Revista Digital

fideicomisos

Adiós fideicomisos, hola huracán Delta (y lo que falta)

in Opinión by

Los fideicomisos, en el significado natural de la palabra, son un acto jurídico, de confianza, en el que una persona entrega a otra la titularidad de unos activos (dinero) para que los administre en beneficio de un tercero (la población).

Eso era lo que existía hasta la noche del martes, cuando la Cámara de Diputados extinguió 109 fideicomisos al aprobar en lo general el dictamen. En esa oportunidad se vio a la oposición reventar la tribuna y forzar un receso tras la interrupción de la discusión.

Aún falta la discusión y aprobación en lo particular, pero siendo Morena la fuerza que domina en el poder Legislativo, es casi un hecho que desaparezcan los fideicomisos, que sirven como apoyos a la comunidad científica, artística, deportiva y para los desastres naturales, como con el Fonden.

Justo cuando discuten en el calor de San Lázaro, el Huracán Delta toca tierra en Quintana Roo. El Fonden aún alcanza a “proteger” al estado porque la desaparición de fideicomisos es en unos días, pero a futuro, ¿qué pasará?

No estamos exentos de desastres naturales en México, o de fenómenos imprevistos como terremotos o incendios forestales. Vaya, los huracanes también han pegado al país (como con los Huracanes “Ingrid” y “Manuel” en 2013) y ese mismo Fonden es el que ha ayudado a reparar los daños. 

Si nos quedamos sin ese fideicomiso, y los demás, el país no va a tener capacidad de soportar las adversidades. Dicen que extinguir estos apoyos permitirían al INSABI entregar a la Secretaría de Hacienda 97 mil millones de pesos contenidos en el Fondo de Salud para el Bienestar, para atender la emergencia por la pandemia del Covid-19. Muy tarde, ya con más de 80 mil mexicanos muertos.

Por cierto, se le ocurrió a Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, descalificar a los medios por solamente informar que hubo un registro de ¡2 mil 789 mexicanos muertos! en 24 horas, que al final dijo no fue en ese tiempo e inventó cualquier cosa para no afrontar su fallida estrategia de contención. Doctor, usted a la medicina y nosotros a la información, por favor.

Chapulineo en el alto nivel

Chapulinear, en política, es saltar de un partido a otro con el afán de olvidarse de sus principios políticos o las encomiendas por las que fueron elegidos. Lo mismo van del PRD al PRI o al PT o al PAN. Eso se empieza a replicar en el alto nivel de la Cuarta Transformación, pero a nivel de gubernaturas.

En los días previos, Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, ya confirmó el interés por la gubernatura de Sonora, con resultados pésimos en la materia y dejando sus labores por caprichos personales.

En ese tenor también se destapó Santiago Nieto, de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que apostará por la gubernatura de Querétaro, pero solo si el presidente López Obrador da el aval. En su caso, ha dado resultados positivos ante las investigaciones que algún día se nos olvidaron. Ojalá siga leal a la UIF, pues Querétaro lo puede esperar un sexenio más.

Comments

comments

Soy un periodista que ha escrito sobre política y negocios. Trabajé en MILENIO Diario, Notimex y fundé Cuestione con otros colegas. Ahora soy reportero en El Heraldo de México.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top