Revista Digital

Las dudas del operativo fallido contra Ovidio Guzmán López

in Investigación by

Bloqueos carreteros, automóviles incendiados, hombres rondando con armamento pesado, innumerables enfrentamientos, la fuga de reos y la ausencia del Estado; durante horas, el pasado 17 de octubre, Culiacán, Sinaloa, se convirtió en un escenario de guerra, las razones: el fallido operativo contra Ovidio Guzmán López.

El operativo fallido y evitar la masacre

La versión oficial de los hechos, dada a conocer por el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, señala que elementos de la Policía Ministerial Militar y de la Guardia Nacional realizaron un operativo para hacer efectiva una orden de aprehensión contra el hijo de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”

El operativo, sin embargo, fue precipitado y deficiente, a la vez que se desestimó la respuesta del cártel de Sinaloa —organización criminal a la que pertenece Guzmán López— a tal grado que, pese a tenerlo identificado en un inmueble, carecían de orden de cateo.

Captura de Ovidio Guzmán López
LA MOVILIZACIÓN MILITAR. FOTO: CUARTOSCURO.COM

Mientras los uniformados esperaban dicha orden de cateo, hombres armados arribaron al inmueble para atacarlos y evitar la captura de Ovidio, a la par que fueron retenido personal militar y, en otras partes de la ciudad sinaloense, se presentaban innumerables hechos violentos.

Al verse superados y ante el escenario cuasi bélico en Culiacán, el gabinete de seguridad dio la orden de retirarse, sin consumarse la captura de Guzmán López. Evitar una masacre y salvaguardar a la población civil, fueron los motivos de dicha decisión.       

Lee además: Una llamada anónima, testimonios ausentes y tortura: así se fabricó el caso Ayotzinapa

 

Como saldo de los hechos violentos sucedidos  hubo 19 bloqueos de diferentes vialidades, 14 agresiones con arma de fuego contra militares y elementos de la Guardia Nacional, además, 49 reos fueron liberados del penal de Aguaruto.

Debido a las agresiones hubo siete elementos castrenses heridos por arma de fuego, un oficial y ocho elementos de tropa retenidos que fueron liberados posteriormente, 68 vehículos militares con impactos de arma de fuego y ocho muertos.

Culiacán, zona de guerra por caso Ovidio Guzmán López
CULIACÁN, ZONA DE GUERRA. FOTO: REPRODUCCIÓN

¿Trump pidió detener a Ovidio?

El operativo contra Guzmán López derivó de una orden de aprehensión con fines de extradición a Estados Unidos. 

El hijo de “El Chapo” está en la mira de las autoridades desde abril de 2008, el Departamento de Justicia lo acusa de distribuir cocaína, metanfetamina y marihuana desde México y otros países a los Estados Unidos, mientras que el Departamento del Tesoro lo señala de lavar dinero, ambos crímenes para el cártel de Sinaloa.

Sin embargo, no fue hasta febrero pasado, luego que Joaquín Guzmán Loera fuera declarado culpable durante su juicio en Nueva York, cuando el gobierno estadounidense hizo público el interés de ir detrás de Ovidio y de su hermano Joaquín. 

En la conferencia mañanera de 18 de octubre, un día después del caos en Culiacán, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue abordado por la prensa sobre sí su homólogo estadunidense, Donald Trump, le había solicitado la captura de Guzmán López.

Familia Guzmán
Ovidio, su madre y medios hermanos, dentro del cártel de Sinaloa. FOTO: OFAC

En respuesta, López Obrador se limitó a sonreír y a guardar silencio al respecto, dejando abierta la posibilidad de que dicha petición de Trump haya sucedido.

Puedes leer: Desde EU, las armas favoritas del narco mexicano

 

Por si fuera poco, un mes antes de operativo fallido contra Ovidio Guzmán López, Uttam Dhillon, director de la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) visitó Sinaloa. 

El semanario Río Doce fue el que dio a conocer dicha visita, donde Dhillon se reunió de forma privada con Quirino Ordaz Coppel, gobernador de Sinaloa. El encuentro se dio por una invitación del propio mandatario estatal, para presumir avances en materia de seguridad y combate al narcotráfico. 

Durazo, el que dio la cara; Ordaz, el que guardó silencio.
Durazo, el que dio la cara; Ordaz, el que guardó silencio. FOTO: CUARTOSCURO

Cuando se hizo pública el encuentro, Ordaz Coppel aseguró que solicitó a la DEA recursos para invertirlo en tecnología y mejoras en los sistemas de seguridad, a la vez que Sinaloa sea excluido de la lista de las entidades que los estadounidenses no deben visitar.    

Esta peculiar visita de la DEA a México y el silencio del presidente sobre la mano de Trump, dejan sobre la mesa dudas sobre los motivos detrás de la captura de Ovidio Guzmán López. 

¿Quién dio la orden de liberar a Ovidio?

Tras darse a conocer la liberación de Ovidio Guzmán López, el primer cuestionamiento fue quién había dado la orden.

