Columna Rota: El Feminicidio de mi hermana

28 diciembre, 2017

Aunque las heridas vayan cerrando, ¿Qué hago con las cicatrices? Me las miro de día, las restriego de noche, nunca me dejan tranquila.

Marcela Serrano, escritora chilena

 

Un juego, un ritual, o solo la decisión de alguien que decía amarla, que, con engaños, la asesinó, porque en este país se puede asesinar a una mujer y no pasa nada, porque a pesar del tiempo y las pruebas aportadas el aún sigue sin sentencia

El 3 de diciembre de 2014, en el Estado de México, Silvia Paredes Moedano, una joven de 17 años, asesinada por su ex novio, fue elegida por la actual pareja del homicida para ser sacrificada en un rito satánico, de acuerdo con declaración que rindió el inculpado ante las autoridades.

Ella fue liberada, él sigue en proceso, la familia de Silvia quiere JUSTICIA y hasta hoy no ha llegado, por eso son parte de…

Las VOCES DE LA AUSENCIA

Carta a mi hermana

Hace más de 3 años empezó una historia diferente para nuestra familia, primero tu desaparición “ROJITA” como la mayoría de tus amigos y los que te queremos te llamábamos.

Como olvidar ese 3 de diciembre de 2014 que, sin pensarlo sería la última vez que nos veríamos, no tuvimos tiempo de despedirnos, te fuiste siendo tan joven a tus 17 años y con tantos planes.

Tu saliste a realizar un trámite y tampoco sabias lo que te esperaba después. Aún existen tantas dudas, tantas preguntas en mi cabeza sin respuesta, cómo confiaste en una persona que, lamentablemente, acabó con tu vida, no logro asimilar como una persona que dijo amarte pudo hacerte tanto daño y es una pregunta que se hacen muchas de las personas que los conocieron a los dos.

Aún después de tanto tiempo no hemos logrado que se haga justicia para ti, vivimos en un país donde la justicia tarda y puede ser manipulada con dinero, como fue en el caso de la autora intelectual de tu feminicidio.

A pesar de tantos años, tu caso aún no ha sido resuelto. Seguimos luchando porque, por lo menos, el autor material del mismo sea condenado a prisión y no siga en un preventivo como hasta ahora.

Para nuestros padres ha sido muy difícil esta situación y lo entiendo, no me imagino su dolor si para mí, como tu hermana, no ha sido fácil y he tenido que sacar fuerzas para tratar de levantarlos, porque, si como ellos dicen ya nada hará que tu regreses, pero yo lucho porque esa persona no salga y haga más daño.

Han sido años de desgaste, muy difíciles, aun no olvido la llamada que recibí 3 días después de que tu desaparición, donde me pedían presentarme con nuestros padres a reconocer un cuerpo que podía ser tuyo.

Íbamos con la esperanza de que no fueras tú y lamentablemente no fue así , el verte en esa plancha, reconocerte y  ver tu cuerpo manipulado, siguió la pesadilla que aún no termina.

Después, vinieron las audiencias para reconocer a esas personas que tanto daño te hicieron, escuchar esas declaraciones que ambos dieron de como sucedió de lo que te hicieron me mataban por dentro, la rabia, el enojo, la frustración, la culpa de no haber podido hacer nada para salvarte  e imaginar el dolor que sentiste lo que sufriste es lo que da fuerza para no dejar que tu caso sea como muchos sin justicia.

Ha sido muy difícil para tu familia seguir adelante, ya no habría más navidades a tu lado, ya no habría una fiesta de cumpleaños más para ti, ya no habría más peleas de hermanas por un suéter, enojos por cosas tontas, risas, salidas al cine contigo, ya no habrían más fotos haciendo tonterías ni discusiones porque a una de las dos no le gusto como salía.

Tantas cosas que pudimos vivir juntas, como que tu grupo favorito Coldplay vino a México meses después de tu partida, que se estrenó la película de Piratas del Caribe la Venganza de Salazar que tanta ilusión tenías de ver, donde salía tu novio Johnny Deep, que este año habrá un exposición de Tim Burton por primera vez en México, tu director de cine favorito, y que te arrebataron la oportunidad de vivirlas.

Ahora vivimos con los recuerdos que tenemos a tu lado y con las enseñanzas que nos dejaste, porque tú siempre buscabas el lado bueno de las cosas siempre tenías una sonrisa, así te ganaste el cariño de muchas personas en las cuales dejaste un hueco y que ahora te extrañamos pero no te olvidamos y te seguimos amando

SILVIA. 27/12/96 – 03/12/14

 

Tú hermana; Maricela

Diciembre 2017

Comments

comments

ANTERIOR

Apuntes de un Centinela: Periodismo, el gran negocio gubernamental

Siguiente

Columna Rota: Cuando asesinan a tu hermana mayor

ÚLTIMA ENTRADA

Judith

Judith y sus niñas

Judith Cruz Fierro nació el 26 de enero de 1977 en Santo Tomás de los Plátanos, Estado de México, como la tercera
frojiMXTop

Don't Miss