Revista Digital

Persisten los ataques contra los políticos: suman 175 asesinatos

in Investigación by

El pasado proceso electoral que vivió la República mexicana representó los comicios más violentos en la historia reciente del país. Más de 700 aspirantes, precandidatos y candidatos fueron agredidos durante un periodo de 10 meses, entre el 2017 y 2018.

Hasta el pasado 9 de junio, poco menos de un mes del día de la elección, se tenían contabilizadas más de 400 agresiones, 112 homicidios y 127 denuncias de amenazas y actos de intimidación contra políticos y candidatos.

A pesar de que Lorenzo Córdova Vianello, Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) reportó que el pasado proceso electoral había transcurrido sin “incidentes mayores”; entre el 9 de junio y el 1 de julio fueron asesinados 40 actores políticos.

Siendo Emigdio López Avendaño, candidato de Morena a una diputación local en el congreso de Oaxaca, el último candidato asesinado previo al domingo de votaciones. Sin embargo, el día que los mexicanos emitieron su sufragio se registraron 138 agresiones y siete asesinatos.

Elecciones manchadas por la violencia: 112 políticos asesinados

Durante las campañas electorales todos los candidatos a un puesto de elección popular de todas las facciones partidistas llevaron a cabo sus actos proselitistas bajo un clima de intimidaciones, amenazas, atentados, secuestros, agresiones físicas y agresiones con arma de fuego.

Una situación que ha sido documentado por la consultora Etellekt, que ha dado seguimientos a todos estos hechos por medio del Informe Indicador de Violencia Política en México 2018.

De acuerdo con datos de la consultora, entre septiembre del 2017 y el 30 de junio se reportaron un total de 643 actos de violencia cometidos contra políticos. Es decir, que todo el proceso electoral 2017-2018 (incluyendo el 1 de julio) registró un total de 774 agresiones contra, 152 homicidios, de los cuales 48 fueron candidatos y precandidatos.

Entre los actos de violencia se hallan 278 amenazas, 125 agresiones físicas, 64 agresiones con arma de fuego, 56 atentados contra familiares, 38 asaltos con violencia, 31 secuestros y 27 heridos con un impacto de bala.

Convirtiéndose en los comicios más violentos en la historia de México, ya que, durante el proceso electoral que se vivió en 2012 se contabilizaron 9 asesinatos, mientras que en el 2015  se reportaron 30 homicidios.

Según el análisis hecho por Etellekt: la situación de haber puesto en juego más de 18 mil puestos de elección popular, hizo que las autoridades de seguridad se vieran rebasadas por el contexto de violencia que se vive en la república.

El pasado 28 de junio, el diario Excélsior dio cuenta de que, al redor de 5 mil 703 aspirantes a una candidatura local, y 444 candidatos a un puesto federal habían sido sustituidos por distintas causas: violencia, amenazas y cuestiones de paridad de género.

“Las entidades donde más cambios se han registrado son Oaxaca con mil 660 y el Estado de México con mil 225. Luego siguen Michoacán con 736; Jalisco, 674; Guerrero, 477; Querétaro, 176; Chihuahua, 84; Hidalgo, 70; Yucatán, 70; Tamaulipas, 51; Veracruz, 19; Baja California Sur, 12 y Tlaxcala con cinco.”

El pasado mes de mayo, la fundación Open Society presentó en su informe “La corrupción Mata”, que señaló al 2017 como el año más violento de las últimas dos décadas, con más de 25 mil homicidios.

Dicho informe reportó acerca de la “incapacidad” que tienes las autoridades para investigar y procesar a los responsables. Señalando también la participación que han tenido los funcionarios estatales y municipales con los cárteles de la droga, es decir, una “colusión sistemática entre los servidores públicos y los grupos delictivos.”

“Las continuas debilidades en el sistema de justicia penal de México, así como la influencia corruptora del crimen organizado, reafirman la necesidad urgente de un organismo internacionalizado que pueda investigar de forma competente si los funcionarios públicos y los miembros del cártel participaron en los incidentes narrados.”

Persiste la violencia política después de la elección

El pasado 2 de julio, Víctor Días Contreras, presidente municipal de Tepatitlán, y Elíseo Delgado Sánchez, presidente electo de Buenavista, Michoacán, fueron asesinados a balazos el pasado 2 de julio y el 20 de julio, respectivamente.

Sin embargo, dichos asesinatos no han sido las únicas agresiones que se han cometido después del pasado proceso electoral. La misma consultora Etellekt ha reportado 84 agresiones contra políticos, 63 ataques directos y 21 homicidios: todos cometidos entre el 2 de julio y el 31 de agosto.

Datos que revelan que, desde septiembre del 2017 a agosto del 2018, se han cometido 850 agresiones, de las cuales el 81% ha sido contra opositores los partidos y coaliciones que gobiernan en los 32 estados de la república mexicana.

Dando además un saldo de 175 actores políticos que han sido asesinados desde hace casi un año, de los cuales, 4 habían sido certificados como representantes electos.

“Lo cual significa que la violencia política es un fenómeno que corre por una vía distinta a la violencia de los cárteles, mucho más concentrada en lo local, lo que podría reflejar mayor autoritarismo y uso de instrumentos de violencia en los Gobiernos municipales para anular a los adversarios en la contienda electoral”.

También puedes leer: Más pobres y menos desempleos: la herencia de contrastes de Enrique Peña Nieto

Las agresiones se registraron en al menos 565 municipios del país, teniendo la mayor concentración de estos delitos en poblados cuya situación es de pobreza: “experimentaron mayores niveles de violencia contra políticos y candidatos, en estados donde el acceso a cargos públicos representa de las pocas opciones a salarios mejor remunerador.”

Siendo los estados Puebla, Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Veracruz los lugares del país que presentaron el mayor índice de violencia, representado el 49.3% de todas las agresiones cometidas.  

Pero entidades como Guanajuato, Guerrero, Chihuahua, Veracruz, Ciudad de México, Michoacán, Puebla, Jalisco, Tabasco y Chiapas, han presentado un 35% en el aumento de las agresiones.

Comments

comments

Periodista independiente, graduado de la Maestría de Periodismo Político, en La Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha trabajado como reportero y editor web, en medios como: Revista Variopinto, y Revolución 3.0.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top