Revista Digital

Ivana Nicole

Columna Rota: Ivana Nicole, perdónanos, sólo tenías tres años

in Opinión by

El 14 de marzo de 2020, un poco antes de las 9:00 horas, un persona me arrobó por twitter para mostrarme una nota difundida por el reportero Isidro Corro sobre el estado de salud de una pequeña de 3 años llamada Ivana Nicole, hospitalizada en el Hospital Regional de Tecámac, en el Estado de México. 

De inmediato me comuniqué con Isidro, quien amablemente me envió su nota completa. En ese momento  me contacte con las autoridades de Ecatepec, particularmente con Sandra Pacheco García, coordinadora del Centro de Justicia para la Mujer (CJM) de ese municipio.

Ella inició las indagatorias para saber cuál era el estatus de la carpeta de investigación, la cual estaba parada, de inmediato, al darle a conocer la situación a la maestra Dilcya Samantha García Espinoza de los Monteros, fiscal central para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género, se ordenó que la carpeta fuera enviada al CJM de Ecatepec.

Quién había dado a conocer la información de la niña por redes sociales fue supuestamente la alcaldesa Mariela Gutiérrez Escalante, aparentemente estaba interviniendo para dar con los responsables de la gravedad de las lesiones que presentaba la pequeña. Sin embargo, no habían hecho nada.

No fueron 80 mil, en la marcha del 8M asistieron tres veces más

Ivana Nicole nació a las 21:40 horas del 12 de febrero de 2017, en el Estado de México, con un chino en la cabeza, recuerda su madre de quien omitiremos su nombre.

Le pusieron Ivana por Iván «El Magnífico», Zar de Rusia en el siglo XVI, por la fuerza que imprimía ese nombre, la misma que la madre de Ivana y su tía veían en la pequeña, aunque fue llamada cariñosamente como «Coco».

La madre de Ivana y Fernando, su padre, nunca vivieron juntos, sin embargo,  cuando la pequeña tenía cuatro meses y medio, ambos llegaron al acuerdo de que la beba se quedará con él, era un buen hombre y un buen padre, fue entonces que Maribel, abuela paterna de la niña, se hizo cargo de la pequeña Ivana Nicole.

Fue en la casa paterna donde Ivana Nicole empezó a crecer, una bebé que estaba rodeada del amor de su abuela, sus tíos. Su mamá acudía a verla cuando descansaba, era  la madre quien daba dinero a Fernando para la manutención de la pequeña. 

Todo cambió a mediados del año 2018 cuando Fernando decidió llevarse a la pequeña con él luego de una discusión con Maribel.

Legalmente la abuela estaba imposibilitada para reclamar a la menor, la única que podía hacerlo era la madre de la niña, ya que ambos registraron a la pequeña y solo la madre podía pelear la custodia de la pequeña. 

Durante año y medio, ninguna de las mujeres supo qué sucedía con la niña, Fernando se negó muchas veces a decirles dónde y con quién vivía.

En Edomex el aborto es más perseguido que el feminicidio

Él se había unido a Yatzareth, una mujer de 29 años, madre de dos pequeños, que vivía en Zumpango, Estado de México, fue dónde empezó el infierno de la pequeña, uno que la madre y abuela de la niña ignoraban. 

«Cuando queríamos hablar con la niña, él nos decía que no estuviéramos chingando, que la niña la estaban bañando o estaba dormida», rara vez lograban hablar con ella.

Cuando la niña era comunicada siempre le ponían el altavoz, «todavía hable con ella el día de su cumpleaños, le pregunté cómo se portaba, la madrastra de inmediato contestó que mal», narra Maribel.

Vecinos cercanos al domicilio en Circuito Villas de Zumpango, en Zumpango, hicieron más de una ocasión denuncias al Sistema Municipal del DIF, pero nunca hicieron nada por atender el llamado de los vecinos, quienes reportaban los golpes, el llanto, las súplicas de la niña al ser lastimada Fernando y Yatzareth, en complicidad de los padres de ella, Jesús y Celsa. 

La niña era dejada en la intemperie en el frío, todos los días era golpeada, buscaba comida en la basura de los vecinos, la violencia fue sistemática durante año y medio la pequeña solo vivió terror, condenación, por algo que nadie se explica.

Caso Fátima: crónica de una liberación anunciada

El 12 de marzo de 2020 fue llevada por su padre al médico, la doctora le hizo saber que la niña tenía un grave estado de infección, pero no solo era una simple infección. 

El 13 de marzo fue ingresada por su padre Fernando al Hospital Regional de Tecámac, la niña presentaba un cuadro de infección llamado septicemia que puede dar lugar a un shock tóxico derivado del Síndrome de Kempe o el síndrome del niño maltratado.

