Revista Digital

Elecciones manchadas por la violencia: 112 políticos asesinados

in Investigación by

El pasado fin de semana comenzó a ser difundido un video captado por las cámaras de seguridad del Auditorio de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), donde se muestra el momento en el que Fernando Purón Johnston, candidato a diputado federal por el PRI, es asesinado con un balazo en el cabeza, por un hombre que lo esperaba afuera del recinto.

Purón Johnston fue agredido en la ciudad de Piedras Negras, Coahuila, mismo municipio que del 2014 al 2017 sirvió como presidente municipal, y ahora buscaba competir por la diputación federal del distrito I.

El candidato del PRI murió en el municipio que es considerado como la tercera ciudad más segura de todo el país, y la primera de todas las entidades fronterizas, según datos del INEGI en su Encuesta Nacional De Seguridad Pública Urbana.

El pasado 02 de junio la regidora con licencia del ayuntamiento de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, y aspirante a concejal por el PRI, Pamela Terán, fue asesinada a bordo de su vehículo.

Por su parte, José Remedios Aguirre Sánchez, candidato de Morena a la Presidencia Municipal de Apaseo el Alto, Guanajuato, fue asesinado el pasado 11 de mayo en el Parque Ecológico, en la calle Valentín Gómez.

Adiel Zermann Miguel, candidato a la alcandía de Tenango del Aire, en el Estado de México también abanderado de Morena-PT-PES, fue encontrado muerto con huellas de tortura y atado de manos en el municipio de Ixtapaluca.

Durante el actual proceso electoral 2017-2018, se ha vuelto una constante el reporte de políticos y candidatos que han sido violentados y asesinados. Una situación que se ha multiplicado en todo el país y que hasta el momento ha dejado más de 400 agresiones.

México cerró el 2017 como el año más violento de los últimos 20 años, una cuestión que se vio reflejada en las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Violencia y corrupción: el México que va a heredar el próximo presidente

Datos que dieron muestra que en todo el 2017 se contabilizaron 28 mil 733 homicidios, teniendo un estimado de 80 asesinatos cometidos por día.

Pero estas cifras poco a poco han sido desplazadas, ya que, el mismo SESNSP ha difundido nuevos elementos que ya señalan que el 2018 será aún más violento o por lo menos así se han visto estos 6 meses.

Un ejemplo de esto fue que, en tan solo el primer mes del 2018, el SESNSP reportó 2 mil 500 personas víctimas de homicidio, es decir, que en promedio 82 persas fueron asesinadas todos los días.

Estimando que por lo menos 7 de cada 10 asesinatos, estos se cometieron con un arma de fuego. En tanto que el Observatorio Nacional Ciudadano está previendo que esté año, la incidencia de homicidios y feminicidios se incremente 6.88% con respecto al 2017.

Una situación que no solamente sigue afectando a la sociedad, sino que como lo hemos visto en este proceso electoral, ya está tocando a la clase política del país.

En lo que muchos han llamado la “elección más importante en la historia de México” no solamente está en juego la silla presidencial, sino también se eligen a 3 mil 400 nuevos representantes de elección popular.

De acuerdo con la consultora Etellekt, en el informe Indicador de Violencia Política en México 2018, a 3 semanas de que se lleven a cabo las elecciones del 01 de julio, se han presentado 400 agresiones contra políticos y candidatos, así como a 112 asesinatos. De los cuales 28 siendo precandidatos y 14 más ya registrados como candidatos.

Aunado a los homicidios, los políticos también han sido víctimas de: intimidaciones y amenazas, atentados contra familiares, secuestros, agresiones físicas, asaltos con violencia y agresiones con armas.

Hasta este 09 de junio, Etellekt ha contabilizado 127 denuncias de amenazas y actos de intimidación en contra de políticos y candidatos. Señalando que el asesinato cometido en contra de Fernando Purón Johnston es el primero que se presenta en contra de un candidato que competía por un puesto federal.

Y es que la violencia generalizada que se vive en México, y que no ha podido ser controlada por el gobierno, esta manchando de rojo el proceso electoral, el cual no solamente será recordado como el “más importante” sino también como el más sangriento.

Pues todos los atentados que se han perpetrado en contra de la clase política, se han presentado en 31 estados y 263 municipios de todo el país, lo cual representa el 10% de todas las alcandías de México.

Siendo Guerrero (con 23 asesinatos), Oaxaca (19), Puebla (13), Veracruz (8), Estados de México (7), Chihuahua (5) y Jalisco (4), los estados que encabezan la lista de entidades donde más atentados se han cometido.

Mientras que, por entidades partidistas, el PRI encabeza la lista con 39 candidatos víctimas de un atentando, seguidos por el PRD con 18, el PAN con 13, en tanto que 6 candidatos Morena, PT, de Usos y Costumbres, e independientes respectivamente, también han sido asesinados.

Una situación que según en palabras del consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Benito Nacif Hernández, no son la “ideales” pero al mismo tiempo asevera que dentro del órgano electoral no se han prendido los focos rojos, “sino una gran preocupación”.

Asimismo, el consejero del INE advierte que, en circunstancias similares en otros procesos electorales, el instituto ya ha podido llevar a cabo los comicios.

“Esta es una de las condiciones mínimas necesarias para poder tener un sistema democrático, donde en libertad y paz se pueda hacer campaña, para que la ciudadanía conozca las distintas propuestas. Es un llamado de atención para todas las autoridades, tanto federales como locales, cuya responsabilidad es garantizar la seguridad”.

El mismo consejero del INE, aceptó que la violencia cometida en contra de la clase política, sí puede incidir en el proceso electoral, pues aseguró que puede desalentar la participación de la ciudadanía y ocasionar incidentes aislados.

Según datos del Atlas de Riesgo Político Electoral, 292 personas han sido víctimas mortales, de los cuales 9 fueron alcaldes electos, 59 alcaldes en funciones, 2 con licencia. 25 eran candidatos y aspirantes, 9 dirigentes partidistas.

Aunado a que 41 han sido periodistas que cubrían las fuentes: corrupción y política, así como 25 líderes sociales. Una cuestión que según ha definido el Atlas de Riesgos como una situación que “debilita al Estado Mexicano.”

PRI: El dinosaurio en peligro de extinción

Comments

comments

Periodista independiente, graduado de la Maestría de Periodismo Político, en La Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha trabajado como reportero y editor web, en medios como: Revista Variopinto, y Revolución 3.0.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top