Revista Digital

Policía Federal

Apuntes de un Centinela: El mundo al revés: policías buscan ayuda

in Opinión by

El sueño dorado de la Guardia Nacional ya lleva sus primeros días en el cumplimiento de su labor en México. El pueblo disfrazado de seguridad que cuida al presidente, los ciudadanos vestidos de autoridad militar… pero con una calidad de vida de Policía Federal. La Guardia Nacional viene a militarizar un Estado al que le urge acabar con los altos niveles de violencia.

Ustedes quizá vieron a los policías federales tomando casetas en carreteras el pasado miércoles y, aunque parezca el mundo al revés, ellos también tienen derecho a manifestarse como cualquier otro ciudadano. Entre sus exigencias están que se respete su antigüedad y que no haya despidos, ya que la Guardia Nacional hará que la Policía Federal deje de existir en aproximadamente 18 meses.

Por si fuera poco, Andrés Manuel López Obrador se lanzó en contra de la institución por estas manifestaciones y aseguró que la policía está corrompida desde hace años. Sin embargo, parte de esos mismos elementos nutren su Guardia Nacional. Bien absurdo.

Y peor aún: este lunes 8 de julio el presidente dijo que los policías federales “no están a la altura” y que deberían disciplinarse, no rebelarse. Claro, porque para López Obrador no es válido que se cuestionen las órdenes que da como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, sino que busca que los elementos solo obedezcan. 

En este momento le podemos recordar al presidente que su promesa de campaña era regresar al Ejército a los cuarteles, dejando como enemigo al expresidente Felipe Calderón por comenzar la guerra contra el narco. Pero hoy ya vimos que le tembló la mano.

El mandatario mexicano argumenta que no hay despidos, ni reducción de sueldos en la Policía Federal. Pero sí hay renuncias para que pierdan antigüedad y prestaciones por años de servicio al país. Imaginen que un agente ya se quería jubilar y ahora pierde eso por lo que tanto trabajó y debe volver a comenzar en la Guardia Nacional, ya sin fuerzas ni herramientas para defender a México, pero con formación castrense.

Vaya, si en el pasado no funcionó la Gendarmería Nacional, ¿qué le depara a la Guardia? Se interrumpió un esfuerzo de haber contado con más de 60 mil elementos policiacos federales para intentar que se redujera el crimen en el país. Y entonces volvimos al futuro: las Fuerzas Armadas, con otros colores de uniforme y en forma de ciudadanos regresaron a las calles.

Solo que la transición duele para los federales. Vienen liquidaciones para miles de policías que no acepten la militarización de su oficio. ¿Eso los hará aprovechar su formación para otras actividades, como el crimen organizado?

Urge una negociación en la que se respeten tanto la importancia de las Fuerzas Armadas como de los policías Federales, quienes ya dieron un ultimátum para reanudar el diálogo.

De tomar más tiempo, los mexicanos comenzarán desesperados a hacer justicia por propia mano o peor, veremos un golpe de Estado… como se intentó en Venezuela. Se les dijo y se les advirtió.

 

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top