Revista Digital

Joe Biden, lo que se viene

in Investigación by

Tras varios días de incertidumbre, el candidato demócrata Joe Biden se ha convertido en el virtual presidente electo de los Estados Unidos.

Esta situación ha despertado un sinfín de comentarios, dudas y predicciones en lo que se refiere al futuro de la nación norteamericana, particularmente por lo controvertido que ha resultado el proceso electoral y más aún con las declaraciones del aún presidente Donald Trump. 

No obstante, hay ciertas cosas que ya se han puesto sobre la mesa y esto nos permite generar una idea de lo que podremos ver durante los próximos cuatro años.

¿Quién es Joe Biden?

Joe Biden lleva cerca de 47 años involucrado en la política estadounidense. 

Su carrera comenzó en 1973, tras conseguir un escaño en el Senado por el estado de Delaware y llegó a su cúspide -antes de ser el próximo presidente de Estados Unidos- cuando fue el vicepresidente de Barack Obama.

Biden

Durante sus años como senador estuvo involucrado en diversas decisiones que resultaron favorables a largo plazo (como su liderazgo en la Ley de Violencia contra las Mujeres y su trabajo en la regulación de armas) pero también otras que fueron sumamente polémicas (como el respaldo de la invasión a Afganistán en 2001 y la decisión de enviar tropas a Irak en 2003).

Covid-19

Joe Biden ha dejado claro que una de las prioridades de su gobierno será “la batalla contra el Covid-19” que como sabemos ha golpeado duro a Estados Unidos. 

Para ello ha señalado que constituirá un grupo de expertos que ayudarán a controlar la propagación del virus a través de diferentes medidas.

Covid-19
FOTO: NACHO RUIZ/CUARTOSCURO.COM

Sumado a lo anterior, tenemos que Biden buscará también el restablecimiento de la relación con la Organización Mundial de la Salud (OMS) de la que Trump se retiró hace algunos meses. 

Además, en uno de sus discursos, llegó a mencionar que una vez que se tuviera una vacuna segura y efectiva tendría que ser gratuita para todos sin importar que se tuviera seguro o no.

Medio ambiente 

Sin duda lo más sobresaliente es la promesa que Joe Biden ha hecho sobre regresar al Acuerdo de París que lucha contra el cambio climático, lo que nos permite pensar que el tema medioambiental será sumamente importante durante su gobierno.

Migración

A diferencia de Trump, Joe Biden ha mantenido una postura mucho más “amigable” en lo que se refiere a la migración, incluso ha dicho que planea reanudar las políticas de asilo y refugio a la par que pretende terminar con la separación de las familias y la detención de niños por tiempo indefinido. 

Además, a esto debemos sumarle su postura respecto a las prohibiciones de viaje ya que ha afirmado que se anularán los vetos migratorios que había implementado Trump a países de mayoría musulmana como Libia, Siria, Somalia, Irán, etc.

Migrantes
FOTO: RODRIGO GUTIÉRREZ

Por otro lado, también ha dicho que se restablecerá el programa de “Acción Diferida para los Llegados de la Infancia” (DACA, por sus siglas en inglés) que otorga estatus migratorio a los inmigrantes indocumentados que ingresaron a Estados Unidos cuando eran niños (dreamers).

De implementarse todo esto estaríamos hablando de una reforma migratoria sumamente significativa y trascendental que podría ayudar a los miles de migrantes indocumentados que actualmente se encuentran en Estados Unidos porque además se ha propuesto la modernización de todo el sistema de tal forma que a largo plazo pueda existir una vía hacia la residencia permanente y ciudadanía.

Relaciones bilaterales

Joe Biden ha señalado en múltiples ocasiones que uno de sus objetivos sería rehacer las relaciones norteamericanas que durante el gobierno de Trump se han visto afectadas. No obstante, es posible que en algunas ocasiones no podamos observar cambios realmente significativos.

Tenemos en primer lugar el caso de Europa donde los líderes ya han reconocido su triunfo electoral a la par que esperan que las relaciones se desenvuelvan de la mejor manera. 

Al respecto Biden ha hecho énfasis que pondrá marcha atrás a varias de las decisiones que implementó Trump y que para la relación con Europa podrían resultar decisivas y de especial importancia, tal es el caso de lo que se señalaba con anterioridad con el acuerdo de París y que se suma a la posible resurrección del tratado nuclear con Irán. 

