Revista Digital

Guerrero, el estado donde la muerte encontró su casa

in Investigación by

El olor era insoportable, no había parte del lugar donde el hedor no se percatara. En esas condiciones no se podía trabajar, por ello los empleados realizaron un paro de labores para que se solucionara el problema.

La fetidez provenía de varios cuerpos sin vida que se resguardaban en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) en Chilpancingo, Guerrero.

En dicho Semefo, junto al de Acapulco e Iguala, suman 652 cuerpos en donde sólo debe de haber 270 cadáveres.       

Semefo, olor a muerte. Foto: Reproducción

La saturación del 241% hace que los muertos no quepan en las cámaras frigoríficas. Y como no va a ser así, si desde que comenzó la actual administración federal, liderada por Enrique Peña Nieto, en la entidad se registran en promedio entre cinco o seis asesinatos al día.

En un sexenio que busca ser el más violento del que se tenga registro, de los 114 mil 61 homicidios dolosos, casi el 10% sucedieron en Guerrero.

Los asesinados por año en Guerrero.

Cifra similar registrada en los primeros nueve meses del 2017, año que ya ha roto varios records históricos en materia de inseguridad.

Estos datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP) de la Secretaria de Gobernación (Segob) colocan a Guerrero como el estado más violento del país.

Guerrero, donde la muerte ya no cabe. FOTO: JOSÉ I. HERNÁNDEZ /CUARTOSCURO.COM

Acapulco, la capital de la violencia

A las palapas llenas de turistas, los vendedores alegres y los clavadistas que adornan el escenario del paraíso costero de Acapulco, hay que agregarle un elemento cotidiano: la presencia de elementos federales, en particular del Ejército Mexicano.

El reforzamiento de la seguridad en el municipio guerrerense es a causa del alza en la violencia en los últimos años.

Y no está de más pues de los 9 mil 952 homicidios dolosos registrados en Guerrero desde el primero de diciembre de 2012 hasta octubre pasado, el 40% han sucedido en Acapulco, es decir 4 mil 71 asesinatos.

En casi cinco años, en Acapulco suceden en promedio 70 asesinatos al mes, prácticamente dos al día.

La situación en el municipio costero es tal que el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal coloca a Acapulco como la segunda ciudad más violenta del mundo, sólo por detrás de Caracas, en Venezuela.  

En dicha lista, Acapulco aparece en los primeros lugares desde el 2012.

Pese a los focos rojos en la costa guerrerense, el turismo no ha bajado en la zona, por lo menos así lo arroja la Secretaría de Turismo (Sectur), que en sus reportes de actividad hotelera muestran incluso un ligero aumento del 1.3% en el número de cuartos ocupados.   

Acapulco, entre el placer y la violencia. FOTO: BERNANDINO HERNÁNDEZ /CUARTOSCURO.COM

El crimen organizado, el diablo en este infierno

Como en gran parte del país, el crimen organizado es la principal causa de la violencia en Guerrero.

De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), tres cárteles de la droga y cinco células delictivas tienen presencia en Guerrero.

El Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) amplía su presencia en el país, llega a Guerrero, al municipio de José Azueta con la mano de Juan Sánchez Palma, líder del grupo conocido como La Guardia Guerrerense.

La Familia Michoacana tiene presencia en la zona de tierra caliente, en Arcelia, liderada por los hermanos Johnny Hurtado Olascoaga, “El Pez”, y Alfredo Hurtado Olascoaga, “La Fresa”. Famosos por ordenar la ejecución extrajudicial de 10 de 22 personas asesinadas por elementos del Ejército en una bodega en Tlatlaya, Estado de México.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Narcos y feminicidas, los delincuentes más buscados del Edomex

El grupo desertor de La Familia, Guerreros Unidos, se mantienen asentados en Huitzuco, liderados por Walter Alfonso Deloya, “El Medusa” desde prisión.

La presencia de los Beltrán Leyva se da mayormente por sus fracciones, las cuales incluso tienen conflictos entre ellos.

Los Granados, encabezados por los hermanos Rubén y Salvador Granados Vargas, son ubicados particularmente en Tierra Caliente.

Los Rojos, con presencia en Chilpancingo y Ahuacotzingo y liderados por Zenén Nava Sánchez, “El Chaparro”.

En Quechultenango, están Los Ardillos, cuyos mayores líderes son identificados como Celso e Iván Ortega Jiménez.

Cartografía del Narco: así se reparten los cárteles en México

El Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), que controlan las costas y son liderados por Irving Macedo Acevedo.  

A estos habría que agregarle la presencia en Coyuca de Catalán de lo que queda de los Caballeros Templarios, organización detectada por la DEA y liderada por Francisco Maldonado Bustos, apodado “Don José”.

Así como otras organizaciones que han sido detectadas en la zona por autoridades locales y medios de comunicación.

Tal es el caso de Los Tequileros, encabezado por Raybel Jacobo Almonte, “El Tequilero”, asentado en San Miguel Totolapan.

También está el Cártel del Sur, con bastión en Leonardo Bravo y liderado por “El Señor de la I”, identificado como Isaac Navarrete Celis.

Varios de estos sujetos mencionados y otros más son buscados por la PGR, e incluso se pide una recompensa que de los 1.5 a los 3 millones de pesos, esto de acuerdo con el Diario Oficial de la Federación.

Comments

comments

Periodista de tiempo completo. Escritor entre sueños. Cuando no hay que escribir, soy Batman. Baterista de garaje. Ameno y agradable.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top