Revista Digital

UNAM despilfarra en seguridad y delitos no disminuyen

in Investigación by

Homicidios, balaceras, feminicidios, asaltos y narcomenudeo son algunos de los delitos que ya se han vuelto costumbre dentro de Ciudad Universitaria, esto sin que las autoridades, tanto universitarias como del gobierno federal y local, den resultados contundentes en materia de seguridad, sin embargo, la Máxima Casa de Estudios ha aumentado decenas de millones de pesos al presupuesto de seguridad.

 

“¡Fuera narcos de la UNAM!”, fue el mensaje que se leyó el pasado domingo en la pantalla del Estado Olímpico Universitario durante el medio tiempo del partido de Pumas vs Chivas, un par de días después de que dos personas murieran tras registrase una balacera entre presuntos narcomenudistas dentro de Ciudad Universitaria (CU).

El más reciente incidente no es un caso aislado, es sólo uno de varios hechos de violencia que reflejan la inseguridad dentro de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y no sólo en CU, sino en las demás escuelas de la Máxima Casa de Estudios.

El mensaje. Foto: Reproducción

Sin embargo, esta violencia e inseguridad, que azotan a estudiantes y docentes, contrastan con el enorme presupuesto que la UNAM destina a la seguridad, mismo que no ha disminuido los delitos en Ciudad Universitaria según datos oficiales.

En los últimos seis años, la Máxima Casa de Estudios ha aumentado un 20% en el presupuesto en materia de seguridad.

Documentos, obtenidos vía transparencia y en posesión de FrojiMX, detallan que de 2012 a 2017 la universidad aumentó 39 millones 598 mil 527 pesos en el “Presupuesto Asignado para Vigilancia”.

Es decir, el presupuesto asignado pasó de 189 millones 140 mil 730 pesos, en 2012, a 228 millones 739 mil 257 pesos, el año pasado.

De este presupuesto, la mayoría se gasta en sueldos y demás pagos a trabajadores.

El despilfarro sin resultados. Foto: Reproducción.

El 51.4% de lo gastado en seguridad el año pasado fue en los salarios del personal administrativo de Base, es decir 117 millones 778 mil 126 pesos.

Otro 36.2%, lo que representa 85 millones 161 mil 740 pesos, se destina en prestaciones, indemnizaciones y otras remuneraciones de los trabajadores de vigilancia.

Los rubros que más aumentos han registrado en el presupuesto de seguridad son: “Artículos, herramientas, materiales y animales de Bioterio”, con un incremento del 400%; seguido de “Servicios Comerciales” y “Servicios de Mantenimiento y Externos”, con un alza de 283% y 221%, cada uno; así como los “Sueldos a técnicos académicos ordinarios, ayudantes de profesor e investigados y personal de asignación académico administrativa”, con un aumento del 84%.    

Además, en 2016 se agregó un nuevo rubro en el presupuesto de seguridad de la UNAM: “Bienes Muebles no Capitalizables”, que pasó de 96 mil pesos dicho año, a 294 mil 100 pesos en 2017, un aumento de 198 mil 100 pesos, es decir 206%.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Gobierno Federal consiente a Trudeau y a Merkel

Dentro del presupuesto de la UNAM en materia de seguridad, no se encuentra algún gasto que implique un cambio de estrategia o implementación de la vigilancia en las diversas instalaciones de la universidad.

El único rubro que muestra la opción para una capacitación de los elementos de seguridad y que dicha estrategia cambie es “Viáticos, gastos de prácticas escolares, trabajos de campo e intercambio”.

Sin embargo, este apartado es uno de los dos únicos rubros al que le disminuyeron el dinero asignado, al pasar de 45 mil 29 pesos en 2012 a 41 mil pesos en 2017, es decir, una disminución del 8.9%.

Delitos en CU no disminuyen

Tanto la Procuraduría General de la República (PGR), como la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), han reportado una nula disminución de delitos sucedidos en Ciudad Universitaria en los últimos años.

De acuerdo con documentos obtenidos vía transparencia y en posesión de FrojiMx, en los últimos dos años han sucedido mil 150 delitos dentro de CU.

Datos de la PGJCDMX detallan que en 2015 se realizaron 416 denuncias por delitos sucedidos en CU, mientras que en 2017 se registraron 439 crímenes cometidos en las instalaciones centrales de la Máxima Casa de Estudios.

La balacera en CU. Foto: Reproducción.

 

Es decir, en cuanto a delitos del fuero común, en dos años hubo un aumento de 23 delitos, lo que representa un alza en los crímenes del 5.5%.

En tanto, la PGR menciona que en 2016 se denunciaron 134 delitos en CU, mientras que el año pasado se registraron 108 crímenes. Lo que representa una disminución de 26 delitos del fuero federal en un año, lo que equivale a una baja de casi el 20%.

Asalto a transeúntes, robo de vehículos y daños a propiedad, son los delitos que más se denuncian dentro de Ciudad Universitaria.   

Facultad de Ingeniería: el epicentro de los delitos

En Ciudad Universitaria, la Facultad de Ingeniería se ha convertido en el escenario central de los conatos de violencia dentro de la UNAM.

Por ejemplo, el 29 de enero pasado, en el Anexo de la Facultad de Ingeniería, universitarios reportaron otra balacera que no dejó muertos, ni heridos, pero, en palabras de los mismos estudiantes, sí evidenció una falta de respuesta de las autoridades, así como el nulo posicionamiento oficial de la universidad al respecto.

