Revista Digital

Pobreza, desfalcos y prisión: el legado “histórico” de Rosario Robles

in Investigación by

En poco más de seis años, Rosario Robles pasó de estar en el “equipo ganador” a dormir en la fría celda de una prisión, haciendo historia como la primera exsecretaria de Estado encarcelada

 

“Me he presentado aquí absolutamente voluntario. Siempre he dado la cara […] Soy una mujer de paz que jamás ha atentado contra nadie. No podría evadir la acción de la justicia”, dijo en forma suave y pausada Rosario Robles en uno de sus últimos intentos de evitar la cárcel. No lo logró.

La exsecretaría de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano durante el sexenio de Enrique Peña Nieto fue vinculada a proceso por el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna señalada por el ejercicio indebido del servicio público.

FOTO: CUARTOSCURO

Las omisiones de Rosario Robles por el caso de la Estafa Maestra derivaron un daño al erario por 5 mil 73 millones de pesos. Aunque la investigación periodística que usó como punto de partida los reportes de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) señala un fraude por 7 mil 670 millones 77 mil 500 pesos.

Sin embargo, siete años antes de ser ingresada al penal femenil de Santa Martha Acatitla, Rosario Robles festejaba, vociferaba la victoria electoral de Enrique Peña Nieto. “Estoy feliz de estar en el equipo ganador”, dijo la experredista en entrevista con Milenio en 2012.

Era, entonces, la reaparición de Rosario tras los videoescándalos de 2004, cuando junto al empresario argentino Carlos Ahumada golpeó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en ese entonces jefe de gobierno de la Ciudad de México, hoy presidente, mostrando grabaciones de políticos cercanos al tabasqueño en actos de corrupción, como Rene Bejarano y Gustavo Ponce.

En este “complot”, como lo calificó Andrés Manuel, también habrían participado Vicente Fox, Santiago Creel, Diego Fernández de Ceballos y Carlos Salinas de Gortari, según el propio Ahumada y hasta Fidel Castro, el extinto líder cubano, país donde el empresario argentino se ocultó tras los videoescándalos y fue detenido.  

FOTO: REPRODUCCIÓN

La traición de Robles Berlanga a la izquierda se consolidó cuando Peña Nieto la nombró titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), dependencia que básicamente se encarga de combatir la pobreza a través de programas sociales.

Frente a la Sedesol, Rosario estuvo casi la mitad del sexenio de Enrique Peña Nieto, de diciembre del 2012 a agosto del 2015. En ese lapso fue cuando más aumentó la pobreza durante todo el sexenio priista.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), de 2012 a 2014 en México aumentaron a dos millones el número de personas en condiciones de pobreza al pasar de 53.3 millones de casos a 55.3 millones.

FOTO: CUARTOSCURO

El programa central de la Sedesol en materia de combate a la pobreza fue la Cruzada Nacional Contra el Hambre, sin embargo, para a Auditoría Superior de la Federación (ASF) este programa no cumplió sus objetivos y reportó varias irregularidades.

La Cuenta Pública 2016 de la ASF, de un año después de la salida de Rosario Robles de Sedesol, detalla que “no hay certeza de que quienes acceden a los comedores se encuentren en pobreza, ni que la alimentación que recibieron fuera la adecuada”.

También explica que la Cruzada Nacional Contra el Hambre la “estrategia no constituyó una solución estructural y permanente para incidir en ese problema”, es decir, la pobreza alimentaria, pues “persistieron deficiencias en su implementación y en la focalización de la población objetivo”.

FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM

La ASF sentencia: “No se logró acreditar en qué medida se atendieron las carencias de las 7.1 millones de personas estimadas por el Coneval en esa condición”.

“Rosario, no te preocupes, hay que aguantar”, dijo el entonces Peña Nieto en abril de 2013 en un evento en Chiapas al respaldar a Robles Berlanga cuando en apenas unos meses de su administración el PAN la acusaba de utilizar los programas sociales con fines electorales a favor del PRI, particularmente en Veracruz.

