 

En tres meses, Salvador Cienfuegos fue acusado en Estados Unidos por nexos con el narcotráfico, le retiraron los cargos por intervención de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), lo repatriaron a México con el argumento de que aquí sería investigado y fue exonerado por la Fiscalía General de la República (FGR). 

El rescate realizado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a través del canciller Marcelo Ebrard, de Cienfuegos Zepeda, quien fuera secretario de la Defensa Nacional en el sexenio de Enrique Peña Nieto, y su pronta exoneración provocaron en la opinión pública un sentimiento de impunidad. 

Sin embargo, y sin afirmar -como lo dijo López Obrador- que la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas por inglés) “fabricó” los delitos contra el general, lo cierto es que en el expediente de las autoridades estadounidenses de 751 hojas publicado por la SRE, más la versión reservada casi en su totalidad de la FGR, hay más dudas e inconsistencias que certezas. 

Cienfuegos
CIENFUEGOS, LAS DUDAS. FOTO: MARIO JASSO

LAS PRUEBAS

Sin contar las primeras seis hojas del expediente, que es una carta de Timothy J. Shea, administrador interino de la DEA, a Marcelo Ebrard, el resto del expediente son mensajes, capturas de pantallas e imágenes intercambiadas entre Juan Francisco Patrón Sánchez, “El H-2”, y Daniel Isaac Silva Gárate, “El H-9”, tío y sobrino, respectivamente, pero también jefes de una célula del mermado cártel de los Beltrán Leyva.

Dichas evidencias mostradas en el expediente compartido por la SRE, exponen cómo comienza y se va consolidando la supuesta alianza entre Cienfuegos Zepeda, a quien apodan “El Padrino”, y el llamado “cártel del H-2”..

Sin embargo, en el hilo de mensajes sólo hay dos ocasiones en la que Salvador Cienfuegos es identificado plenamente como el mando militar que ayudará al “cártel del H-2” principalmente con protección a cambio de millonarios sobornos. 

EL H-2
EL H-2, NO HAY IMÁGENES OFICIALES DE EL H-9. FOTO: DEA

La primera ocasión es el 9 de diciembre del 2015, cuando “El H-9” supuestamente se encuentra con “El Padrino” en la colonia Lomas de Chapultepec, en la alcaldía Miguel Hidalgo en la Ciudad de México. 

Primero, Silva Gárate le dice a Patrón Sánchez que verá al “segundo presidente” -al referirse al entonces titular de la Sedena-; luego cuando supuestamente lo ve en su encuentro el sobrino le mensajea al tío: “oiga, este es el señor que sale en la tele”, en referencia a que lo ha visto en eventos oficiales; finalmente “El H-9” lo identifica y se lo hace saber a “El H-2”: “El Padrino me dio el nombre de Salvador Cienfuegos Zepeda”.

La segunda ocasión es el 8 de enero del 2016, cuando se mandan una fotografía de una transmisión de televisión donde se ve a Cienfuegos Zepeda acompañado del entonces titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, donde lo señalan como “El Padrino”. 

CIENFUEGOS
EL «AMIGO» OSORIO CHONG Y «EL PADRINO». FOTO: DEA

LAS INCONSISTENCIAS

El expediente compartido por la SRE no muestra más evidencias que los dichos de “El H-9”, asegurando que el extitular de la Sedena es su socio y capturas de pantalla de supuestos mensajes que Silva Gárate comparte con “El Padrino”. 

En consecuencia hay más inconsistencias, principalmente al asegurar que Cienfuegos es en efecto su hombre, su protector. En dos ocasiones “El H-9” describe físicamente al exsecretario de la Defensa Nacional, pero no parece tratarse de la misma persona.

Durante su primer presunto encuentro, el 9 de diciembre del 2015, Silva Gárate lo describe como un señor “güero, güero”, “ya mayor”, “bien educado, presentable, con uniforme” y con “los cachetes rojos”. Un hombre muy diferente al extitular de la Sedena.

El 24 de noviembre del 2016, “El H-9” describe de nuevo a Cienfuegos como “blanco”, “medio llenito” y “que se pone como tomate cuando se enoja”, los dos únicos rasgos que atina a decir similares al funcionario federal es que es “alto” y “cacarizo”. 

CIENFUEGOS
LAS INCONSISTENCIAS EN EL CASO CIENFUEGOS. FOTO: MARIO JASSO

Incluso Patrón Sánchez también comienza a sospechar que en efecto el famoso “Padrino” al que le ha dado millones de pesos no sea el jefe del Ejército. En los mensajes de ese mismo 24 de noviembre de 2016, le hace saber sus dudas a Silva Gárate. 

