Revista Digital

“El Marro” y Cártel Santa Rosa de Lima, “contagiados” de covid-19

in Investigación by

“El Marro”, el líder huachicolero más buscado del país, sufre las consecuencias de la crisis ocasionada por la pandemia de covid-19, dejando a su paso un rastro de sangre, evidenciando que hará todo para no perder su negocio criminal.



Con la voz entrecortada y a punto de las lágrimas, uno de los delincuentes más violentos y buscados del país protagoniza un video en el que agradece el apoyo de la “comunidad”, aquellos hombres y mujeres que han sido pieza clave para evitar su captura. 

Se trata de José Antonio Yépez Ortiz, alias “El Marro”, el principal huachicolero del país, asentado en Guanajuato, donde opera en el triángulo del “huachicol”, formado por los municipios de Apaseo El Grande, León, Salamanca, Irapuato y Celaya, donde pasan ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por primera vez desde que la delincuencia organizada utiliza las grabaciones e internet para lanzar mensajes desde la clandestinidad, el líder del autonombrado Cártel Santa Rosa de Lima se muestra vulnerable, solitario, como si supiera que su caída es inevitable y pide un último esfuerzo para evitarla. 

“Yo les agradezco un chingo […] yo siempre voy a estar con ustedes hasta que me cargue la verga, no voy a rajar bandera con estos hijos de su puta madre, aunque me quede solo como un perro, me les voy a aferrar”, dice “El Marro”, quien pide, a quien lo graba, termine el video. 

El 20 de junio, cuando se hizo viral el video, el líder huachicolero no pasaba sus mejores momentos, María Eva Ortiz, su madre; Juana Yépez, su hermana; y Rosalinda, su prima;habían sido detenidas en Celaya, Guanajuato, acusadas de ser operadoras financieras del Cártel Santa Rosa de Lima. 

PUEDES LEER: CDMX: la joya de la corona para el CJNG

 

Sin embargo, mostrarse vulnerable ante los embates del Estado no era conveniente, menos ante su principal enemigo, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), por ello, al poco tiempo se difundió un segundo video donde “El Marro” amenaza a las autoridades federales, a dicha organización criminal y amaga con una alianza con el Cártel de Sinaloa. 

«Aunque que tenga que trabajarle a unos de los señores de la frontera, de los señores de Sinaloa […] no los voy a dejar entrar, culeros», sentencia firme, ahora sí, Yépez Ortiz.

Si alguien, entre los criminales más temibles del país, la está pasando mal en medio de la pandemia de covid-19 es José Antonio Yépez Ortiz. 

“Lo que vimos (en los videos) con un ‘Marro’ llorando, amenazando a las autoridades, es un capo acorralado, se ve que la organización la está pasando mal”, asegura en entrevista con FrojiMX, Víctor Manuel Sánchez Valdés, académico experto en seguridad pública. 

Y explica: “El mercado no da ahorita para que le esté yendo bien. Por la pandemia la gente consume menos gasolina, porque sale menos, eso implica que el mercado de venta clandestina de gasolina, que es su principal ingreso, está pasando por un mal momento”.

Las palabras de Sánchez Valdés se evidencian en los datos del gobierno federal sobre robo de combustibles, pues a partir de febrero, cuando se registró el primer caso confirmado de covid-19 en México, los casos disminuyeron. 

El Marro
FOTO: REPRODUCCIÓN

En marzo pasado se registró un promedio de 5.2 millones de barriles diarios de combustible robados, en abril la cifra disminuyó a 4.8 millones de barriles diarios, para mayo se reportó un promedio de 3.8 millones de barriles diarios y en junio pasado fue de 3.3 millones de barriles diarios.

TAMBIÉN LEE: Se desvanecen “municipios de la esperanza”; sólo quedan 40

 

Es decir, en cuatro meses, el robo de hidrocarburos en el país bajó 1.9 millones de barriles diarios. 

Esto sumado a la escasa movilidad social que, particularmente en Guanajuato, se ha mantenido por debajo de la media nacional durante toda la pandemia, según datos de Apple citados por el docente Mario Campa.

Sin mencionar el llamado “Lunes Negro”, cuando el 9 de marzo los precios del petróleo se desplomaron como consecuencia de la crisis económica originada por el covid-19 que golpeó primero China y luego Europa. Esto habría provocado que las ganancias de los huachicoleros disminuyeran aún más. 

Y, aunque lo precios del petróleo se están estabilizando, no ha sido suficiente para el Cártel Santa Rosa de Lima.

“Mientras el CJNG tiene ingresos de otras actividades y lo puede meter a sus aparatos sicariales para que enfrenten al ‘Marro’, quien teniendo menos dinero ahorita, sufre una mayor embestida de las autoridades y de sus enemigos”, detalla Víctor Manuel.

Desde que comenzó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a la vez que declaraba terminada la guerra contra el narcotráfico, comenzaba la del “huachicol”, colocando el combate al robo de combustible como una prioridad en su gobierno. 

El Marro
FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM

Entonces, “El Marro” se convirtió en el objetivo prioritario de operación “Golpe de Timón”, donde autoridades federales y estatales buscaban su captura. La cacería en su contra lleva 18 meses y contando.

LEE ADEMÁS: Morir por covid-19 sin creer en el virus

 

Poco a poco, miembros de su estructura criminal, entre socios, amigos y familiares, fueron cayendo y él comenzó a huir, pasando de vivir en una finca con alberca y acabados de lujo a esconderse en cuevas. 

El sentimiento de estar “acorralado” se evidencia con la violencia mostrada en las últimas semanas, pese a la liberación de su madre, hermana, prima e incluso su padre, quien había sido detenido en marzo pasado y liberado el mismo fin de semana.

El pasado primero de julio, 27 personas fueron asesinadas en un centro de rehabilitación en Irapuato. Dos días antes, el 29 de junio, tres elementos de la Policía Municipal de Silao fueron acribillados. Ambos ataques fueron adjudicados a “El Marro”. 

Marro
FOTO: ESPECIAL /CUARTOSCURO.COM

Tan solo en los primeros tres días de julio se registraron 66 asesinatos en Guanajuato, según datos preliminares del gobierno federal.

Sin embargo, desde que inició la pandemia de covid-19, los homicidios en tierras guanajuatenses han ido al alza. En febrero se registraron 348 asesinatos, en marzo 353, en abril 371, en mayo 369 y en junio 385, estos según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad  Pública (SESNSP).

El Cártel Santa Rosa de Lima se encuentran “contagiados” de covid-19 y “El Marro” hará todo para sacarlo de terapia intensiva.

El Marro
FOTO: REPRODUCCIÓN

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top