Revista Digital

Nicaragua y la reforma que lo llevó a su actual crisis

in Investigación by

El domingo por la noche, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, derogó los cambios en el sistema de seguridad social del país que habían desencadenado disturbios en el país desde el miércoles pasado. Pero, ¿en qué consistía esta reforma?

Los cambios podían resumirse en lo siguiente:

  • Los empleados tendrían que asumir un aporte del 6.25% al 7% sobre su salario.
  • Los empleadores pasarían de pagar el 19% al 22.5% de los salarios de sus trabajadores.
  • Los jubilados tendrían que contribuir con el 5% del monto que reciben como pensión de retiro.

El presidente del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Roberto López, subrayó que las medidas fueron tomadas para “garantizar la sustentabilidad financiera” de la institución por un período de 10 años y el crecimiento continuo de atenciones y beneficios para los trabajadores y pensionados de este país.

¿Quiénes se oponían?

Las protestas fueron en parte impulsadas por estudiantes en la capital Managua, pero se propagaron a por lo menos 10 ciudades en todo el país.

¿Qué pasó después?

Grupos de derechos humanos dijeron que al menos 26 personas murieron y decenas de tiendas fueron saqueadas.

El sábado por la noche, incluso se supo que el periodista de Canal 6, Angel Eduardo Gaona, del programa Meridian, recibió un disparo en la cabeza y fue asesinado mientras cubría los disturbios en Bluefields.

Angel Eduardo Gaona

Aunado a esto, Ortega pareció enfurecer aún más a los nicaragüenses al decir que los manifestantes estaban siendo manipulados políticamente.

Posteriormente señaló que las reformas sólo eran una propuesta, y que estaba abierto a las negociaciones con la comunidad empresarial, sin embargo, los líderes empresariales, que son ampliamente vistos como aliados del gobierno, emitieron un comunicado diciendo que esto no sucedería hasta que se restableciera la libertad y se detuviera la violencia policial.

Fue hasta el domingo en la noche cuando el presidente decidió retirar los cambios.

“Los incidentes de violencia que han sucedido son lamentables. No podemos permitir el caos, el crimen y el saqueo.” dijo Ortega en su mensaje televisado.

¿Cuál fue la reacción en la comunidad internacional?

Su vecino del sur, Costa Rica, emitió un comunicado el jueves.

“Pedimos que todos los derechos humanos sean respetados para que no haya actos de violencia y, sobre todo, para que todo esto pueda resolverse por medios pacíficos y diálogo”, señaló Christian Guillermet, director de política exterior de Costa Rica.

Nicaragua decidió responder ante esto, y por ello el Ministerio de Relaciones Exteriores Nicaragüense publicó un comunicado donde podía leerse lo siguiente:

“Las particularidades de nuestras políticas internas y las circunstancias en las que nuestro gobierno toma decisiones estatales no son preocupaciones del estado o gobierno de Costa Rica”

Posteriormente, el sábado, el Papa Francisco dijo en el Vaticano que estaba “muy preocupado” por la situación en Nicaragua e hizo un llamado a los obispos locales para que se pusiera fin a toda violencia.

Después, el lunes, El Departamento de Estado de los Estados Unidos comenzó a sacar a algunos de sus empleados de la embajada, así como a sus familias, de Nicaragua, además instó a los estadounidenses a reconsiderar cualquier plan de viaje al país.

La situación en Nicaragua ha sido complicada durante los últimos días. Todo parece indicar que la decisión del presidente podría “mejorar” las cosas, no obstante, hay muchas personas inconformes con el actual gobierno, y difícilmente cambiarán su posición.

Tal vez estas protestas sean sólo el inicio de algo que podría no terminar pronto.

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top