Revista Digital

Clubs cannábicos: donde cultivar y sembrar marihuana es libre

in Cultura by

Desde el pasado 20 de abril representantes del Club Cannábico Xochipilli metieron 123 solicitudes de cultivo, cosecha y consumo personal de marihuana ante la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Tramite que fue ingresado en espera de que la dependencia les diera una repuesta negativa, para que al igual que en otras solicitudes anteriores, la asociación pudiera presentar el amparo ante un Juez de Distrito, y así conseguir el permiso.

El Club Cannábico Xochipilli es una asociación que lleva casi 3 años luchado por los derechos de los usuarios de cannabis.

Quienes están afiliados tienen derechos a sus 5 gramos de marihuana que son permitidos por la ley, además de que cuentan con un equipo de abogados especializados en el tema, por si algún miembro es extorsionado o detenido por la policía.

La asociación cuenta también con un doctor que asesora a pacientes de cannabis medicinal, sin ningún costo extra, y son atendidos con un aceite de CBD, el cual es importado desde la ciudad de Praga, en Republica Checa: producido por la empresa CiBiDiUM.  

Aceites de CBD- Foto: Heiji Morimoto/FrojiMX

Los servicios que ofrece el Club Cannábico Xochipilli son cubiertos en las oficinas de la asociación, donde se ofrecen los servicios médicos y de asesoramiento legal. Así como un espacio donde los consumidores pueden estar seguros, y donde también se realizan talleres de autocultivo, de prevención, de asesoría médica, entre otros.

Actualmente cuentan con 2 mil solicitudes de afiliaciones, pero solamente 240 personas han terminado con su registro.

Para quienes quieren forman parte de la asociación, los servicios son englobados a través de 200 pesos mensuales o con una anualidad de 2 mil pesos. Lo que también te da derecho al trámite del permiso de autocultivo ante la Cofepris, y el proceso de amparo ante el poder judicial.

Sin embargo, las 123 solicitudes que fueron agrupadas en 4 solicitudes colectivas ante la Cofepris, no fueron atendidas como los representantes del club cannábico lo esperaban.

Previo al día tan esperado, los representantes del club se reunieron con el comisionado de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios, quien les había asegurado que la dependencia le daría la negativa a la solicitud.

Pero la Cofepris incumplió con lo prometido, debido a que el día 2 de agosto, la dependencia les solicitó un interés jurídico, que sí fue incluido en el oficio, pero fue omitido por la Comisión: los representantes del club especificaron que dicho interés estuvo sustentado en el oficio.

“Interés legítimo contenido y alcance para efectos de la procedencia, tales criterios obviamente no son aplicables al caso que no ocupa en atención que en este caso no estamos presentando un juicio de amparo”.

Hoy 2 de Agosto Club Cannabico Xochipilli se presento a la cita dada por la autoridad sanitaria COFEPRIS para dar respuesta a las solicitudes de cultivo recreativo de marihuana que presentamos Abril pasado. Esto fue lo que paso.XochipilliNews#PorqueParaNosotrosEsCosaSeriahttps://www.facebook.com/XochipilliNews/Club Cannabico XochipilliFacebook https://www.facebook.com/cclubxochipilli/Twitter https://twitter.com/cclubxochipilliInstagram https://www.instagram.com/xochipillicannabclub/?hl=es-la#PorqueParaNosotrosLaPachecaEsCosaSeria

Posted by XochipilliNews on Thursday, August 2, 2018

Las solicitudes volvieron a ser entregadas el pasado 08 de agosto, esperando que la Cofepris accediera a dar negativa. Sin embargo, el 13 de agosto la Comisión volvió a rechazar las solicitudes, esta vez sin dar algún argumento jurídico.

La dependencia aseguró que la respuesta no cumplió con su “entera satisfacción”, es decir, que la Cofepris no accedió a la misma negativa como lo hizo hace algunos años, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aprobó el consumo recreativo de cannabis a algunos miembros de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART)

Por ende, los miembros del Club Cannábico Xochipilli anunciaron que el proceso seguirá, pero a ahora por dos posibles vías: un recurso de revisión ante la misma Cofepris y la Secretaría de Salud, o bien un juicio de nulidad en el tribunal.

