Revista Digital

Rubén

Rubén jamás lastimará a nadie más

in Opinión by

Lizbeth Mendoza Gómez es recordada por su mamá como una niña tranquila, seria pero muy amorosa y expresiva, su mirada le hacía sentir mucha calma. Como su primera hija, era una niña muy amada, rodeada del amor de su mamá y de su hijo pequeño, hasta que fue asesinada por Rubén. 

En 2015 Lizbeth contrajo matrimonio con Rubén sintiéndose segura de la persona que le había demostrado ser, de sus sentimientos por él y siendo correspondida. De su relación nació un pequeño que era todo el mundo de Liz.

Con el paso del tiempo, Rubén se mostró controlador, celoso, problemático, actitudes que laboralmente no le permitían estabilizarse, por lo contrario, era violento, esa violencia le arrebató la vida a Liz.

El  28 de febrero del 2020 se dictó condena por 70 años de prisión a Rubén Entzana Nava por el feminicidio de Liz, cometido el 7 de julio del 2018 en Zinacantepec, Estado de México.

Lee además: Una canción para Félix Hernán, nuestro niño del suéter rojo

 

Ella no va a regresar pero, Rubén jamás volverá a lastimar a ninguna otra, no dejará desolada a otra familia.

Mi querida flaca:

Diez de mayo, día de las madres, recuerdo un año en esta fecha fue muy especial, tu me llamaste unos días antes y me dijiste; «mamá, quiero que venga al festejo de la escuela del día de la mamá», con mucha alegría en mi corazón contesté “sí hija claro que iré”, tu hermana escuchaba y de pronto dijo gritándome, «yo también quiero que vengas a la primaria» y dije que sí.

Llegó esa fecha para mí con gran alegría pues era una forma de convivir con mis hijas, estábamos muy distanciadas. 

Desde entonces todos los años así fue por lo menos. Siempre de ti, mi niña, recibí un felicidades, mami, hace dos años aún disfrute un «te amo mami, muchas felicidades» y yo también te felicité pues ya habías tenido el privilegio de ser mamá.

Puedes leer: Noemí Haydee, el primer 10 de mayo sin tu carta

 

Y ahora todo es diferente, tu hijo nunca podrá decir felicidades mami,  ahora te visitamos en tu tumba, te dejamos tus rosas rojas, pero no puedo sentir alegría, la tristeza me gana porque jamás podremos disfrutar una fecha importante juntas. 

Tu hermana Nancy también ya es mamá pero este día de las madres para nosotras ya no habrá la alegría de decir felicidades, nos faltas tú mi flaquita hermosa. 

Como quisiera poder pedirle un deseo a Dios, y que él me lo concediera; pediría que estuvieras viva para volver a disfrutar tu voz,  tu presencia y esa alegría inigualable de vivir tu vida mi niña, a ahora solo puedo mirar al cielo y desearte un feliz día de las  madres mi pequeña Liz.

Te ama mamá por siempre,  mi flaca.

 

                                                                                                             Mayo 2020

¿Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo, de una mujer víctima de feminicidio o desaparición?. Búscanos, ayúdanos a visualizarlas y contar sus historias. Dale voz a la ausencia. 

@FridaGuerrera

@VocesDLAusencia

@VocesPerdidas

fridaguerrera@gmail.com

fridaguerrera@hotmail.com

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top