Revista Digital

La incontinencia verbal de Donald Trump

in Opinión by

El objetivo de Donald Trump se cumplió, su discurso del pasado 5 de enero ante el Congreso de Estados Unidos, que de nueva cuenta se centró en un mensaje de odio contra la migración ilegal de hispanos y en contra las caravanas migrantes centroamericanas, fue aceptado por la sociedad estadounidense.

Como candidato repúblicano y como presidente de Estados Unidos, Trump no se ha cansado de responsabilizar a la comunidad migrante de la mayoría de los delitos que se comenten en el país y de ser el mayor peligro para la sociedad y para la económica de la nación norteamericana.

El mensaje de odio para generar miedo entre la sociedad, teniendo a los migrantes como los villanos principales, quienes ante su peligrosidad según Trump pueden ser detenidos con un “Muro fronterizo”, se vio reforzado desde el pasado 28 de octubre de 2018.

En su discurso del pasado martes en el Congreso, el presidente estadounidense habló sin prueba alguna sobre supuestos camiones en distintas ciudades de México que están siendo utilizados para transportar a los migrantes hasta la frontera norte.

Desde las elecciones y como presidente, los medios de comunicación han desmentido las aseveraciones que Trump ha hecho en torno al tema de la migración ilegal.

Incluso en su mensaje ante el Congreso, donde catalogó la llegada de las caravanas migrantes como un “ataque” a la frontera sur de Estados Unidos, lo llevó a ordenar el despliegue 3 mil 750 tropas con el objetivo de que puedan “proteger” la frontera, carece de sustento.

Un día después de esta aseveración, el diario The New York Times desmintió el hecho pronunciado por el mandatario en el que aseguró que en varias ciudades mexicanas se estaban utilizando camiones para llevar a los migrantes hasta la frontera con Estados Unidos.

“Parte de su aseveración es verdadera, pero otras partes distorsionan los hechos o no tienen fundamento. Por ejemplo, no hay evidencia de que las autoridades mexicanas estén enviando a migrantes a puntos de cruce fronterizo poco vigilados.”

Según el diario, presidentes municipales y gobernadores de varios estados de la República Mexicana han prestado asistencia y transporte a las caravanas migrantes con fines humanitarios, y no por las razones expresadas por el mandatario estadounidense.

De acuerdo con el reporte, las tropas desplegadas en la frontera con México tendrán que proteger a Estados Unidos de una caravana de migrantes compuestas por miles de hombres, mujeres y niños que viajan en grupo debido a que es la única manera de mantenerse seguros durante su trayecto en territorio mexicano

Aunque los medios de comunicación de Estados Unidos se han dado la tarea de desmentir las aseveraciones de Trump, lo cierto es que a él no le preocupa este hecho y las pruebas están en que su mensaje está siendo aceptado por la sociedad.

A pesar de tener el respaldo de la cadena Fox News y de tener varias confrontaciones con medios y periodistas, el Gobierno estadounidense ya no depende de los diarios ni de los medios tradicionales para difundir su propaganda de miedo y odio.

Manipulación de hechos

A lo largo del siglo XX, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, existieron varios ejemplos comprobados en donde medios de comunicación difundieron la propagan propaganda de los Gobiernos.

El 9 de junio de 1969, el diario salvadoreño El Nacional publicó como nota principal “Una joven que no pudo soportar la humillación a la que fue sometida su patria”. Se trataba de la muerte de una joven de nombre Amelia Bolaños de 18 años de edad.

La historia de Amelia Bolaños centró la atención de toda la nación y de todos los medios, su funeral y su entierro fueron transmitidos por toda la nación; la sociedad estaba conmocionada por el hecho y fue despedida con honores por el Ejército salvadoreño.

Aunque desde un inicio se reportó en todos los medios que la muerte de Bolaños había sido un suicidio debido a que no soportó que la selección de El Salvador perdiera el primero de tres partidos clasificatorios para la Copa Mundial de México 1970, que se jugó en la ciudad de Tegucigalpa, Honduras, su muerte fue utilizada con fines políticos.

Los medios y el gobierno del país centroamericano utilizaron la muerte de la joven para convertirla en todo un estandarte, incluso los jugadores de la selección salvadoreña estuvieron presentes en el funeral.

También puedes leer: México: mediador y puente de diálogo

Una semana después del hecho, El Salvador ganaría el segundo partido por un marcador de 3 goles a cero, 3-1 el global.

El partido terminó caliente, los jugadores hondureños tuvieron que salir huyendo del estadio, y a las afueras del inmueble se desató la violencia: se reportaron carros incendiados y varias personas de nacionalidad hondureña fueron asesinadas; esto provocó que las fronteras entre ambos países se cerraran.

Al día siguiente, el 14 de julio a las 6 de la tarde comenzó oficialmente los que el periodista polaco Ryszard Kapuściński llamó La Guerra del Fútbol.

