Revista Digital

Columna Rota: Alexandra, uno de los cinco feminicidios en Jalisco que pudo evitarse

in Opinión by

ELLA

Y de repente, todo se apagó,

Las voces se callaron, el dolor se desvaneció,
La neblina se disipó y ahí estaba ella, frente al espejo,

Reconociéndose, reencontrándose perdonándose y volviendo a amarse

Bella, regia, hermosa, como siempre, como antes.
La paz volvió a su corazón y el candor, ternura y belleza de su alma, resurgieron de su interior y volvió a confiar,

¡¡¡Nunca murió!!! Solo se escondió e hibernó

Al fin se liberó y volvió a ser ELLA.

ACM 

Frase tomada del muro de Alexandra Castellanos

 

Teresa Castellanos Méndez habló conmigo hace más de tres semanas. Su voz se escuchaba intranquila, llena de culpa, era el mismo tono que he escuchado cientos de veces en las familias víctimas del feminicidio que adolece este país, donde nada pasa y todo sigue sucediendo.

La mujer quería contarme la falta de interés que las autoridades de Jalisco pusieron en las denuncias que, desde agosto de 2017, había interpuesto Alexandra, su hermana.

Alexandra Castellanos Méndez nació en Guadalajara, Jalisco, el 30 de junio de 1973, era madre de Fernanda y Alejandro.

Alex era una mujer que tuvo que sortear diferentes situaciones familiares. La convivencia con los suyos era muy buena, sobre todo con su madre y su hermana Perla, con quienes ya tenía pensado trabajar para sacar adelante, pero sobre todo para recuperarse ella misma.

Alberto y Alexa se conocieron quince años atrás, se enamoraron o por lo menos Alexandra estaba muy enamorada de él, recuerda Teresa.

“Se fueron a vivir juntos a casa de mi mamá, después compraron su primera casa, ocho años más tarde una más, mis sobrinos no eran hijos de Alberto, sin embargo, los adoptó como suyos, se veían una familia bonita”, relata Tere.  

Y continúa: “Mi hermana estaba plena, había algunas cosas que de repente Ale platicaba de su relación con Alberto, ella era muy reservada. Sí nos llegó a comentar de lo celoso que era, controlador, pero no decía mucho”.

En 2014 se casaron, Ale seguía tan enamorada como el primer momento, era una mujer muy guapa, alegre, reservada. Antes de su boda “la empezamos a ver mal”, detalla Teresa.

Un año antes, en 2013, Alexandra fue diagnosticada con Fibromialgia, una enfermedad que hasta el momento es poco comprendida para quienes no la conocen.

Verónica, una amiga cercana de Alexa, me contó vía telefónica que la raíz de esta dolorosa enfermedad es la violencia que padecen quienes son diagnosticados, “la mayoría de la gente nos hacen sentir inservibles, exageradas, dramáticas, pero nadie se pone a pensar en todo el dolor que padecemos”.

En términos médicos, según lo consultado en la web, la Fibromialgia se trata de una enfermedad crónica caracterizada por dolor músculo-esquelético generalizado y una reducción del umbral del dolor, con aumento de sensibilidad dolorosa a la presión en determinados puntos del cuerpo.

Este dolor se localiza sobre todo en zonas musculares, sin que exista un daño aparente, y el paciente presenta gran sensibilidad a cualquier contacto físico o cambio de temperatura.

La fibromialgia se suele asociar a otros problemas de salud como la mala calidad del sueño, la rigidez matutina, el cansancio, la depresión y la ansiedad, la cefalea, el hábito intestinal irregular, el dolor abdominal difuso, los calambres musculares y la sensación subjetiva de hinchazón.

Verónica está segura que el origen de la enfermedad en Alexa fue la violencia que ejercía en ella Alberto, a quien la familia de Alexa conocía como un buen hombre, amable con todos, sobre todo con su suegra, siempre se preocupaba por ella y por quien lo necesitara, Tere lamenta no haber creído en su hermana.

A principios de 2017, Alexa se dio cuenta que Alberto tenía una relación extramarital, por lo que empezaron a tener muchos problemas. En junio de ese año el hombre se fue de casa. Ale lo extrañaba, ella quería que el recapacitará y regresara, sin embargo, no fue así.

Ella se quedó en su casa, iniciaron los trámites de divorcio por la misma enfermedad de Ale y por los celos de Alberto. Durante esos 15 años que vivieron juntos, la mujer no trabajaba, Alberto empezó a ser violento con ella, más o menos, por agosto. Quería su casa, le dejó de dar dinero, le cortaba la luz, los cables de teléfono, esa fue la relación que desde entonces y hasta diciembre mantuvieron Alberto y Alexa.