“¿Ha visto al Padrino que sale en la TV o a otro señor”, pregunta “El H-2”, “porque me dicen que es un personaje retirado el contacto que tenemos”. “El H-9” le “jura por dios” y por sus hijos que en efecto es el secretario de la Defensa y le dice que lo pone triste que dude de él.

Luego de amenazar con matar a quien le vuelva a decir que su contacto es un militar retirado, “El H-2” se dice más tranquilo de las palabras de “El H-9”. Aunque pocos mensajes más adelante vuelve a dudar: “Lo que sí veo es que estamos más protegidos, más no sé si por Cienfuegos, ya me metieron la duda”. 

Posteriormente, Patrón Sánchez confiesa que la única razón por la que sabe que el entonces titular de la Sedena es su “padrino” es por Silva Gárate: “Usted es el único que puede decirme que sí se vio con Cienfuegos”.

Hay más inconsistencias. Dos cuestiones familiares que abordan “El H-2” y “El H-9” sobre Salvador Cienfuegos Zepeda son falsas. 

CIENFUEGOS
¿CIENFUEGOS ES EL PADRINO? FOTO: MARIO JASSO

En el primer supuesto encuentro entre Silva Gárate y Cienfuegos, del 9 de diciembre del 2015, el narco le dice a Patrón Sánchez que el general lo vio muy joven y que tiene un hijo de su edad. Sin embargo, el extitular de la Sedena tiene cuatro hijas, ningún hombre.

En más de una ocasión, “El H-2” asegura que “El Padrino” es cuñado del hoy gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, e incluso asegura que por eso “lo pusieron directo de gobernador”. Los mensajes son del 24 de noviembre del 2016, poco más de un mes antes que el priista tomara posesión como mandatario sinaloense. 

Otras irregularidades fueron señaladas por el propio Salvador Cienfuegos en su declaración que dio ante la FGR tras ser repatriado de Estados Unidos. 

El primer supuesto encuentro entre “El Padrino” y “El H-9” en Lomas de Chapultepec fue refutado por el general, quien aseguró estuvo ese día con con integrantes del gabinete de Seguridad en Acapulco, Guerrero. 

Una supuesta reunión más se habría dado el 10 de enero del 2015, un día después de la primera, donde Cienfuegos y “El H-9” acordaron verse para jugar golf. Sin embargo, el general ese día tuvo tres eventos desde muy temprano en la Ciudad de México, en Nuevo León y Coahuila, por lo que ese día “no pudo asistir a ningún campo del golf”. 

NARCO
UNA CÉLULA DEL MERMADO CÁRTEL DE LOS BELTRÁN LEYVA, LOS SOCIOS DE CIENFUEGOS. FOTO: DEA

Otro presunto encuentro que tuvo con Silva Gárate el 10 de febrero del 2016, Cienfuegos estuvo en la ceremonia del 101 aniversario de la Fuerza Aérea Mexicana, por lo que no se pudo encontrar con el capo.

En un mensaje Cienfuegos presuntamente pide dinero al cártel porque, dice, se va de vacaciones. El mensaje es del 22 de junio del 2016. Sin embargo, el general en su declaración asegura que cuando fue secretario de la Defensa Nacional, nunca vacacionó. 

En otro mensaje del 8 de agosto del 2016, en que el general avisa a los capos que enviará 300 elementos del Ejército a Nayarit para montar una exposición, “para que no se me asusten”; Cienfuegos responde que durante todo 2016 solo se montaron exposiciones en Piedras Negra, Coahuila; Tlalnepantla, Estado de México; y Hermosillo, Sonora. 

Luego, el 4 de enero del 2017, mensajes acuñados a Cienfuegos señalan sobre un “golpe de estado”, “levantamiento de armas” y “revolución” por parte del Ejército, hecho que claramente nunca sucedió y que el general califica en su declaración como “ridículo”. 

CIENFUEGOS
CASO CIENFUEGOS, MÁS DUDAS QUE CERTEZAS. FOTO: MARIO JASSO

LAS DUDAS

La primera gran duda del expediente que la DEA entregó al gobierno de México es si en efecto se trata de todas las pruebas. 

En la carta que Timothy J. Shea le escribe a Ebrard dice que el anexo son “las pruebas claves que fueron usadas para acusar a Cienfuegos Zepeda”, es decir, los mensajes entre los capos, pero también señala que el decomiso de drogas y las declaraciones de testigos cooperantes son partes de las pruebas ¿dónde están?

