Revista Digital

Columna Rota: Grecia, una mujer pequeña que quiere justicia

in Opinión by

El 20 de junio de 1999 nació Grecia Carola Méndez Cruz, su mami llamó a una partera, la vida llegó físicamente a dicha pequeña en Chahuites Oaxaca.

Grecia era una princesa, una muñeca, así la describe su madre Marbella, desde que ella nació uso zapatitos de estambre, era muy bonita, todos la chuleaban, era una niña cuidada, amada por sus padres.

Marbella emocionada la recuerda siempre “exquisita” (pequeña, delgadita) “No sé qué hice yo para merecer esto” se culpa.

Grecia siempre fue una niña amada, cuidada por sus padres, quienes siempre le enseñaron a defenderse de los hombres que lastiman, que laceran la vida. No medía más de 1.60 metros, quería conocer Cuba, es más ese sería el primer lugar que conocería.

Chahuites Oaxaca es un municipio perteneciente a ese estado, el cual colinda con Chiapas, un pueblo muy pequeño, abrazado por el calor de la costa oaxaqueña, un lugar que hasta hace algunos años era muy seguro: “Todos nos conocíamos, nos saludábamos, sabíamos cerca de quien vivíamos”.

Hoy Chahuites es uno más de los municipios azotados por el trasiego de drogas que lo han hecho parte de los municipios más peligrosos en Oaxaca.

Grecia y Marbella sabían de ese peligro, sin embargo, por no estar relacionadas con el tema no les preocupaba que pudiera pasarles algo malo.

En 2016, Fernando llegó a la vida de Grecia, en ese mismo año ella se fue a Chiapas a estudiar.

“Fernando era un hombre celoso desde un principio, machista. Siempre se sintió galán”.

Fue parte del Comité Ejecutivo de la Sección 22 durante el periodo de Rubén Núñez: “Se sentía abrazado por ellos, decían que era parte importante de la Sección 22”, me hace saber Marbella.

Grecia estaba enamorada, o Marbella no sabe con certeza que sucedió, el padre de la pequeña fue asesinado unos años atrás por caciques de la región: “A veces creo que lo que hizo este individuo fue por venganza”.

El 23 de enero de 2018, Grecia perdió la vida debido a los innumerables golpes que presentaba, el 14 de ese mismo mes y año fue ingresada a un hospital de Arraiga, en Chiapas, cuando un hombre la abandonó, el personal del hospital asegura que era Fernando y que comentó solo iría por su credencial para identificarse. Nunca regresó.

Fernando desde entonces no está localizable, su padre quien fuera presidente municipal de Chahuites dicen le ayudó a salir del estado.

El 30 de enero de 2018, Marbella fue citada en Oaxaca para hablar con el Fiscal General del Estado de Oaxaca, Rubén Vasconcelos, a quien poco le importó el dolor de una madre humilde quien con mucho esfuerzo se trasladó a la Ciudad para su encuentro. “Me dejó en la calle, nunca lo vi”, detalla Marbella.

Fernando hasta la fecha se encuentra sin ser localizado. Grecia solo es recordada por algunas compañeras y amigas de ella. Marbella ahora sola, grita justicia: “Quién se va a apiadar de mí, a quien le va a importar que mi niña, mi bebé tenga justicia”

“Yo no sé si son las influencias del papá de Fernando, quien se pasea tranquilamente por Chahuites, yo no aseguró nada, yo no sé si de verdad van a mandar a alguien a que me asesine, porque me lo han hecho saber, solo sé que no me voy a parar hasta que lo encuentren y se sepa la verdad.  Pido a la sociedad se una a este grito de justicia porque sola, no puedo”.

Grecia con su melena larga se quedó en la inmortalidad de sus fotos publicadas en Facebook. Marbella en esa necesidad de justicia por su hija asesinada. Tú y yo. En sumarnos a su grito de #YABASTA.

Las autoridades de Oaxaca deben darle respuesta, no solo a ella, sino a decenas de mujeres que han sido aniquiladas en ese estado.

Me siento a escribir una vez más, la historia y vida de una mujer asesinada. Hoy el corazón lo tengo roto. No es solo una son decenas de niñas y mujeres dejadas en el olvido de la esperanza. Dejadas en él, ya se les hará justicia. Hoy me siento rota, y sí no son mis hijas, ni mis hermanas de sangre. Pero hoy como todos los días, Quiero dejar de hacer esto que hago. Quiero dejar de gritar en medio de la nada. Quiero que me perdonen cada una de ellas. Porque no hago más que escribir sus historias.

Grecia, Marbella y las mujeres de Oaxaca merecen justicia ¿Tú qué estás haciendo por lograrlo?

PD: El padre de Fernando se comunicó conmigo vía telefónica para hacerme saber que quería réplica, le informe que era su derecho, la réplica nunca llegó, no estamos asegurando nada, las autoridades de Oaxaca deben y tienen que investigar qué pasó con Grecia, el señor también manifestó, que ha puesto una demanda contra Marbella y quien escribe por “difamarlo”.

julio 2018

Quieres contar una historia de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas.

@FridaGuerrera

fridaguerrera@gmail.com

Columna Rota: Rebeca por quienes pocos exigieron justicia

Columna Rota: El Feminicidio Infantil: vergüenza social e institucional

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top