Revista Digital

Columna Rota: Diana Elizabeth, más allá de una nota roja

in Opinión by

Diana Elizabeth Garduño Martínez nació el 31 de octubre de 1985, es hija de Carmen y Everardo, un matrimonio de 44 años que les ha permitido educar a siete hijos como todos lo hacemos, con aciertos y errores, una familia más en este México que solo busca salir adelante.

Desde que nació Diana Elizabeth fue educada igual que sus hermanos, heredó el fuerte carácter de sus padres y lo reservada, era una niña muy seria desde que era pequeña. «Cuando la gente la veía me decían que ojotes tiene esa niña», recuerda Carmen.

Era muy callada, no hablaba con nadie de la colonia de los Reyes la Paz, a la que hace 22 años llegaron, elegía muy bien a sus amistades.

Peleaba mucho con su hermana menor que a diferencia de ella si hablaba con todo mundo, se querían mucho, rememora Carmen, y ahora sus dos pequeñas están muertas. 

Años atrás la hermana menor de Diana Elizabeth murió en un accidente automovilístico, situación que provocó mucho dolor a toda la familia. 

Diana Elizabeth

Diana Elizabeth era Ingeniera Geóloga por la UNAM, tenía estudios de posgrado en Ciencias de la Tierra, ocupaba el cargo de Tesorera en la Asociación Mexicana de Geólogos Petroleros AC y trabajaba en el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP).

Era una mujer independiente que trabajaba para su bebé, Eliar, de dos años. Hace más de once años conoció a Arturo, seis años después se unió a él, vivieron en casa de los padres de ella tres años, iban a cumplir cinco años juntos. 

Hicieron su casa frente a la casa de Carmen y Everardo, al año de que nació el bebé se mudaron enfrente.

Los padres de Diana Elizabeth no recuerdan que Arturo fuera violento, lo que sí notaban era que su yerno era muy controlador, hacía comentarios machistas sobre las mujeres que estudiaban y trabajaban,  pero nada que les alertara que tuvieran problemas más serios.

El 20 de agosto, recuerda Carmen, habían discutido porque a Diana Elizabeth no le gustaba que Arturo tomara alcohol.

Fiscalía del Edomex pierde tres de cada 10 casos de homicidio

Al día siguiente, Arturo se fue todo el día junto con el pequeño a casa de sus padres, ella estaba trabajando en casa desde la pandemia, por lo que no les pareció extraño que él no estuviera.

Carmen comenta que Diana Elizabeth salió por la noche, regresó aproximadamente como a las  00:15 horas del 22 de agosto. «Todavía vino a la casa, le pregunté si ya había llegado Arturo, el sujeto había llegado a las doce de la noche, no la note alterada o algo raro, se fue a su casa».

Minutos más tarde escuchó un auto, lo que la hizo levantarse y asomarse por la ventana y fue cuando vio a Arturo levantando los brazos en la ventana de su recamara. «Lo primero que pensé fue en mi nieto, que tal vez se había caído o algo le había pasado, me puse los zapatos para salir, al bajar el ya estaba entrado a mi casa y solo me dijo ‘señora vaya a ver a su hija, está muerta’.».

Carmen corrió, uno de sus hijos iban con ella, al entrar a la recamara la vieron en la cuna del bebé. «Eli, qué tienes, qué te sucedió», intentaron reanimarla. Arturo les dijo que ella se había suicidado, en ese momento Carmen lo culpó. «Fue cuando él tomó al bebé y se fue en su moto».

El 23 de agosto recibí la primera solicitud de acompañamiento por parte de algunas de sus primas para difundir la imagen de Arturo,  quien presuntamente fue el que asesinó a Diana Elizabeth.

Diana Elizabeth

Sin embargo, por ética y respeto, no puedo redactar una historia o acompañar a una familia, si no son los padres quienes solicitan el apoyo, así se lo hice saber a las primas, quienes me notificaron que su tía se encontraba muy mal, les pedí que le permitieran enterrarla y que ya con calma ella decidiera si necesitaba o no mi acompañamiento.

Carmen y Everardo pusieron una denuncia por la desaparición del pequeño Eliar, misma que ya estaba compartiéndose en redes sociales con la cédula de búsqueda del niño, por lo que me uní para compartirla en mis redes sociales.

Sin compartir la información de Arturo, ya que la experiencia me ha enseñado que no es lo ideal, pues de inmediato ellos se ponen en alerta y huyen y encontrarlos es mucho más difícil.

Me limité a documentar el feminicidio de Diana Elizabeth, como hago a diario para fundamentar los casos que padecemos en todo el país. 