El opaco expediente de la FGR no detalla si tuvo acceso a las declaraciones de dichos testigos cooperantes que también señalan a Cienfuegos de nexos con el narcotráfico. O si consiguió interrogarlos. 

En el expediente de la FGR tampoco consta que se haya llamado a declarar a miembros cercanos a Cienfuegos Zepeda cuando estuvo al frente del Ejército, desde otros mandos militares hasta sus iguales en el gabinete e incluso el propio expresidente Enrique Peña Nieto.

Cienfuegos
CIENFUEGOS Y PEÑA. FOTO: MARIO JASSO

La falta de investigación de la FGR, más allá de las pruebas de la DEA, se evidencia en su resolución de no ejercer acción penal contra el general basándose únicamente en la declaración del propio Cienfuegos. 

Otra pregunta alrededor del caso desde que se dieron a conocer las acusaciones contra Cienfuegos Zepeda es por qué siendo un militar de cuatro estrellas, con un buen ingreso y a punto de retirarse, arriesgó todo por aliarse con la célula de un cártel que se encontraba desdibujado desde años atrás en el mapa del narcotráfico.

Por ejemplo, Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública, detenido en Estados Unidos por nexos con el narcotráfico, lo asocian con los Beltrán Leyva cuando estaban en su apogeo y eran aliados del Cártel de Sinaloa, con quien también lo vinculan. 

CIENFUEGOS
¿POR QUÉ NO SE ASOCIÓ CON UN CÁRTEL MÁS GRANDE? FOTO: MARIO JASSO

El exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, y su exfiscal Edgar Veytia, fueron señalados por tener nexos con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el más grande de México, siendo funcionarios de menor nivel que Cienfuegos. Veytia, por cierto sentenciado ya por estos crímenes. 

Las pruebas de la DEA dejan ver que a Cienfuegos presuntamente no les gusta ni el Cártel de Sinaloa, ni el CJNG. En los mensajes que se le atribuyen califica a Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo” como delincuente corriente, mientras que a Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, lo tilda de escoria ¿es suficiente razón?

Una duda más es sobre su declaración patrimonial, ¿la investigarán? En FrojiMX señalamos cómo la fortuna de Cienfuegos creció de forma peculiar como titular de la Sedena, particularmente en su último año.

Su cuenta bancaria creció en meses 8.2 millones de pesos, a la par que compró de contado dos casas, una de 5.3 millones de pesos y la otra de 1.2 millones de pesos, más un auto de 1.6 millones de pesos. Todo en cuestión de meses en 2018.

LOS OTROS FUNCIONARIOS MENCIONADOS

Aparte de Salvador Cienfuegos, más funcionarios fueron mencionados en los mensajes que intercambiaron los capos ¿también habrá investigación contra ellos?

En el primer supuesto encuentro entre Cienfuegos y “El H-9”, este último le dice a “El H-2” que “el que habla con nosotros” es Virgilio Daniel Méndez Bazán a quien califica como “el segundo del Padrino”. 

Méndez Bazán fue subsecretario de la Defensa Nacional de 2012 a 2014, era diputado federal del PRI en ese momento. 

A quien también mencionan en varias ocasiones es a Miguel Ángel Osorio Chong, titular de la Segob con Peña Nieto, a quien le dicen “el amigo” e incluso señalan que “ya no le daremos dinero hasta en 2 o 3 meses”.

En cinco años, FGR no actualiza mapa del narco en México

Como ya se dijo, el gobernador de Sinaloa fue señalado como el cuñado de Cienfuegos, hecho que es falso. Sin embargo, los capos señalan que “no se le ha dado dinero” porque “jamás lo ha pedido”, pero que una vez llegara a la gubernatura “verá si nos da la oportunidad de entrar a Mazatlán”.

En otra conversación, “El H-9” presume que Cienfuegos le presentará a un “almirante”, presuntamente Vidal Francisco Soberón Sanz, quien fuera secretario de Marina de Peña Nieto. No se dice nada más. Cabe mencionar que la Marina fue la que terminó con la vida de “El H-2” en un operativo en Tepic, Nayarit, en febrero del 2017, a los pocos días “El H-9” también fue asesinado.

Finalmente, entre las conversaciones, resalta Eruviel Ávila, entonces gobernador del Estado de México, y del procurador (hoy fiscal) mexiquense, Alejandro Jaime Gómez Sánchez. Patrón Sánchez le dice a Silva Gárate que vaya “a ver al procurador del Estado de México” porque “nos vamos a meter para allá”, y añade: “nos lo está pidiendo Eruviel Ávila”.

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top