La guerra entre ambos países centroamericanos duró 100 horas, y de acuerdo con la crónica de Kapuściński, ésta dejó un saldo de 6 mil muertos, 20 mil heridos y a rededor de 50 mil personas que perdieron sus casas y sus tierras.

Al final se supo que el origen de la guerra era una Reforma Agraria proclamada por el Gobierno de Honduras, con la que se pretendían despojar a los campesinos salvadoreños de las tierras que habían ocupado en la nación hondureña, para después fueran entregada a la empresa estadounidense United Fruit.

La página 10

En su edición del 26 de mayo de 2004, el diario estadunidense The New York Times público en su página 10 un texto firmado por sus editores en el que aceptaron que su cobertura en el tema de las investigaciones de las Armas de Destrucción Masiva en Irak y posteriormente la guerra, habían carecido de “rigurosidad”.

El diario más importante de Estados Unidos aceptó su responsabilidad debido a que habían creído ciegamente en las fuentes oficiales.

The New York Times no señaló a ninguno de sus reporteros, pero el caso de los periodistas que fueron llevados a declarar a la corte a fin de que revelaran sus fuentes, quienes presuntamente habían manipulado información con el objetivo de iniciar la guerra en Irak, apuntaron hacia la periodista Judith Miller.                                       

Judith Miller escribió 4 de los 6 reportajes más leídos del diario durante el tema de Irak, la mayoría de estos fueron utilizados por el entonces vicepresidente Dick Cheney para reforzar sus argumentos e iniciar la guerra.

A 15 años de estos hechos ahora The New York Times desmiente la propaganda y las falacias emitidas por el presidente Trump y por parte de su equipo de trabajo.

Sin embargo, la diferencia de hace 15 años está en que el presidente de Estados Unidos no necesita ya de los medios para difundir su propagan, él les habla directamente a sus simpatizándote a través de las redes sociales, quienes a su vez se dedican a reforzar y a difundir el menaje de odio impuesto por Trump.

Le mensaje que se difunde

Desde el 28 de octubre de 2018, día en que la primera caravana de migrantes centroamericanos partió de Honduras y fue cataloga por Trump como una inminente amenaza para seguridad, lo cierto es que le ha beneficiado.

A pesar de los escándalos por sus falsedades, tres de cada cuatro estadounidenses que vieron el mensaje del presidente Donal Trump en el Congreso, lo aprobaron, según datos de la cadena CBS.

De acuerdo con ese medio, 8 de cada 10 personas que vieron el discurso piensan que Trump está tratando de unir al país; además 9 de cada 10 dijeron sentirse orgullosos de lo acontecido en el Congreso, y el 54% se dijo a favor de sus políticas de infraestructura, migración y seguridad nacional. 

Desde octubre del año pasado Snopes, un portal independiente que se dedica a la verificación de datos, ha reportado un reciente aumento en la difusión de mensajes políticos difundidos por analistas y simpatizantes conservadores, con el fin de crear temor entre la sociedad estadounidense.

Desde que las caravanas migrantes comenzaron a avanzar rumbo a Estados Unidos, se ha dado difusión a historias faltas de policías mexicanos ensangrentados y agredidos por los centroamericanos: las supuestas pruebas fueron unas fotografías de agentes que habían sido agredidos en otros hechos que no correspondían al tema antes citado.

Fuente: Snopes

Otro dato que se ha difundido es que 17 mil migrantes detenidos en la frontera durante todo 2018 tenían antecedentes penales, cuando datos comprobados por el portal señalan que del total de personas detenidas en las aduanas solamente el 1.7% tenía antecedentes.

Desde mayo de 2009, la directora del Centro de Investigación Periodística de Chile, Mónica González, advertía que uno de los mayores problemas de los periodistas y de los medios de comunicación era que la investigación se seguía concentrado en el poder, un elemento que quizá para el periodismo le hacía difícil comprender que ese poder político se había desplazado hacia el económico.

Desde hace 10 años, la periodista chilena ya hablaba durante el Taller de Periodismo de Investigacion, organizado por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), en la ciudad de Panamá, sobre el difícil entorno mediático que impera en una Latinoamérica que está llena de abusos y manipulaciones del Poder Ejecutivo.

Una manipulación que trata de evitar que nos demos cuenta que hoy todos los temas tienen un trasfondo económico “del que se habla escasamente o en forma segada”.

El retrato que la periodista chilena describió en 2009, fue de una región en la que existen mayores escenarios democráticos, pero a la vez también existe un gran número de pobres y una gran cantidad de ricos que concentran todo el ingreso, y no se reparte entre los menos favorecidos.

“Por eso el miedo, más que una sensación o una expresión colectiva de inseguridad, se convirtió en uno de los negocios más rentables, pero paradójicamente no se tiene miedo de la exclusión social, de la pobreza y de la iniquidad existente en nuestros países. El miedo es el elemento común en todas nuestras sociedades”

Comments

comments

Periodista independiente, graduado de la Maestría de Periodismo Político, en La Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha trabajado como reportero y editor web, en medios como: Revista Variopinto, y Revolución 3.0.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top