Esta es una forma grave de maltrato infantil consecuencia de violencia doméstica; constituye una entidad pediátrica y médico-legal que se acompaña de daño físico o psicológico inferido a un niño mediante agresiones reiteradas, provocadas por uno o más adultos que están a cargo de la víctima. 

El conocimiento adecuado de los criterios puede ayudar a su identificación por parte del personal médico.  

El 14 de marzo de 2020 fue detonante de un sin fin de historias que conocí en torno a la pequeña, el Centro de Justicia para la Mujer de Ecatepec intervino; Dilcya Samantha García Espinoza de los Monteros, fiscal central para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género del Estado de México, hizo suyo el caso. 

Feminicidio Infantil: El horror de morir siendo niña en México

Carmen Alejandra Lozano Maya, agente del Ministerio Público adscrita a Ecatepec, inició la carpeta de investigación, tuvo en su oficina a Fernando y Yatzareth quienes le rindieron su declaración, y quién los dejó en libertad, a pesar de conocer el estado en el que la niña se encontraba.  

Ese mismo sábado acudí a ver a la pequeña Ivana Nicole. Es imposible describir todas las heridas que la niña presentaba, en la cama 5 del Hospital Regional de Tecámac, la pequeña luchaba por su vida.

Lesiones en brazos, abdomen y piernas; sus dedos fracturados, su piel rota por el frío, un grado de desnutrición altísimo, su carita llena de marcas, moretones, los lóbulos de las orejas arrancados, una herida en el labio vaginal derecho, cicatrices  arriba de las cicatrices.

Tenía heridas de dolor, de desprecio, de odio en contra de una pequeña que solo era una bebé de tres años. 

El domingo a las siete cuarenta de la mañana la pequeña perdió la batalla. 

En la madrugada del 15 de marzo de 2020, Celsa y Jesús, padres de Yatzareth fueron detenidos por cohecho. 

Los hijos de la mujer fueron puestos a disposición del DIF de Zumpango, donde hasta el momento se encuentran albergados.

Fernando y Yatzareth continúan prófugos.

Las sucias entrañas del Poder Judicial

No, la alcaldesa Mariela jamás pisó el hospital, eso sí se dedicó a revictimizar a la pequeña antes y después de su muerte publicando fotos de la niña en el hospital tomadas por la Asesora Jurídica  de DIF, no, no habían hecho nada con la carpeta de investigación en Tecamac hasta que la «activista liosa» (su servidora) se entrometió, jamás intentaron salvar a la niña el DIF Zumpango. 

El corazón duele ante miles de preguntas, el 17 de marzo a las 15:00 horas fue sepultada Ivana Nicole, «la chinita», «coco». La vi viva en el hospital el 14 de marzo, el 16 volví a verla en una pequeña caja blanca rodeada de flores blancas, cuando estuve frente a ella las lágrimas no me dejaron expresar más nada que, perdónanos Nicole. 

Una vez más las autoridades pudieron evitar el asesinato de la pequeña, no les importó hacerlo, la alcaldesa de forma miserable usó el dolor de una pequeña a la que por «humanidad» atendieron, DIF Zumpango pudo evitar la tragedia de la nena, no lo hicieron. 

El 17 de marzo de 2017 el cuerpo de #CalcetitasRojas fue encontrado en medio de un terreno, violada y asesinada, en enero de 2018 hicimos el llamado a no permitir más Lupitas, a tres años de su feminicidio, Ivana Nicole, «la chinita» fue sepultada el 17 de marzo. 

No, aún nos falta entender que debemos hacer mucho para detener el infierno que muchas pequeñas padecen, y sobretodo detenerlo.

Agradecemos a los y las vecinas que reportaron la violencia que sufría Ivana Nicole, reprobamos la omisión de las autoridades de Zumpango, reprochamos el actuar del municipio de Tecámac al tener en sus manos a los perpetradores de la violencia que padecía la niña y dejarlos ir, además de que nos indigna el actuar falto de ética de la alcaldesa al mostrar imágenes de la niña en el hospital.

Su madre hoy, quiere decir lo siguiente: «Una niña súper hermosa, que solo quería jugar y ser amada, en donde estés mi amor descansa en paz, que ya todo pasó, ya todo acabó, coco, coquito de mi vida. Te amo coco».

 

¿Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo, de una mujer víctima de feminicidio o desaparición?, ¿o eres una sobreviviente de una relación violenta o intento de feminicidio? búscanos, ayúdanos a visualizarlas y contar sus historias. Voces de la Ausencia.

@FridaGuerrera

@VocesDLAusencia

fridaguerrera@gmail.com

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top