Club Cannabico Xochipilli en COFEPRIS

13 de Agosto #ClubCannábicoXochipilli se presento ante #COFEPRIS de nuevo para recibir la segunda respuesta ante el tramite de cultivo recreativo que solicitamos Abril pasado. La semana pasada se presento el Club para presentar el "Interés Jurídico" que nos pidieron con la primera respuesta y el mismo comisionado había acordado dar la negativa para poder seguir con nuestro proceso y para poder pasar ante la suprema corte, pero la autoridad volvió a incumplir lo acordado. Esto es un poco de lo que se vivió hace unas horas.XochipilliNews#PorqueParaNosotrosEsCosaSeria

Posted by Club Cannábico Xochipilli on Monday, August 13, 2018

Clubs cannábicos en España

El objetivo de las solicitudes del Club Cannábico Xochipilli es lograr que el amparo les permita sembrar marihuana para los miembros de la asociación. Lograr algo parecido al modelo de los clubs cannábicos en España, donde se permite el cultivo y la producción de marihuana para los miembros de la asociación. 

En el país europeo los clubs de cannabis son organizaciones no gubernamentales, sin fines de lucro, y están conformados por consumidores de marihuana: el primero en su tipo se abrió en el año 2001 con el Club Catadores de Cannabis de Barcelona.

Para el año 2009 solamente se tenía 14 clubs registrados en toda Cataluña y unos cuantos en todo el país, pero ahora ya hay se cuenta con la parecencia de más de 500.

Dichas asociaciones existen debido a dos garantías constitucionales: el derecho a la intimidad y el derecho a la asociación.

El derecho a la intimad permite a los españoles hacer lo que ellos quieran en privado, incluyendo el consumo de drogas: lo que también permite cultivar marihuana para el uso personal, aunque la ley no especifica las cantidades de producción.

En tanto que el derecho a la asociación permite organizarse en grupos, lo que se relaciona con el derecho a la intimidad: si los ciudadanos quieren juntarse a cultivar o a consumir cannabis en un espacio privado, la ley se los permite.

Aunque en teoría la constitución de España consiente su existencia, en realidad están en una especie de limbo jurídico, ya que, son las autoridades autónomas las que intentan controlarlos: no deben de consumir en espacios públicos, ni estar cerca de las escuelas y hospitales.

Durante años los activistas de cannabis han luchado por cambiar la situación para que el Gobierno central regule los clubs y haya un mayor control y certeza jurídica.

Para crear una cooperativa de cannabis en España, se debe seguir el mismo proceso y cubrir lo mismo estatutos para conformar una asociación. El club debe de ser democrático, transparente y participativo: cada uno de los miembros debe cumplir con sus obligaciones.

Cada cooperativa tiene el compromiso de convocar mínimo a 2 asambleas por año, y se deben de respetar las decisiones que sean tomadas.

Foto: Reproducción

Para pertenecer a una de estas asociaciones debes ser consumidor de cannabis, mayor de edad y ser forzosamente invitado por algún miembro del club; las cooperativas no tienen permitido generar publicidad, pues está considerado como apología del consumo, pero cada grupo debe tener sus propias vías de comunicación a través de un circuito cerrado, donde los socios reciben información y noticias relacionadas con la asociación.

Cada club tiene la libertad de solicitar una cuota a los afiliados, dinero que es utilizado para el cultivo y producción de la marihuana.

Todos los miembros tiene la obligación de informar cuánto cannabis consumen mensualmente, para que la cooperativa la cultive y coseche la marihuana, lo que significa que cada club debe de plantar marihuana solamente bajo demanda.

Las asociaciones trabajan con libros donde llevan el registro del número de consumidores, de cultivos, cosechas y transportación del producto. Información que es constantemente auditada por la policía, por lo que se deben transparentar todos los datos.  

Además de que las cepas cosechadas deben de pasar por un control de calidad que es analizada por las autoridades. Las cooperativas han puesto un limite de consumo para sus miembros de 60 gramos pormes, lo que equivales a 2 gramos de cannabis por día, o 750 gramos al año.

Comments

comments

Periodista independiente, graduado de la Maestría de Periodismo Político, en La Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha trabajado como reportero y editor web, en medios como: Revista Variopinto, y Revolución 3.0.

ÚLTIMA ENTRADA

Ven

Ven, no importa dónde estás, Tampoco cómo esté, Ni siquiera a dónde

Sin ti, sin mí

¿Cómo le haces para vivir sin mi durante tanto tiempo? No es
frojiMX Top