Revista Digital

huérfanos

Los huérfanos del feminicidio: una esperanza para ellos

in Opinión by

Los huérfanos, las víctimas indirectas de los cientos de feminicidios. Puesto que nunca se hace referencia a ellos cuando, en los informes oficiales, “se les invisibiliza, nadie piensa en ellos”, pese a que representan una cifra altísima.

 

Desde 2016, año en que iniciamos la documentación, investigación y acompañamiento a madres, padres, hijas, hermanas, a familias enteras de mujeres que han sido asesinadas.

Documentar el número de huérfanos que han quedado es muy difícil,  las notas con las que registramos los feminicidios no proporcionan esos sensibles datos. 

Durante 2016 contabilizamos 220 huérfanos menores de 14 años. En 2017 documentamos 220 niñas y niños. En 2018 tenemos registrados 244. En 2019 más de 700 pequeños. Una niñez que ha quedado destrozada por la pérdida de sus madres. 

El pasado 20 de julio, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), el Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), presentaron el Protocolo Nacional de Atención Integral a Niñas, Niños y Adolescentes en condición de Orfandad por Feminicidio (PNNAOF), que busca garantizar el acceso a la justicia a las víctimas.

Por medio de un comunicado, Nadine Gasman, presidenta de  Inmujeres, dio a conocer que únicamente 26 entidades federativas aportaron información relacionada con el estatus de la niñez en orfandad, información que solo permite tener registrados 796 casos de niñas, niños y adolescentes en condición de orfandad por feminicidio, desgraciadamente solo son los reportados en 2019.

Sin embargo, recordemos que las vidas de menores que se han visto afectadas vienen de décadas de abandono, no olvidemos cuando fue que se inició la documentación de este crimen en la década de los noventa en Ciudad Juárez, Chihuahua. 

Columna Rota: Huérfanos, el daño colateral de la violencia feminicida

Ashlye y Yael, son dos pequeños que forman parte de estos niños invisibles, su madre Joseline Vianey, fue asesinada el 6 de julio de 2019. 

Los pequeños aún esperan verla regresar, y día a día los recuerdos van llegando a sus pequeñas mentes con la claridad de que papá tampoco va a regresar porque él fue quien la lastimo. 

Afortunadamente quedaron en manos de sus abuelos, quienes día a día se esfuerzan porque a los pequeños no les falte nada, tristemente ya no tienen la fuerza que tenían cuando fueron padres, las edad, las enfermedades, el dolor de haber perdido a su hija han mermado y la incertidumbre de qué pasará con sus pequeños  si ellos llegaran a faltar los mantiene con una constante inquietud. 

Naty y Sebastián también son víctimas de orfandad por feminicidio, su madre Adriana fue asesinada el 7 de octubre de 2018, en el Estado de México. 

En este caso se quedaron en manos de su abuela Josefina, quien enferma de diabetes tuvo que regresar a trabajar, a vender antojitos en la calle porque su hija era la que ya se encargaba de trabajar y ella de cuidar a los niños. 

Ahora se ha enfrentado a mil obstáculos como lo son su salud, la falta de respuesta  hasta el momento no hay sospechoso del feminicidio de su hija, y en estos tiempos a la pandemia. 

Durante este 2020, más de mil 600 mujeres fueron asesinadas, la mayoría víctimas de feminicidio y las menos como homicidios dolosos, todas documentadas con notas hemerográficas.

Tenemos documentados arriba de 150 pequeños y pequeñas menores de 14 años en situación de orfandad, calculando que casi el 90% de las mujeres asesinadas podrían haber sido madres, estamo hablando de casi 600 huérfanos, solo en lo que va del 2020.

Aplaudimos y esperamos que el Protocolo presentado el pasado 20 de julio sea una herramienta que se utilice a favor y bienestar de las niñas y niños invisibles.

Estas familias se enfrentan a la burocracia de siempre, para poder recibir el apoyo deben poseer la patria y custodia de los pequeños. 

No se está considerando que muchos de estos pequeños tienen otros abuelos o que sus padres (principales sospechosos) al estar sin orden de aprehensión tienen todo el derecho legal sobre ellos.

O cuando los pequeñitos son menores que no acuden al escuela por la edad en algunos estados no se les considera.

Esto muestra que será difícil para muchas de ellas tener acceso a esos apoyos. Hay muchos impedimentos aún para asegurar el futuro de estos y estas niñas. 

Hemos tratado de visualizar el estado de invisibilidad de estos pequeños desde 2016, como ha quedado plasmado en el libro #NiUnaMás, de Editorial Aguilar.  

Esperamos que todos los y las niñas sean contemplados en estos programas y no solo algunos cercanos a las autoridades como suele ocurrir en este país. 

Los niños invisibles: en las huellas del feminicidio

Chemita, hijo de Fanny asesinada el 17 de diciembre de 2017, en Estado de México.

SAPR, hijo de Dulce Lilian Pillado Ramírez asesinada el 01 de agosto de 2019, en Estado de México.

JTHU, hijo de Brenda Urban Solano asesinada el 19 de octubre de 2018, en Estado de México.

IQSM, hija de Angelica Nisharynday Sánchez Medina, asesinada el 06 de agosto de 2019, Encontrada en Hidalgo.

LFAC y LEAC, hijos de Briseida Carreño Maya, asesinada el 10 de noviembre de 2018, en Estado de México.

SJPO, hija de Linda Esmeralda Olguín Chávez, asesinada el 14 de agosto de 2014, en Estado de México.

Emiliano, hijo de Selene del Rocío Jiménez Romero, asesinada el 15 de agosto de 2016, en Nuevo León.

DMHL y JSHL, hijos de Leticia Luna Páramo, asesinada el 06 de julio de 2019, en Estado de México

Mariana, Martín e Isabela, hijos de Emma Gabriela Molina Canto, asesinada el 27 de marzo de 2017, en Yucatán. Ligia Canto, abuela de los niños, sigue siendo amenazada y olvidada por las autoridades federales. 

JDGA, hija de Naela Daniela González Aquino, asesinada el 30 de agosto de 2019, en la Ciudad de México.

Decenas de pequeños y pequeñas que se han mantenido en la obscuridad Institucional, y que solo esperan que sus abuelas y abuelos no les falten jamás.

Muchos otros se encuentran a disposición del DIF de los diferentes estados, en medio la zozobra porque su presente y futuro son inciertos. 

Los menos «afortunados» se encuentran en manos del principal sospechoso del asesinato de sus madres.

«El calvario no tiene fin, asesinan a nuestras hijas, les quitan a sus madres a nuestros pequeños, y además deben aprender a vernos enfrentar a un sistema de justicia indolente, por eso deberían asegurar de por vida a nuestros huérfanos que a nadie importan». Ligia Canto, madre de Emma Gabriela.

                                                                                                              Julio 2020

¿Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo, de una mujer víctima de feminicidio o desaparición?, ¿o eres una sobreviviente de una relación violenta o intento de feminicidio? búscanos, ayúdanos a visualizarlas y contar sus historias. Voces de la Ausencia.

@FridaGuerrera

@VocesDLAusencia

@VocesPerdidas

fridaguerrera@gmail.com

fridaguerrera@hotmail.com

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top