Revista Digital

Las Redes Sociales como herramienta de manipulación gubernamental

in Investigación by

La propaganda en los medios de comunicación es cada vez más utilizada como una herramienta por parte de los gobiernos en el mundo, tanto para hacer llegar sus propios mensajes, como para intimidar a los usuarios de las redes sociales.

Investigadores de la Universidad de Oxford han dado a conocer cómo 29 gobiernos en el mundo; ya sean autoritarios o democráticos, utilizan múltiples cuentas en las redes sociales, conocidas como “bots”, así como blogs, páginas web y vídeos para manipular las tendencias en las conversaciones que se dan Twitter y Facebook principalmente.

En el estudio británico realizado por Samantha Bradshaw y Philip N. Howard, y publicado recientemente, “Troops, Trolls and Troublemakers: A Global Inventory of Organized Social Media Manipulation” (Tropas, ‘troles’ y buscapleitos: una lista global y organizada de manipulación en medios sociales) se documenta que éstas formas son utilizadas debido al alto consumo de noticias a través de estos medios.

Lo más utilizado son los llamados “bots”: usuarios supuestamente reales que pueden publicar hasta mil veces al día en sus redes, ya sea a favor o en contra de algún tema gubernamental.

Lista de países analizados y entes gubernamentales involucrados

En Israel se ha documentado que maneja al menos 350 cuentas oficiales que operan en inglés, hebreo y árabe. Además de que sus “tropas” de supuestos usuarios que están establecidos para interactuar de forma positiva con aquellos que se muestran críticos con el gobierno.

En contraparte, en México, los periodistas se convierten en blanco de acoso de estos ejércitos cibernéticos de cuentas que son patrocinados por fuentes gubernamentales, según los artículos desarrollados por Tanya O’Carroll, asesora en temas de tecnología y derechos humanos de Amnistía Internacional.

En México se ha encontrado que dicha actividad es proveniente del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“Las ciber tropas utilizan cada vez más una mezcla de automatización e interacción humana” para que su actividad sea más difícil de detectar, y parezcan cuentas genuinas de redes sociales como Twitter, destaca O’Carroll.

En Arabia Saudita emplean formas conocidas como “intoxicación de hashtags” en la cual supuestos internautas interrumpen una conversación no deseada en Twitter a través de la inundación de tweets para inclinar la tendencia.           

En República Checa hacen una combinación de posteos positivos, neutrales y negativos.

Un informante de dicho país relató la operación de la estrategia manejada, y encabezada por un miembro de un partido político local, que emplea mensajes con cierta emocionalidad para provocar enojo hacia algún comentarista o líder de opinión.

En Polonia se escoge cuidadosamente a líderes de opinión, bloggers e incluso periodistas para convencer a sus seguidores de ciertas creencias y valores.                                                 

Entre las formas de acoso que se han detectado, en varios de los países analizados, se ha notado el involucramiento de mensajes de odio, discriminación por espacios prolongados, y amenazas que se utiliza principalmente en tiempos electorales.

Corea del Sur utilizó empleados del Servicio Nacional de Inteligencia para el lanzamiento de campañas de difamación contra los partidos políticos de oposición, muestra de ello se vio en las elecciones del 2012.

En tanto, el uso de amenazas cibernéticas y reales, se ha dado de forma significativa en Rusia, las cuales son utilizadas para atacar a periodistas y disidentes políticos.

Por ejemplo, en este país a la periodista de origen finlandés, Jessikka Aro, se le creó una campaña de difamación que buscaba vincularla con el tráfico de drogas; el ataque fue detectado desde fuentes a favor del gobierno ruso.

También en Rusia, se ha detectado la creación de páginas web y blogs para difundir propaganda política.

En Ecuador, se ha creado una plataforma llamada Somos +, para responder a aquellos cibernautas críticos del gobierno. El sitio de noticias actualiza a los suscriptores cuando algún usuario genera algún comentario en contra del gobierno. Mientras que en Serbia, un grupo de empleados maneja cuentas de redes sociales para posicionar temas relacionadas con la agenda del gobierno.

En el caso del Reino Unido, se detectó la difusión de una campaña con vídeos falsos en la plataforma YouTube, para evitar la “radicalización” de los musulmanes.

En el estudio se encontró que gran parte de los países analizados manipulan cuentas en redes sociales para inclinar la opinión en las conversaciones, ya sea  a través de medios automáticos o de personas reales que opinan de forma determinada sobre algún tema.

La propaganda del gobierno evolucionó con los medios de comunicación social y ha crecido junto con ella“, destacó el investigador y coautor del informe, Philip N. Howard.

El también profesor de la Universidad de Oxford se ha mostrado sorprendido de la refinación de estrategias por parte de todo tipo de gobierno, incluso de aquellos que se denominan los más liberales y respetuosos de la libertad de expresión.

Cita lo ocurrido con la campaña electoral presidencial en Estados Unidos, y comenta que los “bots” en Twitter que apoyaban al candidato del Partido Republicano, Donald Trump, estaban más organizados que aquellos grupos de cuentas que apoyaban a la candidata del Partido Demócrata, Hillary Clinton. Ello, se dio en un escenario cuya victoria electoral fue para el empresario estadounidense.

Asimismo, Howard critica que las plataformas Facebook y Twitter no hacen lo suficiente para evitar la propagación de éstas cuentas masivas.

El escenario digital a través de las redes sociales representó la libertad de expresar el sentir ciudadano, sin embargo, con el uso de las herramientas antes descritas, y por parte de aquellos que pueden pagar su uso masivo, se cuestionan qué tan veraces son las opiniones que vemos vertidas diariamente en Internet, y cómo puede repercutir en momentos decisivos para los países como en las elecciones locales.

Además de que permanece la duda de qué tan vigilados nos encontramos cada vez que realizamos alguna publicación y si habrá alguna repercusión digital por ello.

Para más información Consulta el Informe Completo, “Troops, Trolls and Troublemakers: A Global Inventory of Organized Social Media Manipulation”:

http://comprop.oii.ox.ac.uk/wp-content/uploads/sites/89/2017/07/Troops-Trolls-and-Troublemakers.pdf 

Comments

comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top