Revista Digital

Inseguridad e impunidad en México, una realidad cotidiana

in Investigación by

Cambiar de rutas de transporte o traer consigo la menor cantidad de objetos de valor, se han convertido en el panorama cotidiano de los mexicanos ante la permanente percepción de ser víctima de algún asalto. La inseguridad en el país es parte de la realidad del día a día.

Esta opinión es compartida por 7 de cada 10 mexicanos, quienes así lo expresaron en la Encuesta Nacional de Seguridad Urbana (ENSU) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este ejercicio, cuyos resultados datan de marzo de 2017, arrojó que el 72.9% de los mexicanos encuestados manifestó sentirse inseguro en la ciudad en la que vive. Dicha impresión se ha deteriorado en relación a marzo de 2016, cuando el índice nacional fue de 69.9%. Aunque registró una ligera mejoría en comparación con los resultados de diciembre de 2016, cuando la tasa fue de 74.1%.

Los sitios en donde se sienten más vulnerables los mexicanos consultados, en primer lugar, se encuentran “cajeros automáticos localizados en la vía pública”, 8 de cada 10 personas así lo manifestó, arrojando un resultado del 80.2%. El “transporte público” es el segundo lugar con un 73.4%.

Mientras que los “bancos” obtuvieron un 66%, y las “calles donde habitualmente transitan” registró el 65.1% de las opiniones.

Las ciudades más inseguras del país

La ciudad en el país en la cual sus habitantes se sienten más inseguros es Ecatepec de Morelos en el Estado de México con un índice del 93.6%.

Tal es el temor a ser asaltados, que los vecinos optan por no salir de sus domicilios después de las 9 de la noche o volver a ellos antes de dicha hora, según refirió para este artículo un joven residente de la demarcación.

“Si sabes que saldrás a alguna fiesta, es mejor quedarse a dormir en aquel lugar y regresar hasta el día siguiente, ya que es un riesgo tomar los camiones y ‘combis’ o caminar solo por la zona después de las 9 de la noche. Sólo si tienes auto propio puedes ‘darte el lujo’ de volver a tu casa en la madrugada”, comentó el joven de 26 años que lleva aproximadamente 5 años viviendo en Ecatepec.

En tanto, la segunda zona del país con un alto grado de inseguridad es Villahermosa en Tabasco con un 93.4%; Chilpancingo de los Bravo en Guerrero mostró un índice de 93.3%; mientras que el 92.9% de los habitantes de la región norte de la Ciudad de México, que incluye las delegaciones Gustavo A. Madero, Iztacalco y Venustiano Carranza, calificaron como inseguro su lugar de residencia.

Cabe destacar que para esta encuesta se consideró las opiniones de ciudadanos con al menos 18 años de edad en 16 mil 500 hogares ubicados en 51 ciudades del país.

Ante el escenario antes descrito, la población ha optado por cambiar sus rutinas y actividades cotidianas para evitar ser violentados.

Por ejemplo, el 62.7% de los encuestados optó por dejar de “llevar cosas de valor como joyas, dinero o tarjetas de crédito” por temor a sufrir de un delito. Un 51.9% cambió su “hábito de caminar de noche en alrededores de su vivienda”; y un 54.5% modificó el “hábito de permitir que menores salgan de su vivienda”.

El porqué no ha mejorado significativamente dicha percepción, obedece a factores como la impunidad y la desconfianza hacia las autoridades relacionadas con la impartición de justicia.

La ENSU destacó que sólo el 38.5% de la población calificó como “muy o algo efectivo” el desempeño la policía preventiva municipal y un 49.9% refirió lo mismo sobre la policía estatal.

 El factor de la impunidad

Mientras que la impunidad, se convierte en el factor clave para el alza en la percepción de inseguridad, ya que la resolución de los delitos se mantiene en muy bajas tasas, casi nula.

De los delitos acreditados por la autoridad como consumados, sólo al 4.46% se les dicta una sentencia condenatoria; lo que arroja prácticamente un 95% de impunidad, así lo refirió el Centro de Estudios Sobre Impunidad y Justicia en el Índice Global de Impunidad México presentado en febrero de 2016.

Y este indicador, que apela a los delitos no se resuelven, se incrementa si se consideran a aquellos que no se denuncian propiamente.

 “De esta cifra “(delitos consumados) en perspectiva con la cifra negra (delitos que no fueron denunciados por los ciudadanos) arrojaría que la impunidad simple y llana, entendida como delito sin castigo, estaría en los márgenes del 99%”, destacó este informe con base en la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE).

Preocupa a la ONU el alto grado de impunidad en México

El Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, en la visita que realizó en México durante octubre de 2015, así como en una reciente conferencia de prensa en Suiza, expresó su gran preocupación por la enorme brecha de impunidad en el país.

Durante octubre de 2015, al Hussein, luego de hacer una visita al país y reunirse con el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, concluyó:

“Estadísticas oficiales muestran que 98% de los crímenes cometidos en México quedan sin resolver; la mayoría de ellos no son nunca propiamente investigados. Por tanto, no es sorprendente que la ciudadanía mexicana se sienta insegura”.

A esta declaración, se añade lo que expresó el pasado domingo en una conferencia de prensa en Ginebra, Suiza donde volvió a abordar esta temática, en la cual expresó que la “enorme brecha de impunidad (…) debe ser abordada y no podemos dejar de subrayar esto de la forma más enérgica”.

Por ello, sugirió al poder ejecutivo del país la creación de un Consejo de Asesores que incluya a asesores internacionales. Y enfatizó que en México “la defensa de los más vulnerables debe ser garantizada”.

Ante este estado de impunidad latente, y manifiesto por organismos nacionales e internacionales, la probabilidad de que la percepción de inseguridad muestre importantes mejorías parece lejana.

En la misma ENSU al momento de preguntarle a la población cuáles eran sus expectativas sobre las condiciones de seguridad pública en los próximos 12 meses, el 36.8% refirió que “seguirá igual de mal”; y el 33.8% dijo que “empeorará”. Ello aunado a la incesante inquietud de la propia ONU sobre este tema.

Comments

comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top