Revista Digital

López-Gatell

El ocaso de Susana Distancia y López-Gatell

in Opinión by

México superó este 26 de mayo las estimaciones de muertos que había pronosticado Hugo López-Gatell, el responsable de llevar la pandemia de covid-19. Hasta ese día, la Secretaría de Salud había reportado 8 mil 134 decesos por el nuevo coronavirus, y 501 muertes confirmadas por covid-19 en 24 horas, el peor registro hasta ese momento.

“No es sorpresa alguna que sigan aumentando los casos en medida que son casos acumulados”, alertó el mismo López-Gatell en su conferencia diaria de las 7 de la noche. A finales de abril, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud había dicho que se estimaron entre 6 mil y 8 mil muertos por covid-19 en México. 

La pandemia ya rebasa las percepciones que quiere mostrar el gobierno, una administración que en voz del presidente dice que “de acuerdo a los informes que tenemos, a las proyecciones, ya vamos de salida, desde luego no debemos de confiarnos, no relajar las medidas de prevención, seguir las recomendaciones hasta el fin de semana que termina esta etapa”.

Y justamente, este fin de mes y semana, el 31 de mayo, termina la Jornada Nacional de Sana Distancia, en la que vimos campañas de “concientización” para evitar que la gente saliera si no tenía necesidad, que se lavara las manos, desinfectara lo que tocara y, además, existió siempre la indecisión sobre la efectividad del uso de cubrebocas.

Puedes leer: Transfusión de plasma: el exitoso, pero escaso, tratamiento contra covid-19

 

Pues en ese sentido, tanto “Susana Distancia” como el subsecretario se tardaron en dar un mensaje integral, yo creo que el uso de cubrebocas sí reduciría las posibilidades de contagios y enfermarse de covid-19. A propósito, el mismo López-Gatell dijo que éstos son sólo un elemento auxiliar y, bajo ningún motivo, sustituyen medidas sanitarias.

Y ha insistido que “no existe evidencia científica que apunte a que el uso de cubrebocas evita que una persona se contagie de covid-19, pero sí ayuda a que una persona enferma o asintomática no contagie a quienes están a su alrededor”.

Esta campaña visual de la heroína de la pandemia en México quedaría como un gran intento con resultados diferentes a los esperados. Que quede claro, no es contra ella, es contra las propuestas que se vieron en internet y televisión.

Quizás si Susana Distancia y todo el gabinete se hubieran puesto el cubrebocas en sus comerciales, conferencias o hasta para ir al súper (como Luisa María Alcalde…), probablemente la gente sí hubiera creído en el Covid19 y que más personas se están muriendo día a día. Se predica con el ejemplo, pero si vemos que Andrés Manuel López Obrador sigue sin salir sin cubrebocas, ese será el modelo para muchos mexicanos.

Y a eso le sumamos que el presidente ya quiere salir de gira a los estados a partir que acabe la Jornada Nacional de Sana Distancia… pues quizá una buena parte de la gente va a querer salir y no de manera gradual y escalonada como se ha recomendado. 

López-Gatell: los claroscuros del hombre que le arrebató el micrófono a AMLO

 

Justo por eso Mike Ryan, jefe de emergencias de la Organización Mundial de la Salud, alertó que la primera ola de la pandemia de COVID-19 no ha terminado, por el contrario, sigue a la alza.

Insisto, aún no estamos listo para la dichosa “Nueva normalidad” en México, es tan sencillo de entender: No hay material para hacer pruebas suficientes y controlar la expansión de la pandemia, teniendo eso, ya se puede pensar en reactivar la economía.

Vaya, hasta la Secretaría de Salud informó que no habrá un pronto regreso a clases, ya que el educativo es de los últimos sectores en la reapertura del país. 

Es tiempo de ver que la cura parcial del covid-19 es la paciencia, quedarse en casa, cuidarse y no tomar decisiones apresuradas

Comments

comments

Soy un periodista que ha escrito sobre política y negocios. Trabajé en MILENIO Diario, Notimex y fundé Cuestione con otros colegas. Ahora soy reportero en El Heraldo de México.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top