Robles Berlanga dejó la Sedesol para llegar a la Sedatu, donde mantuvo un perfil bajo en un intento de alejarla del centro de la opinión pública, ahí Peña Nieto la ocultó hasta que acabó el sexenio, como lo había hecho antes con Jesús Murillo Karam, titular de la Procuraduría General de la República (PGR) tras el caso Ayotzinapa.

Sin embargo, la bomba explotó en 2017, cuando una investigación de Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI) dio a conocer la Estafa Maestra, donde diversas dependencias daban contratos a universidades que ha su vez subcontrataban a empresas fantasma que no realizaban los servicios y dicho dinero era triangulado.

La investigación registra 7 mil 670 millones de pesos en contratos ilegales, donde participaron 11 dependencias federales, ocho universidades y más de 50 funcionarios, entre ellos Rosario Robles cuando dirigió la Sedesol y la Sedatu.  

FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM

Esto derivó a que en octubre del 2018, ya con el gobierno de Peña Nieto de salida, la victoria de López Obrador como un hecho y el nuevo Congreso con mayoría de Morena, Rosario compareciera ante la Cámara de Diputados.

Robles tomó en San Lázaro un rol de víctima de violencia política de género ante los señalamientos y cuestionamientos en su contra. Martha Tagle, legisladora de Movimiento Ciudadano (MC), fue la gran protagonista de dicha comparecencia.

“Del ya famoso ‘No te preocupes, Rosario’ ahora pasamos al ‘No te equivoques, Rosario’, pues la condición de género no nos exime de asumir nuestras responsabilidades en el cargo público y de ser señaladas por actos de corrupción […] porque esa red de corrupción de la que formas parte en algún momento va a rendir cuentas […] cuando estén ante las autoridades y estén en la cárcel”.

Tras la transición, Rosario Robles continuó tranquila en México, de fiesta incluso. Fue captada marzo pasado en la boda de la hija de Juan Collado, abogado de famosos políticos, como el propio expresidente Peña Nieto, la familia Salinas de Gortari, Carlos Romero Deschamps y demás personajes polémicos.

El inicio de la caída de Robles Berlanga llegó el 29 de julio, cuando se dio a conocer que la Fiscalía General de la República (FGR) la investigaba y la llamaría a declarar. Al respecto, la exsecretaría aceptó acudir a la comparecencia fechada para el 8 de agosto, se dijo inocente de toda culpa.

Ese jueves, sin éxito, la FGR intentó obtener la vinculación a proceso de Rosario, el juez pospuso dicha determinación para el lunes 12 de agosto, sin embargo, la audiencia se alargó tanto que fue hasta la madrugada del día siguiente que se determinó su prisión preventiva de dos meses.

FOTO: CUARTOSCURO

Rosario Robles Berlanga se convertía en la primera exsecretaria de Estado detenida en México.

Sin embargo, una posible venganza política mancha el proceso judicial, pues el juez que la vinculó a proceso es sobrino de la legisladora de Morena, Dolores Padierna, pareja sentimental de René Bejarano, principal “afectado” por los “videoescándalos” orquestados por Ahumada y Robles.

Dicha venganza vendría desde Palacio Nacional, pues Andrés Manuel fue el blanco político de dicha traición. Mayor fuerza ha tomado la posibilidad de venganza política cuando Carlos Ahumada fue detenido en Argentina por Ficha Roja solicitada por Interpol México acusado defraudación fiscal, aunque fue liberado al poco tiempo por falta de pruebas.

Sin mencionar la detención de Juan Collado, el abogado quien fue presuntamente el enlace entre Robles-Ahumada con Salinas de Gortari y Fernández de Cevallos.

Aunado a eso, aún no es una victoria, el caso continúa y Rosario Robles solo es una pequeña pieza en el engranaje de corrupción protagonizado en el sexenio de Enrique Peña Nieto y su sola caída no significa un avance certero al combate a la impunidad.

La fortuna de los hombres del caso Odebrecht

 

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top