Revista Digital

jesús

Música de protesta: el recorrido de Jesús en los suburbios (American Idiot)

in Cultura/Opinión by

Green Day hizo sus primeros intentos de música protesta en el disco Warning (2000) aunque con una recepción pobre de parte de un público que jamás ha sido punk y que llegaron a ellos durante o después del álbum Dookie (1994).

Los antaños, los alternativos e independientes repudiaban el Green Day multitudinario, escupían en su recuerdo por las calles de Berkley, o se cagaban en sus legendarias participaciones en el Gilman. Se ganaron a pulso el apodo de “vendidos”, pero llegaron a las grandes ligas.

Pero el año 2004 despertó en ellos la misma chispa rebelde de sus primeros trabajos. Claro que la onda cambió un poco: intercambiaron los complejos, problemas de personalidad o la lucha contra la opresión social, cultural y económica de los jóvenes, por la lucha contra el sistema neoliberal de George W. Bush, aunque implementada desde los años de Jimmy Carter, Donald Reagan o George W. Bush padre.

Música de protesta: Yo no voté por ese wey

El disco, entonces, abre con una crítica que más allá de pretender burlarse de su propia idiosincrasia, deja en claro que los culpables del desastre colectivo son las esferas del poder: llámense fuerzas políticas, propietarios de los medios de comunicación, dueños del entretenimiento, empresas depredadoras de la cultura, la salud y la naturaleza, etcétera.

Aún peor, todos juntos protagonizaban una red de propaganda política en pro del conflicto bélico, misma que buscaba justificar sus intervenciones armadas. En gran medida fueron también los culpables de una devastadora guerra en la que murieron miles de soldados norteamericanos, aunados a las decisiones de las cúpulas de la seguridad nacional -desde sus escritorios-, arrastrando con ellos a inocentes.

“Don’t want to be an American idiot, don’t want a nation under the new media, and can you hear the sound of hysteria? The subliminal mind fuck america. Welcome to a new kind of tensión, all across the alienation…”

¿Pero quién es el americano idiota en realidad, quién lo parió, dónde vive, hacia qué dirección lo encaminará su destino? Se llama Jesús, vive en los suburbios de una ciudad que no cree en él. Es hijo del odio, de la guerra y de la paz. Huyó de un hogar problemático, roto, para enfrentarse a la vida. Mantiene una dieta de alcohol, refrescos, cigarros, mariguana y ritalín. Está rodeado de pobreza. Su entretenimiento, su educación y su cultura son la televisión.

Pero el disco también gira en torno a los personajes políticos del momento. En especial de George Bush, quien fue, en gran medida, el antagonista de nuestro Americano Idiota, de nuestro Jesús de los suburbios.

“Sieg Heil to the president Gasman, bombs away is your punishment. Pulverize the Eiffel Tower, who criticize your government. Bang bang, goes the broken glass and kill all the fags that don’t agree. Trials by fire, setting fire is not a way that’s meant for me. Just because, just because, because we’re outlaws, yeah…”

Es el verso que compara las políticas bélicas y actitudes represoras en contra de las minorías o de todo aquel que buscara oponerse a las decisiones, a fin de cuentas, empresariales, de George W. Bush con la propagandística Alemana Nazi de Hitler.

Nuestro Jesús of suburbia se topa entonces con un mundo post guerra en la que camina solitario por el concreto, las calles o el cielo que alguna vez llamó “casa”, un sitio que más allá de ser la tierra prometida que se comulga por todo el mundo, se convirtió en un bulevar de sueños rotos.

El sólo es capaz de sentir lástima por la gente que murió en la zona del conflicto y que regresan como una estadística más, sin nombre, dentro de una caja, envueltos en la bandera de las barras, de las estrellas.

Música de protesta: Tras el covid-19 (Simio pandémico/pandemia y circo)

“El principio del resto de nuestra vida y nosotros de vacaciones”, se dice mientras fantasea que gente sueñe con un mundo mejor, que se den cuenta de la sarta de mentiras que les clavan desde arriba, muy arriba, que tomen todo, que se apropien de todo, que enfrenten su destino.

