Revista Digital

La barrera de la desigualdad en México

in Investigación by

Hablar de desigualdad en México, es un tema recurrente. Desde nuestra experiencia diaria en las calles, hasta las cifras oficiales y organismos nacionales e internacionales nos advierten de esta condición en el país.

Y recientemente Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio cuenta de ello.

El concepto de desigualdad, de acuerdo a Naciones Unidas, refiere a la discrepancia de acceso a servicios educativos, sanitarios y a ingresos y bienes productivos de la población en y entre los países. Así como al inequitativo reparto de los ingresos entre distintos sectores de la misma.

Este rostro fue plasmado una vez más, según las cifras que dio a conocer este 28 de agosto el INEGI y cuyo balance data al año 2016. Éstas nos reflejan una disparidad en los ingresos de los mexicanos, la cual es de 21 veces entre los hogares más ricos respecto a los más vulnerables.

Fotografía en el Bordo de Xochiaca, de Marcos Betanzos

La Encuesta Nacional de Ingresos de los Hogares (ENIGH) 2016, nos habla de esta diferencia. Los ingresos promedio del decil X, es decir, aquel en el que se ubica a las familias con menores ingresos menores, es de 91 pesos diarios. En contraparte, el decil I, el de mayores ingresos, y ubicado al extremo, es de mil 876 pesos por día.

El decil X, percibe 8 mil 166 pesos en promedio por trimestre, lo que equivale a 2 mil 722 pesos al mes por familia; y el decil I, dijo al INEGI que recibe 168 mil 855 pesos por este mismo periodo, unos 56 mil 285 pesos al mes.

El INEGI detalló que en el México hay 33.5 millones de hogares, los cuales tiene en promedio 3.7 integrantes. De esta cifra, al menos un integrante es menor de 15 años de edad; y 2.38 integrantes se ubica en un rango de edad de entre 15 y 64 años. Y aproximadamente 2.45 conformantes de estos hogares, son receptores de alguna fuente de ingreso.

Diferencia de ingresos en México, con base en ENIGH 2016. Cuadro: México ¿Cómo Vamos?

Esta información se obtuvo de una muestra de 82 mil 718 hogares en el país, tanto en el ámbito urbano como rural. Y los datos se recopilaron del 21 de agosto al 28 de noviembre de 2016.

Además, cabe señalar que el propio INEGI, en voz de su Presidente, Julio Alfonso Santaella, explicó sobre ciertas características que se encuentran al levantar estos ejercicios de opinión, en el que describe que los encuestados pueden no responder cabalmente sobre sus ingresos totales. 

“En los que tienen menores índices de ingresos puede haber temor por la pérdida de algunos programas sociales, y en los que tienen mayores puede haber miedo por una situación de fiscalización por la autoridad tributaria”, comentó el Presidente de la Junta de Gobierno del INEGI.

A su vez, con base en lo recabado, se calculó como factor clave  que el 30% de los hogares con mayores ingresos,  es decir los deciles VIII (593 pesos al día), IX (800 pesos al día) y X (1, 876 pesos diarios), concentraron el 63.3% del ingreso corriente total del país.

Mientras que el 30% de los hogares con menor ingreso, concentrado en los deciles I (91 pesos diarios), II (158 pesos al día) y III (210 al día) aportan sólo el 9% de los ingresos.

El contraste de los hogares en un mismo espacio.  Fotografía área de Johnny Miller, tomada en el distrito de Santa Fe, Ciudad de México.

Esta realidad ya la había advertido la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), órgano de Naciones Unidas, en el informe               “Panorama Social de América Latina 2016”, presentado en mayo de 2017.

Este organismo económico, que insta a reducir la desigualdad y la pobreza en América Latina, subrayó que en México, el 80% de los activos financieros se concentran en el 10% de la población más rica.

“Lo que evidencia el alto grado de heterogeneidad estructural de la economía mexicana: el 10% de las empresas concentran el 93% de los activos físicos, en tanto que el 90% restante dispone de muy pocos bienes de capital”, destacó la CEPAL en su reporte.

Foto: Fundación Andes. Bordo de Xochiaca en Nezahualcoyótl, Estado de México

Asimismo, la Comisión destaca que los factores que inciden en el la profundización de la desigualdad, es la calidad de vida, el tipo de educación en los sectores urbano y rural; así como la etapa de vida en la que se encuentra la población, especialmente en la juventud o entre los adultos mayores.

Por ello, uno de los objetivos de Naciones Unidas, y  que es parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, se centra en: reducir  la desigualdad en y entre los países.

Y una meta que se plantea cumplir al año 2030,  es lograr y mantener un crecimiento e 40% en los ingresos  de la población más pobre, así como,  promover la inclusión social, económica social y política de todas las personas.

Aunque para ello, admite, requiere que los países trabajen en conjunto para formación de políticas fiscales, salariales y de protección social que contribuyan a esta meta.

NOTA: Cabe destacar que, Consejo Nacional de Evaluación de Política de Desarrollo Social (Coneval) un Modelo Estadístico dará a conocer este 30 de agosto las cifras relativas a la medición y evolución de la pobreza en un comparativo del 2010 al 2016. Ello con base en un Modelo Estadístico que entregó el INEGI, con datos internos y externos de la ENIGH.

Para más información consulta:

La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016

http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/boletines/2017/enigh/enigh_08.pdf

El informe “Panorama Social de América Latina 2016”, elaborado por la CEPAL

http://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/41598/1/S1700178_es.pdf

Comments

comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top