En primera instancia se pensó en el propio presidente como quien dio el visto bueno, sin embargo, en conferencia mañanera López Obrador se dijo de acuerdo con la decisión tomada, misma que respaldó. Es decir, Andrés Manuel no fue el que tomó la decisión de liberar al hijo de “El Chapo”. 

Posteriormente, Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), refirió que la decisión fue tomada por el gabinete de seguridad, sin detallar quién. 

Ovidio Guzmán López
Ovidio Guzmán López, el capo del caos. FOTO: CUARTOSCURO

Ante la insistencia sobre si la decisión recaía en el presidente, Durazo Montaño mencionó que López Obrador estaba en Oaxaca, por lo que toda acción es responsabilidad del gabinete de seguridad. 

Estas palabras sugieren que en el momento en que Ovidio Guzmán López fue liberado, Andrés Manuel ni siquiera lo supo, sino hasta que ésta ya había sido tomada.

¿Con quién habló Ovidio?

Cuando se confirmó en primera instancia la captura de Ovidio Guzmán López, comenzaron a circular fotografías del capo criminal tomada supuestamente por las autoridades federales. 

La primera, la que todos los medios usaron, era una del hijo de “El Chapo” de frente, con la cabeza alzada y mirando a la cámara; la segunda, el capo movido y solo una parte de su cara puede verse; y la tercera, una de Ovidio llamando por teléfono. 

Ovidio Guzmán López
¿Con quien habló Ovidio Guzmán López?. FOTO: ESPECIAL

¿Con quién hablaba Guzmán López?, ¿La llamada y/o el personaje del otro lado de la bocina influyó en su liberación?

Sin embargo, de acuerdo con una investigación de Peniley Ramírez publicada en Univisión, las imágenes de Ovidio publicadas no fueron derivadas del operativo, ni se tomaron el día del caos. 

Fuentes de la familia de Guzmán López y del propio gobierno federal lo confirmaron a la reportera, detallando que fueron tomadas desde antes y utilizadas para identificar físicamente a Ovidio. 

Ni siquiera del origen de esas fotos, el gabinete de seguridad pudo dar una versión oficial.

Ovidio Guzmán López
Ovidio Guzmán López, el hijo discreto de «El Chapo». FOTO: ESPECIAL

¿Cómo liberaron a Ovidio?

Muy poco se sab cómo se consumó la liberación de Ovidio, si las autoridades dejaron el inmueble donde se encontraba, si lo entregaron a miembros del cártel de Sinaloa o simplemente lo dejaron ir. 

En una fotografía, aparte de las tres ya referidas, aparece presuntamente Guzmán López vestido de militar, con un gafete de Plan DN-III del Ejército, con los ojos tapados y abordo de una camioneta.

De acuerdo con La Jornada, fuentes del gabinete federal detallaron que Ovidio fue entregado a sus cómplices en las condiciones que arroja la imagen.

Mientras, los soldados e integrantes de la Guardia Nacional se retiraron y se resguardaron en instalaciones de la novena Zona Militar.

Ovidio Guzmán López
¿Cómo fue liberado Ovidio?. FOTO: REPRODUCCIÓN

¿No más masacres ni objetivos prioritarios?

El argumento de la liberación de Ovidio era evitar una masacre. El secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, dijo que de no haberse retirado más de 200 personas hubieran muerto; el presidente, por su parte, señaló que la captura de un delincuente no vale más que la vida de las personas. 

Desde el inicio del gobierno de López Obrador, éste aseguró que la guerra contra el narcotráfico y la cacería de capos, mismas que habían disparado la violencia y el derramamiento de sangre en todo el país, habían acabado. 

Sin embargo, nada ha cambiado y, al contrario, en algunos casos se ha empeorado. 

Por ejemplo, este año pinta a todas luces para ser el más violento del que se tenga registro. De enero a septiembre 26 mil 638 personas han sido asesinadas en todo el país, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Culiacán, la guerra. FOTO: CUARTOSCURO

En tanto, en esta misma semana, el 15 de octubre, militares fueron agredidos por un convoy de hombres armados que se habían topado de frente; un sólo soldado con metralladora disparó contra los civiles, matando a 14 de ellos y muriendo en la «hazaña», todo ello en Iguala, Guerrero.

Los hechos arrojaron varias irregularidades como la diferencia de bajas entre ambos bandos, las escasas armas de los presuntos criminales, las nulas huellas del enfrentamiento en vehículos militares y casas aledañas, derivando en el inicio de una investigación por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

También lee: En 10 años, más de 500 casos de pornografía infantil en México

 

Por otra parte, en la conferencia en Culiacán, Crescencio Sandoval aseguró que en la actual administración se han detenido 14 “miembros relevantes de la delincuencia” y 26 “colaboradores de diferente nivel”.

Es decir, pese a las palabras de López Obrador y su anhelada paz, las masacres por parte de las fuerzas del orden continúan y los “objetivos prioritarios”, aunque con otro nombre, siguen. La guerra, aunque lo quiera el presidente, no ha terminado. 

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top