Revista Digital

Karen Briseida

Columna Rota: Karen Briseida, ocho años sin justicia

in Opinión by

Karen Briseida nació el 23 de abril de 1998, la tercera hermana de cinco de la familia que crearon Isabel Cruz Escamilla y Reyes Astorga Cruz. Una niña activa, cariñosa, que sabía lo que quería, estudiosa. 

A pesar de estar separados desde hace algunos años como pareja, Isabel y Reyes siempre se mantienen en contacto, tienen una relación sana por sus hijos. 

Karen Briseida estudiaba la secundaria, soñaba con ser maestra normalista como su papá, quería enseñar a los niños de su comunidad a leer, a que amaran aprender y que le tomaran gusto a la escuela, ese gusto que ella sentía por el aprendizaje. 

La joven, sin embargo, tenía un acosador. Se llamaba Marcos y lo apodaban “El bombón”. Karen Briseida le hizo saber a sus padres que el sujeto de 18 años la molestaba, incluso Reyes le comentó que iría a reclamarle, pero la niña le dijo que no, que seguramente dejaría de hacerlo. 

Fiscalía del Edomex pierde tres de cada 10 casos de homicidio

«Yo no lo conocía, solo lo veía como vecino. El sujeto ya tenía una relación, aún así acosaba a la niña, no teníamos convivencia con su familia, siempre tratamos de respetar, porque esa es nuestra cultura, respetar a las personas. Nunca me imaginé que fichitas hay en esa familia», me hace saber Reyes. 

El 19 de abril 2012, a las 19:30 horas, al dirigirse a su domicilio, Karen Briseida fue seguida por Marcos, Isabel se la encontró cuando iba a comprar pan, le entregó la llave de la casa para que pudiera entrar, unos metros adelante observó el auto de Marcos entrar a la calle de terracería que conduce a su domicilio, «jamás me imaginé que fuera detrás de ella, de saberlo me habría regresado con ella a la casa».

Veinte minutos después, Isabel llegó a su casa y al preguntarle a su hijo más pequeño dónde estaba Karen Briseida, el niño le hizo saber que no había llegado. 

En ese momento Isabel, le informó a su hijo mayor Iván que no estaba la niña, le notificaron a Reyes y entonces todos los vecinos se solidarizaron con ellos para buscarla. 

Karen Briseida
MARCOS, EL ACOSADOR DE KAREN. FOTO: ESPECIAL

Llamaron a la presidencia, se apoyaron en la patrulla de la localidad para poder dar con Karen Briseida, los padres de la niña fueron al domicilio de Marcos a preguntar por la niña, ya habían pasado tres horas, el sujeto a las 22:00 horas estaba lavando su coche, le preguntaron por ella, el sujeto no contestó.  

A la presidencia llegó una llamada anónima informando que a unos 500 metros de la casa de Karen Briseida, en unos sembradíos, había un montón de tierra, que fueran a ver si no encontraban algo.

Reyes volvió a confrontar al individuo luego de la llamada, en ese momento los vecinos empezaron a gritar que ahí estaba la niña, semisepultada, se vislumbraba su pierna y la calceta blanca.

Las autoridades locales se negaron a apoyar a la familia, aún cuando ya les habían notificado que ahí estaba el cuerpo de Karen Briseida. 

Iván, el hermano de Karen Briseida, le reclamó a los policías municipales, quienes les hicieron saber que debían pasar 72 horas para reportar la desaparición, «si me hubieras hecho caso la habríamos encontrado viva».

En Edomex el aborto es más perseguido que el feminicidio

Luego de encontrar a la niña, la policía de investigación ubicó la fascia del auto que manejaba Marcos a unos metros del lugar del hallazgo, además hallaron un zapato y cabello de la pequeña dentro del vehículo, pero el sujeto ya se había dado a la fuga.

En ese año, «la señorita Laura», en Laura en America, acudió al domicilio de la familia de Karen Briseida, realizó un sin fin de programas supuestamente «ayudando» a la familia, a la que visitó una sola vez y a la cual les hizo saber «estaría pendiente de la investigación». Eso jamás pasó.

Pasaron ocho años, «jamás volvió esa señora que solo subió su rating pero que no hizo nada por ayudarnos, solo usar nuestro dolor», comenta Isabel.

Ocho años pasaron para que el pasado 13 de octubre de 2020, el colaborador de Voces de la Ausencia y quien se encarga de investigar, dio con el paradero de Marcos, lo ubicó e hizo saber a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México en dónde se encontraba para que fuera detenido.

El acompañamiento de las familias víctimas de un asesinato tan cruento como el feminicidio, no solo tiene que ver con «cubrir» la nota en el momento o hacer del dolor un show como Laura Bozzo y otras más han realizado durante años.

¿Hay racismo y clasismo en la agenda pro aborto?

Acompañar implica abrazar, escuchar, acercar apoyo legal de las mismas instancias gubernamentales que para eso están. Los medios de comunicación, incluidos los «talk show», deben de mantener como prioridad el impacto que sus acciones van a generar en una familia y prevenirlas.

El mal manejo de la información y peor aún el espectáculo del infierno solo generan revictimización en quienes quedan en medio de un mar de culpas, impotencia y desolación, las familias.

Hoy Marcos está detenido y vinculado a proceso, la fiscalía de feminicidios de la entidad tiene el caso en sus manos, de dicha unidad depende que esté «presunto asesino» sea castigado, hoy la incertidumbre avasalla una vez más a esta familia, porque deben acercar las pruebas suficientes para que Marcos, sea castigado. Sí ellos, los familiares.

El lugar donde vive la familia de Karen Briseida es uno de esos lugares que todavía permiten observar grandes sembradíos, hombres montados a caballo cuidando a sus borregos. 

El azul de sus cielos ocultó durante ocho años el terrible feminicidio, hoy en ese sembradío se encuentra una cruz rosa con el nombre de Karen Briseida, para que jamás olvide esa comunidad que una niña salió de la secundaria, (Escuela Federalizada José Vasconcelos #64 de Coyotepec, Estado de México) y que era acosada por un sujeto, fue asesinada en medio de un camino que a diario lugareños de Coyotepec recorren, la cruz de Karen Briseida está rodeada por las rocas manchadas de su sangre que la fiscalía omitió levantar como evidencia.

Karen Briseida
LA CRUZ DE KAREN. FOTO: ESPECIAL.

Voces de la Ausencia abrazan desde hace unos meses a esta familia olvidada en la vertiente de dolor que a diario azota a familias que nunca imaginaron pertenecer a ese núcleo de dolor, familias que jamás creyeron en que la justicia un día llegaría y a la cual acompañaran hasta el final, hasta que se logre la justicia para su pequeña, porque cuando hay justicia para una aunque sea tardía, les da esperanza de que la habrá para todas.

Noviembre 2020 

¿Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo, de una mujer víctima de feminicidio o desaparición?, ¿o eres una sobreviviente de una relación violenta o intento de feminicidio?.  Búscanos, ayúdanos a visualizarlas y contar sus historias. Voces de la Ausencia.

@FridaGuerrera

@VocesDLAusencia

fridaguerrera@gmail.com

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top