Los sirios que regresan a casa tras su experiencia en América Latina

in Investigación by

Una familia siria salió de su país luego de que estalló la guerra civil en Alepo, buscando un nuevo comienzo en Argentina, sin embargo, su experiencia de cuatro meses en el país latinoamericano los hizo considerar volver a su tierra natal; ya tienen sus boletos de avión rumbo a Siria.

El matrimonio de Taufiq Touma y Ani Hadad, junto a sus dos hijas Kristel y Mari, a finales de 2016 salieron de Alepo, la ciudad más grande de Siria y uno de sus principales centros económicos, tras las explosiones que se suscitaron derivadas de la guerra civil que se vivía en este territorio por el enfrentamiento entre las fuerzas rebeldes contra el gobierno del presidente Bashar Al Assad.

Familia Touma

La familia Touma relató al diario argentino La Voz su experiencia y las razones de por qué han decidido volver a su ciudad de origen, pese a que aún persiste la inestabilidad en esta zona de Medio Oriente, según han alertado algunos grupos civiles, quienes describen que aún hay explosiones producto de los restos de minas que dejaron los rebeldes.

En diciembre de 2016, dos familias sirias se instalaron en la ciudad de Córdoba en Argentina, entre ellas la familia de Taufiq Touma. Tras unos meses de estancia en el municipio de Pilar, se enfrentaron un panorama cultural distinto, una situación económica donde la inflación se mantiene al alza, y la barrera del idioma.

“Pensamos que la vida aquí sería más barata y que nuestras hijas tendrían futuro, pero no lo vemos ahora”, comentó el padre de familia de 40 años de edad, en entrevista con el medio argentino.

Detalló que en Siria podían vivir una semana con 10 dólares, cuestión que está alejada de la realidad argentina, en donde los productos aumentan de precio constantemente. “Acá todo aumenta”, añadió. Cabe señalar que inflación anual en el país es de 27.5%, de acuerdo a los más recientes datos publicados este 9 de mayo.

Los Touma reconocen que la gente argentina los trató bien, en especial un vecino, quien fue el que les facilitó ayuda para pagar el alquiler de la casa donde habitaban, y les prestó un automóvil para trasladarse, con ello pudieron sostenerse durante los meses de estancia.

Aunque no por ello, lograron escaparon de ser víctimas de un robo en su hogar en el cual perdieron sus Documentos Nacionales de Identidad, los que posteriormente pudieron recuperar, y otras posesiones materiales, éste episodio también fue uno de los detonantes para tomar la decisión de volver a Siria.

Taufiq cuenta que deseaba ser un contribuyente para el nuevo lugar donde se encontraba y no una carga. Enfrentó el obstáculo de no poder encontrar un trabajo estable, aunado a que cuenta con algunas dificultades motrices, a consecuencia de una lesión en la cabeza que sufrió cuando un televisor en su antiguo hogar le cayó encima de la cabeza tras suscitarse una explosión en el vecindario.

“No queremos pedirle plata a nadie, la queremos ganar. Mi padre fue la última persona que me dio dinero y no queremos ser una carga en Argentina”, dijo Taufiq en voz de un traductor.

Pese a que reconoce que sus hijas lograron comenzar a adaptarse al municipio de Pilar, él admite que prefiere sostener su hogar con sus propios recursos.

La esperanza que lo hace volver es que el gobierno logró el control de Alepo nuevamente, debido a un pacto de amnistía que se acordó con los grupos opositores.

Alepo fue tomada de 2012 a 2016, escenario que llevo a explosiones y enfrentamientos en las calles, dejando afectaciones no sólo a quienes combatían sino a los civiles de la zona, además de destrucciones en las estructuras de la ciudad, así como miles de personas desplazadas y la muerte de cientos de personas.

El gobierno sirio encabezado por Bashar Al Assad logró recuperar la ciudad una vez que el 18 de diciembre de 2016, los grupos rebeldes al gobierno, pactaron con Rusia -aliado de Al Assad y quienes auxiliaron al contrataque de estos grupos- su salida de esta importante ciudad. El gobierno les otorgó amnistía y se calcula que salieron de la localidad 9 mil 500 personas en las cuales se incluía a 4 mil 500 combatientes opositores.

En voz de un traductor, este ciudadano sirio señala emocionado que en su ciudad natal abrirá de nuevo la perfumería que dejó allá. “Si no me va bien, puedo trabajar como taxista, aquí no (puedo)”, añadió. El vuelo de los Touma hacia Alepo sale este jueves 11 de mayo.

Cabe recordar que las familias sirias que se han establecido en países de América como Canadá, México y Argentina. En el último se estableció un programa desde el gobierno argentino llamado Programa Siria para la recepción de refugiados, con el objetivo de brindar ayuda de mantenimiento y manutención.

Sin embargo, uno de los allegados a la familia de Taufiq Touma, afirma que “faltó ayuda del Estado; hubo varias promesas incumplidas”. También, hay que destacar el caso de la familia Barbar, también de origen sirio que también arribó a Argentina en diciembre de 2016, y quienes han manifestado que ellos apuestan por adaptarse y quedarse en este país latinoamericano.

Comments

comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.