A pesar de la enfermedad, Alexandra empezó a tener cambios favorables, señala Teresa, “era como si la enfermedad la hubiera regresado a ser quien era, iba a su grupo de diagnóstico, se empezó a arreglar otra vez como antes, mi hermana siempre fue muy bella, dejo de sufrir por Alberto y tenía planes para que la vida nuevamente le sonriera, de hecho, ya iba a dejarle la casa a su exesposo, quien no dejaba de acosarla, de gritarle, de insultarla cada vez que podía”.

El 28 de noviembre de 2017, la misma Alexandra publicó en su Facebook lo siguiente:

“Esto es muy indignante y muy bajo ayer por la noche recibí el impacto de una bala directamente a mi habitación. Aproximadamente a las 11:20 pm cuando mis hijos y yo estábamos todos en casa pudiendo ocasionar un daño muy lamentable…. Mi vida o la vida de mis hijos está en peligro y es muy triste. Enseguida las autoridades llegaron a mi casa y se levantó la parte correspondiente. Aun así, no dejo de vivir amenazada por una persona la que le regale 15 años de mi vida y no deja de estar amenazando con hackeos a mi cuenta e inventando situaciones que hasta a mí misma me dan asco.

Hasta donde tenemos que llegar para que las autoridades agilicen y se proceda legalmente contra estos delitos de amenazas y acosos cibernéticos y quedarnos con las manos atadas.

¡Por favor ayude me a compartir!, ¡YA BASTA de que las mujeres seamos abusadas y acosadas de esa manera!

¡Temo por mi vida y por la vida de mis hijos y solo una persona es culpable de eso y la hago responsable si algo peor llega a pasar BASTA!”

Hasta aquí la denuncia de Alexandra.

El 5 de diciembre, Alexandra acudió nuevamente a poner la denuncia contra Alberto y Catalina, la nueva pareja de su expareja, ya que ambos la mantenían amenazada.

Nadie le creyó, Teresa detalla que agobiada Alexandra le hizo saber que las autoridades no le creían que sufriera violencia. “Ella siempre estaba arreglada y por el hecho de verla así no creían que fuera violentada por él”.

Nos tienen que ver jodidas para creernos, decía Alexandra a su familia.

Las autoridades de la Fiscalía de Jalisco no investigaron los hechos del 27 de noviembre, cuando acudió aquel 5 de diciembre a poner la denuncia, solo le dieron una orden de protección la cual consistía en que una patrulla diera rondines por la casa de Alexandra.

El 22 de diciembre de 2017, nuevamente Alexandra denunciaba, 23 intentos de hackear su cuenta de Facebook y reiteró la responsabilidad de los hechos a Alberto y a Catalina, nadie hizo nada.

El 24 de diciembre de 2017, en la colonia Jardines de El Zapote, Tlajomulco de Zúñiga, el cuerpo de Alexandra fue encontrado en su auto, asesinada a balazos.

Alberto, Catalina y dos personas más fueron detenidas y vinculados a proceso por el delito de Feminicidio, así lo dieron a conocer medios locales, sin embargo, Teresa, denuncia, “si la Fiscalía le hubiera hecho caso a mi hermana, no la hubieran asesinado, todavía se atrevieron Frida a decirnos que fue responsabilidad de mi hermana, porque no aviso que saldría de su casa”.

El feminicidio de Alexandra se pudo evitar si nuevamente las autoridades hicieran su trabajo, el Gobierno del Estado de Jalisco se jacta públicamente de trabajar para evitar el feminicidio, pero el caso de Alexandra no fue el único del que tuvieron conocimiento durante 2017.

Maribel Ramírez, fue asesinada a machetazos el 6 de marzo de 2017, frente a dos agentes de la policía de Encarnación de Díaz, quienes no intervinieron. Su ex esposo fue detenido.

Alondra Guadalupe Arias, quien ya había denunciado a su esposo por violencia intrafamiliar, fue asesinada dentro de su casa el 10 de marzo de 2017, en Tlajomulco de Zúñiga. El sujeto se encuentra prófugo.

Margarita Domínguez, quien también había denunciado a su exesposo por violencia, fue asesinada a balazos el 28 de agosto de 2017, después de que dejó a su hijo pequeño en la escuela, en Tonalá. Su expareja fue detenido.

El 30 de octubre de 2017, una mujer de identidad reservada fue violada, desollada y dejada a unos metros de la Fiscalía de Guadalajara, el responsable, su ex esposo, fue detenido, la mujer ya había denunciado dos intentos de feminicidio.

Y entonces ¿solo los presuntos son responsables?

febrero 2018

 

Quieres contar una historia de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas.

@FridaGuerrera

fridaguerrera@gmail.com

 

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top