Es también un mundo que le muestra realidad, donde se da cuenta que no existen las personas como él, o más bien, nadie decide convertirse en ello, nadie quiere esperar toda su vida sentados y de brazos cruzados a que alguien por fin los note, les cambie la vida.

“Jesús Of Suburbia is a lie, are we we are are we we are the waitings unknow”.

Pero pronto descubre que no esta solo, aún. Por algún rincón del bulevar aparece San Jimmy. Hijo de la prostitución y Edgar Allan Poe. Un asesino juvenil que arrebata vidas por diversión, inspirado en el culto a la violencia de la TV. St creció bajo el halo de las luces, en la oscuridad, olvidado. Ahora culpa de todo a la guerra, al temor que infringen las cúpulas entre la gente.

Agazapado, acostumbrado a evadir la realidad entre drogas, se atraviesa en su camino una mujer sin apodo. Es la otra cara de la moneda. Ella no se ha dado por vencida, es una rebelde, es peligrosa, vigilante y revolucionaria. “Es el símbolo de la resistencia”, es fuerza para seguir de pie. Es un nuevo comienzo.

Él entonces adopta la postura del tipo duro, pero pronto se da cuenta de que ambos utilizan una máscara, se hacen los problemáticos y los vivillos, pero están rotos. De noche sufren hasta quedarse dormidos.

Normal.

“Entre los rotos nos reconocemos fácilmente, nos atraemos y repelemos en igual medida. Conformamos un gremio triste y derrotado”, escribió Alaíde Ventura en su libro Entre los rotos (2019).

Luego muere St. Jimmy, se suicida en realidad, lo que podría ser una apología al cambio de personalidad y modus vivendi de Jesús; lo mismo pasa con Whatsername, quien lo abandona, cansada de la vida que llevaban juntos y jamás vuelve a saber de ella, tal vez una apología de eso que la gente llama “madurar”, pero en realidad significa vender tus ideales al mejor postor.

Probablemente nuestro protagonista decidió recluirse a sí mismo en una vida donde intercambia su tiempo y esfuerza por uno que otro centavo, donde se siente terriblemente solo, inútil para la sociedad, estúpido. Un Idiota Americano que ve la televisión hasta quedarse dormido y toma 10 tasas de café por la mañana.

Y afuera, el mundo está vuelto loco tras los atentados terroristas del 9/11, pero el no.

Jesús, en una de sus tantas crisis existenciales, sufre el abandono de su amada y al darse cuenta de que así será, probablemente para toda la vida, decide regresar a casa, con su madre, para iniciar de cero, para tratar de olvidarla.

Música de protesta: “La generación de cristal”

Sin embargo, a pesar de romper esas fotos, quemar esas cartas, no deja de torturarse con el paradero de una mujer que vive en su memoria, por lo menos en imágenes, pues nunca pudo recordar su nombre.

Pero echando la mirada incisiva en el retrovisor, reflexiona que jamás podrá dejar atrás a su amada, ni a los tiempos jodidos que le tocó enfrentar.

Sin duda un álbum que refleja en sentir latinoamericano de la juventud en abandono. Un puñado de canciones que retratan a los olvidados, a quienes intentan sobrevivir bajo el yugo del neoriberalismo sin los privilegios, a las minorías, los migrantes, los afroamericanos, y un muy largo etcétera.

Musicalmente hay mucho más que punk rock. Son temas compuestos a partir de la experimentación, por lo que podrás escuchar hard rock, un poco de punk rock, mucho de rock n roll, baladas y hasta un poco de pop rock.

Algunas incluso destacan por la complejidad de Tré a bordo de los tambores, además de una tremenda orquestación con teclados y mucho más guitarras que Billie Joe Armstrong en solitario, haciendo que los integrantes crezcan durante sus presentaciones en vivo (en el disco pasado ya habían añadido un guitarrista principal nuevo).

Lamentablemente no hubo mayor impacto a pesar de la tremenda fuerza que hay detrás de sus mensajes. Quedó en el anecdotario por la comercialización masiva del mismo (un producto más que consumir) y la etiqueta de “vendidos” que jamás podrán quitarse de encima o el bloqueo del punk callejero, underground, Do It Yourself.

 

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top