Revista Digital

Estados Unidos y Corea del Norte: ¿El pasado no tiene que definir el futuro?

in Investigación by

El pasado martes 12 de junio, el presidente estadounidense Donald Trump, y el líder norcoreano Kim Jong-Un, se reunieron finalmente en la llamada “Cumbre de Singapur.”

Teniendo en cuenta los temores reales de hace seis meses de que Estados Unidos y Corea del Norte se dirigieran a una guerra en medio de la retórica amenazante de Trump y las pruebas nucleares de Kim.

Esto ha sido calificado como un logro histórico que no se había tenido antes, y que podría resultar (finalmente) en algo provechoso para ambas naciones.

¿Qué temas se discutieron?

Ambos líderes firmaron un documento que Trump describió como “importante” y “exhaustivo” para concluir sus reuniones en Singapur.

No debe sorprender que uno de los temas principales del documento fuera la cuestión de la desnuclearización, a la cual, Corea del Norte se comprometió a trabajar. Con relación a ello, Trump dijo que las sanciones se mantendrían hasta que las armas nucleares desaparecieran.

Además, ambas naciones prometieron realizar esfuerzos para construir un régimen de paz estable y duradero en la península de Corea.

¿Qué dijo el lenguaje corporal?

El periódico estadounidense “Boston Globe” realizó un análisis al respecto, y en él, la experta Patti Wood afirma que, al presidente Trump le gusta ser el iniciador, que muestra el poder y la fuerza, y que eso se pudo ver en la rapidez con que extiende su brazo.

Wood también dijo que al tocar a Kim sutilmente en el brazo, Trump transmitió su deseo de mostrar dominio, además de que luego continuó tocándolo ligeramente durante su interacción, lo que podría ser normal en Estados Unidos, pero no para el líder norcoreano, explicó posteriormente.

“Eso no es típicamente apropiado en la cultura asiática, pero esa es la norma de Trump. Algunos podrían decir que muestra calidez, pero sus toques son rápidos, acariciando movimientos, lo que muestra poder. Está haciendo algo que sabe que en algún nivel no es estándar ni diplomáticamente apropiado, lo que demuestra dominio” aseveró.

¿Qué podemos esperar?

Cuando comenzaron la reunión, Trump dijo que creía que él y Kim tendrían una relación excelente, ya que las conversaciones que entablaron no resultarían como los intentos de administraciones pasadas.

Kim, por su parte, dijo que el pasado había puesto muchos obstáculos en su camino, pero que habían logrado vencerlos todos y que, por eso, finalmente estaban reunidos.

Por otro lado, Trump dijo que Kim aceptó su invitación para visitar la Casa Blanca, cosa que sin duda es sumamente importante porque esa reunión podría traer cambios significativos para ambas naciones, y por supuesto, la comunidad internacional en general.

Es difícil predecir cuáles serán los próximos cambios que se vivirán, sin embargo, ambos líderes han afirmado que, a pesar de los desafíos que pudieran presentarse, trabajaran conjuntamente para que la relación bilateral se construya en un ambiente de paz y prosperidad, debido a que el pasado no tiene por qué definir el futuro.

Paso a paso: Así sería la guerra nuclear entre EU y Norcorea

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top