Revista Digital

México: mediador y puente de diálogo

in Investigación by

La política exterior empleada por el gobierno mexicano es algo que ha dado mucho de qué hablar en los últimos días, debido a que muchos esperaban que, en la situación venezolana, el actuar mexicano fuera distinto.

Pero ¿por qué se decidió esta postura?

El artículo 89, fracción X de la Constitución Política Mexicana dictamina los lineamientos para la conducción de esta política, y en este caso destacan tres principalmente: autodeterminación de los pueblos, no intervención y solución pacífica de controversias.

Estos, sumados a la Doctrina Estrada: (la cual se manifiesta en contra de que los países decidan si un gobierno extranjero es legítimo o ilegítimo) hicieron que se le diera un giro diferente a la posición que había mantenido el gobierno de Enrique Peña Nieto, con quien meses atrás se había impulsado, a través del Grupo de Lima, una postura más dura y directa hacia el gobierno de Nicolás Maduro.

Es así como, junto con el gobierno uruguayo, llamaron a que los actores involucrados encontraran una solución pacífica y democrática que se apegara al respeto del estado de derecho y los derechos humanos. Una postura que proyecta un nuevo camino para la diplomacia mexicana, donde al país no le corresponde enjuiciar o dictaminar, sino facilitar una salida no armada al conflicto.

Esto no es algo nuevo, en la década de los 60 cuando Adolfo López Mateos era presidente, México fue el único país que no rompió relaciones con Cuba, y aunque muchos señalaron que la administración mexicana de ese entonces tenía tintes “comunistas” y precisamente por eso apoyaba al gobierno cubano, lo cierto es que la diplomacia mexicana se apegó a sus principios.

¿Qué estrategia planea seguirse ahora?

Sin duda, la posición que está adoptando el gobierno mexicano es algo que no se había visto en mucho tiempo, de hecho, podría ser la oportunidad para que se retome el papel preponderante que alguna vez se tuvo en la diplomacia internacional.

Sin embargo, es importante estar consciente de que el mundo cambió y ya no es el mismo que décadas atrás, y que incluso si ahorita se muestra de cierta forma, puede que mañana ya no sea así.

Por el momento es claro que al gobierno mexicano le interesa forjar una especie de figura neutral en el conflicto. Al respecto, Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores afirmó que, México estará en plena disposición de fungir como puente de diálogo y mediador de los conflictos internos venezolanos, si así es requerido.

“El pueblo venezolano, debe ser quien elija su propio rumbo sin injerencias. Conforme a una larga tradición diplomática, México confía en que existe una solución negociada basada en el diálogo entre todos los involucrados” señalóel Embajador Juan José Ignacio Gómez Camacho, en la reunión del Consejo de Seguridad del pasado 26 de enero, donde México fue invitado a debatir sobre la situación venezolana.

Será interesante ver si esto no queda sólo en Venezuela. Hay muchas naciones en el mundo que necesitan que se les volteé a ver.

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top