Revista Digital

Por qué resultan tan importantes las elecciones en Francia

in Opinión by

Francia está a punto de elegir a su nuevo presidente, y tras llevarse a cabo primera vuelta de las elecciones, el pasado 23 de abril, quedaron dos candidatos a elegir: la “ultraderechista” Marine Le Pen, y el “socioliberal” Emmanuel Macron.

Por lo que el Estado francés está a punto de vivir un importante cambio, que también se verá reflejado a nivel internacional.

Como en todo país democrático, el voto de la ciudadanía es el que define al Jefe del Ejecutivo, y en el caso de la nación gala, esta elección se realiza mediante el sufragio universal directo, a través de una votación uninominal mayoritaria a dos vueltas.

Es decir que se realiza una primera vuelta de elecciones, donde los ciudadanos pueden votar por los dos candidatos que quieren de entre todos los partidos políticos que se presentan durante la jornada.

O también existe la opción de que en caso de que alguno de los contendientes obtenga más del 50% de los votos, ya no es necesaria la segunda vuelta, ya que tendría el sufragio suficiente para ganar directamente la presidencia.

Sin embargo, esto es algo que difícilmente pueda ocurrir, y en esta jornada no fue la excepción, Le Pen y Macron, competirán el próximo 7 de mayo por el voto definitivo de los franceses.

Pero, ¿qué es lo que propone cada uno de ellos?

En su caso de Le Pen, ha planteado en varias ocasiones sacar a Francia de La Unión Europea (UE), y con el BREXIT ya como uno hecho, esta cuestión produciría la pérdida de uno de sus dos  miembros más ricos, dejando una enorme sacudida económica y política, cosa que pondría a peligrar todavía más la sobrevivencia de la UE.

En el tema de la migración, ha hablado sobre restaurar las fronteras del país, haciendo referencia a la necesidad de la retirada del “Acuerdo Schengen”, el cual permite viajar sin pasaporte. Además, busca que el proceso para adoptar la ciudadanía francesa sea más estricto, y que la inmigración al país se reduzca a sólo 10,000 personas por año.

En relación a la economía, una de sus propuestas más fuertes es la del abandono del Euro para crear un “nuevo franco” de menor valor. Y en relación a la seguridad, ha prometido luchar contra el “islam radical” y terrorismo que aqueja a su nación.

Cabe  mencionar que también ha hecho múltiples críticas a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), e incluso ha afirmado que el país francés ya no debería pertenecer a ella.

Mientras que la visión de Macron es distinta. Por ejemplo, él ha mostrado su intención de trabajar en conjunto con los países vecinos e incluso hacer una Europa más unida.

En el tema migratorio ha dicho que en caso de resultar ganador, una de las primeras cosas que haría, será dar respuesta a las solicitudes de los refugiados que necesitan protección.

Asimismo, en relación a la seguridad, ha prometido incrementar el gasto en defensa, junto con la contratación de más agentes de policía.

Los candidatos son distintos entre sí, pero ambos lograron que los franceses le dieran la espalda a los partidos “tradicionales”, pidiendo así una renovación en la nación; un síntoma bastante claro del deterioro de los partidos políticos en Francia.

Mientras que el resto del mundo se encuentra a la expectativa, el país dará un giro político, económico y social, y esto repercutirá en sus relaciones con el resto de los países. Incluso se ha dicho que esta elección, como la de Estados Unidos, traerá cambios que nadie puede predecir en su totalidad.

Para México, podría verse reflejado en las relaciones de tipo comercial, las cuales han mejorado bastante en los últimos años.

En esto tenemos dos escenarios, por un lado, Le Pen ha dicho que se opone a la globalización, y de ganar, va a implementar lo que ella llama “proteccionismo inteligente”, en donde una de las primeras cosas que piensa hacer es la renegociación los tratados de libre comercio.

Y por el contrario, con Macron, la situación podría ser incluso favorable, ya que él se ha manifestado a favor del libre comercio. De igual forma, es el favorito para ganar, incluso en la primera vuelta alcanzó cerca del 23.8% de los votos, mientras que Le Pen alrededor del 21.4%.

Pero esto no asegura todavía nada, ya que, los porcentajes pueden cambiar de un momento a otro, además, como dijo Hugh Schofield, periodista de la BBC en París, hay que recordar que, aunque Macron es el claro vencedor de la primera vuelta de la votación, y probablemente el próximo jefe de Estado, el país está profundamente dividido.

Y de lo único de lo que podemos estar seguros es que el próximo 7 de mayo se definirá el nuevo rumbo de Francia, pero también el nuevo trayecto del mundo.

Comments

comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top