Revista Digital

Radiografía del Huachicol, el negocio que desplazó al tráfico de drogas

in Investigación by

En los últimos 2 años, el 78.53% de las tomas clandestinas reportadas por Petróleos Mexicanos (PEMEX), se concentraron en solo 7 de los 25 estados de la República que sufren del robo de combustible.

De acuerdo con el reporte de las tomas clandestinas del 2017 y 2018 de Pemex, los siete estados del país que reportaron el mayor número de ductos perforados fueron: Guanajuato con 3 mil 399; Puebla con 3 mil 258; Hidalgo con 2 mil 790; Veracruz con 2 mil 350; Estado de México con 2 mil 244; Tamaulipas con 2 mil 184, y Jalisco con mil 793.

A nivel nacional en los últimos 5 años la perforación ilegal en ductos de Pemex creció un 243%. Tan solo de 2017 al último reporte de 2018, el incremento fue del 21% a nivel república, y en los 7 estados con más ductos perforados fue del 25.87%.

Aunque los dos últimos reportes de Pemex indican que Guanajuato es la entidad con el mayor número de tomas clandestinas que existen, Jalisco es el estado donde más creció, ya que, pasó de tener 530 en 2017, a mil 84 en 2018, es decir incrementó un 138.30%.

Esta lista es completada por Hidalgo con 62.22%, Veracruz con 32.64%, Estado de México con 29.92% y Puebla con 25.78%.

Siendo Guanajuato y Tamaulipas los únicos estados que redujeron el número de tomas clandestinas, sin embargo, esta reducción no fue del todo significativa, esto debido que el reporte de Pemex en 2018, no se encuentra contabilizados los meses de noviembre y diciembre.

Por ejemplo, si se compara el total de ductos ordeñados en 2018 con los del 2017, en Guanajuato, Pemex señala hubo una reducción de 305 tomas, pero el reporte del año pasado solamente llega hasta octubre, y dicho estado reportó cada mes en promedio 155 ductos violentados, siendo octubre y mayo los periodos en lo que se llegaron a documentar hasta 195.

En esta misma situación, Tamaulipas tuvo una reducción de menos 16 tomas, y durante el 2018 se reportó un promedio mensual de 108 ductos violentados, siendo marzo el mes que más denuncias tuvo con 132; a nivel nacional se estima que hubo mil 258 tomas que fueron robadas al mes.

Un negocio muy lucrativo

El informe El robo de combustible: asalto a la nación, elaborado por el Centro de Estudio Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara Diputados en 2017, señala que, a partir de la implementación de la Reforma Energética que convirtió a Pemex en una Empresa Productiva del Estado y desde la liberación de los precios de los combustibles, el número de tomas clandestinas descubiertas y el robo de hidrocarburos comenzaron a tener su mayor repunte.

El mismo documento detalla que quienes se dedican al robo de combustibles, son un nutrido número de personas que cuentan con una estructura organizada, de la cual, una parte tiene vínculos legales con Pemex, y cuenta con los conocimientos sobre la infraestructura de la red de ductos y el tratamiento del producto.

“…los alcances que tiene el crimen organizado para interactuar en las más altas esferas de poder para recibir información privilegiada acerca de operativos, así como de seguridad para facilitar el transporte del hidrocarburo, además de realizar el lavado de dinero, las operaciones financieras y abrir espacios de mercadodentro y fuera del país— y así sostener la franquicia ilícitamente construida.”

De acuerdo con datos oficiales de 2009 a 2012, las pérdidas de Pemex por robo de combustibles derivaron en 62 mil 761 millones de pesos, mientras que las del 2012 a 2016 correspondió a 97 mil millones de pesos, es decir, 55% más que el periodo anterior.

A pesar de toda la información y datos proporcionados por Pemex, aún existe la duda si estas cifras son exactas, por ejemplo, el exdirector General de la empresa petrolera, José Antonio González Anaya estimó en 20 mil millones de pesos la inversión perdida en 2016, mientras que la Cámara de Diputados cita otros cálculos que lo suben hasta 30 mil 836 millones de pesos.

Asimismo, días antes de concluida la gestión de Peña Nieto, el entonces Director General de Pemex, Carlos Treviño indicó que las pérdidas para la empresa en 2018 se reflejarían entre 30 mil millones y 35 mil millones de pesos.

Sin embargo, la nueva dirección encabezada por Octavio Romero aseguró que durante el año pasado se robaron un total de 58 mil 200 barriles diarios, es decir, 66 mil 300 millones de pesos: 3 mil millones más que lo robado de 2009 a 2012.

Delincuencia organizada y violencia

El Centro de Estudio Sociales y de Opinión Pública detalla que diversos factores que se manifiestan a nivel nacional, como la desequilibrada distribución de los recursos y la desigualdad social, orillan a las personas a participar en actos ilícitos con el fin de mejorar su condición económica.

Según el informe, el robo de combustible ha mostrado signos de haberse convertido en uno de los negocios más lucrativos para la delincuencia organizada, incluso por encima del tráfico de drogas. Muchas personas que antes trabajaban en el campo llegaban a ganar hasta 120 pesos, y ahora por trabajar como huachicoleros gana de 500 a 800 pesos.

La violencia en México es un problema a nivel nacional que no deja a ningún estado exento de balaceras y de homicidios dolosos, de acuerdo con el CESOP, los grupos delictivos no solamente han cambiado de negocio sino de entidades.

El año pasado la organización México Evalúa señaló que Guanajuato no solamente es de los estados que en los últimos 2 años ha incrementado de manera especial el número de los ductos robados de Pemex, sino también es de las entidades donde la violencia ha ido al alza de manera importante.

Fuente: México Evalúa

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) indican que en el 2014 se había contabilizado 778 homicidios dolosos en Guanajuato, mientras que en el 2018 fueron 2 mil, 988, es decir creció 284.06%, siendo las zonas más violentas los municipios que albergan más ductos de Pemex.

Durante el mismo periodo de tiempo, Puebla tambien reportó un incremento de 219% en homicidios dolosos, mientras que en Veracruz y Jalisco fue 160.46% y 110.13%, respectivamente.

En los últimos 2 años, los estados de Guanajuato, Puebla, Hidalgo, Estado de México, Tamaulipas, Jalisco y Veracruz, que reportaron la mayoría de ductos ordeñados a Pemex, ocuparon el 37.51% y 33.43%, respectivamente, en cuanto al total de homicidios dolosos reportados cada año.

Una investigación publicada en septiembre el 2014, por la revista Forbes México, indica que en el robo de combustibles se sabe de la participación desde cárteles del narcotráfico, grupos armados especializados, bandas criminales de bajo impacto, hasta gasolineros, empleados, empresarios y autoridades de seguridad pública.

En cuanto a los grupos del narcotráfico que se sabe se dedican a robar hidrocarburos son el Cártel de Sinaloa, el Cártel del Golfo y Los Zetas, además del Cártel de Jalisco Nueva Generación y el Cártel Santa Rosa de Lima, a estos dos últimos dos grupos se les señala por estar en conflicto en zonas de Jalisco y Guanajuato, lo que ha generado la alza de la violencia de homicidios dolosos en ambas entidades.

Comments

comments

Periodista independiente, graduado de la Maestría de Periodismo Político, en La Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha trabajado como reportero y editor web, en medios como: Revista Variopinto, y Revolución 3.0.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top