El 5 de octubre, por medio de Twitter, me contacta una amiga de Diana para hacerme nuevamente la solicitud de apoyar a la familia, ya que ahora se encontraban con la dolosa actitud de uno de los hermanos de Arturo, quien estaba solicitando la custodia del pequeño, le hago saber lo mismo que necesito que sean sus padres quienes me llamen, le doy nuevamente mi celular. Ese mismo día en la noche me contactó Carmen por WhatsApp. 

¿Hay racismo y clasismo en la agenda pro aborto?

A los dos días acudimos a su casa, al llegar de inmediato nos dimos a la tarea de conocernos, de escucharlos. 

Carmen es una mujer que en su rostro es visible el dolor que la muerte de su hija menor le ha causado y que causa más estragos ahora el feminicidio de su hija. Everardo es un hombre fuerte, pero lleno de sufrimiento con una tristeza contenida, con lágrimas que se niegan ambos a derramar. 

Nos mostraron los pocos documentos con los que cuentan, el acta de defunción que claramente señala que Diana Elizabeth no se suicidó, fue estrangulada. 

Al revisar la promoción de la custodia que peleaba la familia del principal sospechoso y quien ya cuenta con una orden de aprehensión, notamos que dolosamente el tío del pequeño, aprovechando el sufrimiento que los padres de la víctima estaban padeciendo, el 30 de agosto solicitó la custodia del pequeño, amparado en que su hermano le había pedido que se quedará con el niño, porque su esposa había muerto. 

Sin dar detalles al juez de cómo es que se había dado la muerte de Diana Elizabeth, el juez llevó a cabo una audiencia el 4 de septiembre, en la que lógicamente no estuvieron Carmen y Everardo, ya que fueron notificados hasta el mero día.

El mapa de las mujeres desaparecidas en Ecatepec

El juez otorgó en ese momento la custodia provisional al tío. En ese mismo momento nos contactamos con Dylcia Samantha García, fiscal para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género, para hacerle la solicitud de apoyo legal a los abuelitos del bebé. 

Buscamos hacer del conocimiento a la Comisionada de Búsqueda del Estado, Sol Salgado Ambros; y a la secretaria de la Mujer de la entidad, María Isabel Sánchez Holguín, para solicitar su apoyo y no permitir que se cometiera una injusticia más en contra de la familia de Diana Elizabeth.

Ellas hicieron saber al juez la situación real del pequeño Eliar y cómo fue que su mamá perdió la vida. Por fortuna el día 12 de octubre el juez otorgó la custodia provisional a Carmen y Everardo. 

Muchos medios de comunicación se unieron para publicar el  cómo fue encontrada Diana Elizabeth, otros tantos sin medir el dolor que se genera en estos casos publicaron la imagen del hallazgo del cuerpo.

Sin embargo, la mayoría siguen de largo, solo dan la «nota» del momento sin darle seguimiento a los casos. Muchos de ellos sin hablar con las víctimas directas o indirectas especulan en torno a los casos, otros tantos como algunas páginas de Facebook que se dicen «medios de comunicación» revicitimizan a las mismas víctimas. 

Los Beltrán Leyva, el cártel del calderonismo; pusieron a García Luna: Lemus

Para Frida Guerrera y las Voces de la Ausencia siempre será y es primordial darle voz a la ausencia, narrar esa historia que pocos ven, acompañar hasta el final a la familia. Por ello les dejamos las palabras que Carmen madre de Eli, redactó para que ustedes la conozcan.

Lo que Diana Elizabeth fue:

Era una niña muy querida, tuvo una infancia feliz, en la escuela era muy aplicada, sacaba puros dieces, tuvo reconocimientos, diplomas, becas desde la primaria y hasta la maestría.

Le gustaba mucho el ejercicio, ejerció su carrera y hasta en su trabajo tenía reconocimientos.  

Era una persona sobresaliente en todos los sentidos, logró ser madre y pudo cumplir algunas de sus metas.

Esta información la doy por las que quisieron dañar su reputación, ella siempre fue una persona sana y con buenos sentimientos, era mi hija y solo quiero justicia. 

Carmen.

Como en cada uno de los casos que integran el extenso conjunto de Voces de la Ausencia, nos unimos al dolor que cada día marca la vida de esta familia. Y exigimos a las autoridades una pronta respuesta para que Eli y su familia alcancen justicia.          

                                                                                                 Octubre 2020                                     

¿Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo, de una mujer víctima de feminicidio o desaparición?, ¿o eres una sobreviviente de una relación violenta o intento de feminicidio?.  Búscanos, ayúdanos a visualizarlas y contar sus historias. Voces de la Ausencia.

@FridaGuerrera

@VocesDLAusencia

fridaguerrera@gmail.com

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top