Posteriormente tenemos a Latinoamérica donde podemos destacar el tema migratorio ya que Biden ha propuesto una ayuda económica que permita combatir de lleno las causas que producen la migración y con ello incentivar la inversión pública y la generación de empleos, lo que tiene especial importancia ya que actualmente la región se ha visto sumamente afectada por la pandemia. 

El T-MEC: ¿libre de extorsiones en la era Biden?

Aunado a ello tenemos que posiblemente se producirán algunas modificaciones en las actitudes que el gobierno de Trump había mantenido con ciertas naciones de la región, particularmente con Cuba donde Biden ha planteado la posibilidad de retomar la postura que se mantuvo durante los últimos años del gobierno de Obama donde se comenzó con el proceso de reapertura económica y diplomática con la isla.

De igual forma tenemos el caso de Venezuela donde Biden ha señalado que ve a Nicolás Maduro como un dictador, lo que nos deja ver que difícilmente se producirá un cambio importante en la manera en que se ha estado gestando la relación bilateral. 

No obstante, puede que su actuar sea mucho menos estricto actuando como una especie de agente “conciliador” que aparentemente permita restablecer la democracia en la nación venezolana. 

Finalmente tenemos a China, país con el que en los últimos años se ha mantenido una guerra comercial que se suma a las declaraciones desafortunadas que ha realizado Trump en lo que se refiere a la pandemia del Covid-19. 

En esto podría esperarse que Biden mantenga una orientación similar a la que se tuvo durante el gobierno de Obama, no obstante el panorama se ve poco alentador debido al punto en el que se encuentra la relación hoy en día donde realmente resulta complicado retroceder; es posible que en algún punto se desarrolle un diálogo que reduzca de alguna manera las tensiones existentes pero difícilmente veremos un cambio significativo, principalmente porque Biden no parece tener mucho interés en que esto se produzca de otra forma.

Joe Biden
FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM

México y Biden

En 2016, Joe Biden viajó a México como vicepresidente y en ese entonces se disculpó por los comentarios racistas y ofensivos que se estaban gestando en contra de los mexicanos durante la campaña presidencial de ese año; aunado a ello hemos visto que en diferentes ocasiones se ha mostrado con una postura mucho más “humana” en lo que se refiere a las políticas migratorias, lo que aparentemente podría reducir las tensiones fronterizas que se agravaron durante el gobierno de Trump. 

Sin embargo, la negativa del presidente Andrés Manuel López Obrador a emitir alguna felicitación a Biden por su prácticamente triunfo electoral, aunado a la controvertida visita que realizó al presidente Trump hace algunos meses donde mostró una aparente simpatía por su gobierno y sus políticas, han puesto en tela de juicio el futuro de la relación.

Lo cierto es que aún no puede darse nada por sentado, el hecho de que Biden aparentemente sea mucho más “recatado” que Trump no garantiza que la relación bilateral vaya a resultar benéfica o exitosa. 

Históricamente la asimetría de poderes ha colocado a México en una posición complicada donde se ve “limitado” en lo que se refiere a la defensa de su interés nacional, lo que nos lleva a que en múltiples ocasiones se vea más bien una postura de subordinación que de cooperación con la nación norteamericana.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos

Hasta el momento es claro que Biden realizará ciertos ajustes a las políticas que había estado implementado Trump, particularmente en lo que se refiere a migración. Tendrá que revisarse de qué manera se trabajará con él durante los próximos cuatro años.

A manera de conclusión tenemos que Estados Unidos es un país claramente dividido y esta división se ha manifestado de múltiples formas al paso de los años por lo que no es de extrañar que la diversidad muchas veces se traduzca en enfrentamientos a nivel gubernamental o incluso entre los mismos ciudadanos. 

Tanto Biden como Trump dejaron claro lo que pretendían hacer durante su gobierno, sin embargo, hay cosas que difícilmente cambiarán. 

La nación norteamericana seguirá jugando un papel hegemónico que sin duda tendrá que defenderse, habrá que ver de qué manera se hará ahora.

Comments

comments

Internacionalista por la FES Acatlán UNAM| Baterista y Artista de Haram| Creo en la cultura como instrumento transformador de las sociedades.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top