Revista Digital

Valeria

Columna Rota: Valeria, un día de reyes mirando al cielo

in Opinión by

Valeria Rivera Romero, tenía 12 años, la más pequeña de su familia, con quienes vivía en Melchor Ocampo, Estado de México.

Fue una niña amorosa, inteligente, gustosa de ir a la escuela. A pesar de ser pequeña era ordenada y obediente, aplicada en sus tareas las cuales disfrutaba hacer en compañía de Adriana, su mamá, quien recuerda y anhela sus charlas de amigas, escuchar su risa, recibir sus cartas, su vida juntas.

El 14 de octubre del 2018, cuando en casa se preparaban para comer, Valeria salió a la tienda para comprar un refresco, habían pasado cinco minutos, cuando su mamá salió para ver si ella venía de regreso, al no verla fue a buscarla a la tienda donde le dijeron que no llegó. La buscaron durante toda la noche.

Al día siguiente un vecino, que salía de su casa, reportó el hallazgo de su cuerpo.

Lee además: Columna Rota: Dulce Lilian, nos faltó mucho por celebrar

 

El día 18 del mismo mes, un sujeto de nombre Jesús fue detenido por su probable responsabilidad en este hecho. 

Jesús había sido sentenciado a 22 años de prisión en el 2000 por los delitos de violación y homicidio, fue liberado en febrero del 2018.

A ocho meses de obtener su libertad, se encontraba nuevamente como probable responsable de cometer los mismos delitos. Existe un proceso en curso por el feminicidio de Valeria.

Carta a mi hermosa Valeria:

Hija de mi vida tú sabes todo lo que estoy sufriendo me estoy muriendo lentamente, esté vacío que siento, este dolor del alma me estoy volviendo loca.

¿Sabes hija? cada día te extraño más y estos días han sido horribles para mí veo a tantas niñas con sus mamás y veo mi mano vacía.

Puedes leer: Columna Rota: Joseline Vianey, una carta de mamá

Me siento hueca, deshabitada, extraño tu sonrisa inigualable, tu voz, tus manitas acariciar mi cara mi cabello, ese te amo mamita tan chiquita hija de mi vida.

Este miedo que siento de pensar todo el terror que tuviste, lo que sufriste perdóname hija de mi vida por no ser la mujer tan fuerte que pensabas no soy la roca ni el diamante que pensabas me estoy quebrando en pedazos.

Sabes mi vida mi muñequita cuando voy caminando miro al cielo y le digo a Dios devuelve a mi hija yo sé que eso es imposible, te amo eternamente mi pecosita me haces tanta falta. 

Ese hombre no supo todo el daño que nos hizo nos mató en vida, sabes mi güerita hermosa yo sé que mi amor es tan grande y el tuyo hacía mí que te siento, cierro mis ojos y te veo esa sonrisa tan hermosa vives en mí.

Mí alma es la tuya muy pronto estaremos juntas, pero tú sabes que tengo una gran misión te prometí algo y lo cumpliré no te olvides de mí, vida te amaré eternamente mi ángel del cielo.                   

Eternamente tu mami.

                                                                                                          Enero 2020

Quieres hacerle llegar unas palabras a la familia de Vale, únete a este abrazo para ellas. 

Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. ¿De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio?  búscame, ayúdame a visualizarlas y contar su historia. Voces de la Ausencia

@FridaGuerrera

fridaguerrera@gmail.com

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top