Seis y contando

­—¡Como me duelen las rodillas!— se quejaba en silencio Francisca, mientras se agachaba para abrir una enorme bolsa de plástico transparente, la cual dejaba ver las frituras con las que llenaba otras más pequeñas para venderlas y sacar algo para comer. Se encontraba en el pasillo norte de la estación del metro Indios Verdes, a … Sigue leyendo Seis y contando