A finales de agosto del 2017, el periodista Humberto Padgett evidenció cómo operaban narcomenudistas en el Frontón Cerrado de la Facultad de Ingeniería, sin embargo, fue descubierto y agredido por los mismos vendedores.

Así como el feminicidio de Lesby Berlín Orozco Martínez, de 22 años, el 3 de mayo del año pasado, en un teléfono público en el Instituto de Ingeniería, delito que no ha sido resuelto.

El caso Lesby: FOTO: ARMANDO MONROY /CUARTOSCURO.COM

¿Cuál es la respuesta de Rectoría?

“No es tu amigo, es un narco”, fue el lema que apareció en la más reciente edición de la Gaceta de la UNAM tras los hechos recientes en Ciudad Universitaria.

En la Gaceta se reprodujo integro el discurso que el Rector, Enrique Graue, dio ante los medios el sábado 24 de febrero, al día siguiente de la balacera en la Facultad de Ingeniería.

El Rector señaló que el incidente, de alguna forma, pudo ser consecuencia de las medidas de seguridad implementadas por la universidad para combatir el narcomenudeo en nuestras instalaciones.  

La Campaña. Foto: Reproducción.

Esta “estrategia” de seguridad consiste, detalló Graue, en iluminar zonas, ampliar vigilancia y colaborar con las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México.

Mismas que, según el Rector, han logrado la detención de alrededor de 30 personas por cometer distintos actos ilícitos dentro de la universidad.

ADEMÁS PUEDES LEER: Legalizar las drogas, ¿la solución a la violencia en México?

Dichas acciones, mencionó Graue, ha provocado la fragmentación y dispersión de los narcomenudistas dentro de CU, originando disputas.

El Rector descartó que las autoridades universitarias soliciten la inmersión de elementos policíacos dentro de las instalaciones, pues significaría un riesgo de violencia armada en donde podrían salir lesionados inocentes y no garantizaría la ausencia permanente de narcomenudistas y vivir constantemente un estado de vigilancia armada nunca fue, ni será una opción a considerar.  

El narcomenudeo en la CU

Edmundo Garrido Osorio, procurador de justicia de la Ciudad de México, aseguró que la balacera que dejó dos muertos en Ciudad Universitaria no está relacionada con el Cártel de Tláhuac.

Dicha organización criminal ha sido golpeada desde mediados del año pasado cuando Felipe Pérez Luna, “El Ojos”, líder del cártel, fue abatido en Tláhuac.

El procurador detalló que los narcomenudistas de CU son núcleos de una banda con presencia en Coyoacán.

Sin embargo, una banda criminal, que colaboró con el Cártel de Tláhuac, sería la que predomina la zona de venta de droga en la Facultad de Ingeniería.

Se llaman Los Rodolfos, debido a que su líder es identificado como Rodolfo Rodríguez Morales.

Rodolfo Rodríguez Morales. Foto: Reproducción.

Versiones periodísticas detallan que dicha banda mantuvo alianzas y enemistades con el Cártel de Tláhuac, una tras otra.

Sin embargo, antes de la muerte de “El Ojos”, éste habría acordado una reunión con Rodolfo, luego de que la Policía Federal y la Marina incursionaran en Tláhuac a causa del aumento de la violencia.

PODRÍA INTERESARTE: Ciudad segura: los cárteles de la droga en la CDMX

La reunión habría sido para dos cosas: juntar fuerzas para comenzar a operar en el centro y norte de la Ciudad de México; así como para garantizar la seguridad de sus familias y las rutas de trasiego de drogas en caso de que alguno de ellos fuera detenido o abatido.

Se desconoce si actualmente “Los Rodolfos” se encuentran de forma independiente o fungen como una célula del Cártel de Tláhuac.

¿Operan cárteles de la droga en la CDMX?

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, ha reiterado que en la capital no operan cárteles de la droga, sino pequeñas bandas criminales que venden droga.

Sin embargo, autoridades federales y estadunidenses, así como expertos lo contradicen.

En 2015, la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) señaló que cinco grupos criminales tienen una “ligera” presencia en la capital: el Cártel de Los Beltrán Leyva, Los Zetas, el Cártel del Golfo, los Caballeros Templarios y el Cártel de Sinaloa.

Mientras que, en 2015, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), refirió sobre la presencia del CJNG en la Ciudad de México.

Por su parte, Víctor Manuel Sánchez Valdés, especialista en seguridad pública, señala que en la Ciudad de México existen al menos 10 grupos del crimen organizado operando.

El CJNG operaría en Tlalpan, Xochimilco, Coyoacán, Tláhuac e Iztapalapa.

El Cártel de Sinaloa en las demarcaciones Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Venustiano Carranza e Iztapalapa.

Los Zetas en la delegación Cuauhtémoc e Iztapalapa.

El Cártel del Golfo en Gustavo A. Madero e Iztapalapa.

Los Beltrán Leyva en Cuajimalpa, Miguel Hidalgo.

Los Caballeros Templarios en la Benito Juárez e Iztapalapa.

La Familia Michoacana en Tlalpan, la Magdalena Contreras, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Tláhuac e Iztapalapa.

Guerreros Unidos en Tlalpan, la Magdalena Contreras, Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Coyoacán e Iztapalapa.

Cártel de Tláhuac en Tlalpan, Xochimilco, Coyoacán, Tláhuac, Iztapalapa y Milpa Alta.

La Unión Tepito en la Magdalena Contreras, Benito Juárez, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo, Iztacalco, Coyoacán, Venustiano Carranza e Iztapalapa.

Cartografía del Narco: así se reparten los cárteles en México

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top