yadira

El caso de Yadira Izxche: no fue suicidio

31 enero, 2024

El 15 de marzo de 2022 recibí un mensaje de WhatsApp donde Nancy Sarai me solicitaba ayuda: quería hacerle justicia a su hermana Yadira Ixchell.  

“Soy hermana y testigo del feminicidio de mi hermana, pero los de la fiscalía me dieron un veredicto diferente, yo sé por la violencia, el maltrato físico y psicológico que vivió mi hermana, he sido testigo de todo y quiero alzar la voz por ella, hacerle justicia a mi hermana”, me hizo saber Nancy.

El 16 de marzo logramos comunicarnos vía telefónica y acordamos reunirnos tres días después, el 19 de marzo.

Ese domingo llegamos muy temprano, Perla, la madre de Yadira y Nancy, estaba aún en shock, la casa se veía sombría, se percibía la sombra de incertidumbre, el dolor de toda la familia.

Perla Concepción y Serafín se conocieron en un baile en 1988, salieron en una ocasión y ahí nació su relación. Se casaron en 1991, ese mismo año nació su primera hija, Nancy. 

Perla recuerda como lucharon por crear una familia sólida y empezaron a construir su casa. Serafín, un hombre muy trabajador, le pidió a Perla ella se quedará en casa para cuidar a su pequeña. 

Nueve años después nació Yadira Izxchell, el 23 de octubre de 2000. Yadis era una niña que parecía que traía pila, siempre inquieta, cariñosa, muy estudiosa e inteligente, le gustaba arreglarse como a todas.

En 2017, Yadis conoció a Alejandro Lara Montan, solicitó el permiso de sus padres para salir como novia de él. La inquieta Yadira empezaba a estudiar la preparatoria, los padres habían sido muy estrictos con Nancy, por lo que decidieron ser un poco más flexibles con Yadis. Su padre le dio permiso con la condición de que no bajará su promedio escolar. 

Fue en el segundo semestre que bajaron las calificaciones de Yadira, los padres se molestaron con ella, le prohibieron verlo y comenzó a mentirles. “Creo que en realidad estaba enamorada”, recuerda Nancy. 

Yadira le dijo a su padre que quería descansar un semestre de la preparatoria y ahí llegó lo peor. 

Aunque aparentemente no tenía comunicación con Alejandro, fue en octubre de 2019 que repararon que mantenía comunicación con él y se escapó de casa con el sujeto. 

Se fueron a vivir a la casa de la madre de él, a los padres de Yadira les dolió mucho aquella acción, por lo que dejaron de hablar con ella. 

Perla lo único que le pidió es que no fuera a tener bebés todavía, que le demostrará teniendo una relación sana que estaban equivocados. “Alejandro nunca nos gustó”, me confiesa.

Yadira se encargaría de cuidar a las hijas de su hermana en lo que ella trabajaba, así lo hicieron hasta que Alejandro se molestó y eso generó que se ella se alejará más de su familia. 

En esa ocasión Perla acudió a ver a su hija, le hizo saber que si tenía problemas con Alejandro. Su madre le dijo que regresará, que ella tenía su casa y que siempre contaría con ellos. 

Serafín era trailero, por lo que permanecía mucho tiempo fuera de casa, el fruto de su trabajo le dio la oportunidad de tener una casa que era dónde Yadira había conocido a Alejandro. 

Los padres deciden irse a vivir a Manzanillo, con Leo, el hijo menor de la pareja. 

Yadira se embarazó y el 1 de julio de 2020 nació su pequeño Santiago, parecía que todo se estaba acomodando. 

El padre de Yadis pasó por ella en noviembre de ese mismo año y así pasará unos días con ellos en Manzanillo, fueron días muy felices. La joven madre empezó a contemplar quedarse a vivir con sus padres y su bebé en aquella entidad, sin embargo, tuvieron que regresar al Estado de México.  

Yadira se quedó, pero con la firme idea de regresar a vivir con sus padres, sin embargo, llegó la pandemia y Perla perdió a su padre por COVID-19, en diciembre de 2021.

Mientras que el 12 de febrero de 2022, un accidente le arrebata a Serafín, el dulce esposo y amoroso padre. Perla sentía morir, todo se derrumbaba.

Perla regresó para sepultar a su compañero de vida, sus hermanos le pidieron, se quedará unos días para que no estuviera sola, todo pasó rápidamente. 

El 13 de marzo de 2022, su hija Yadira le mandó un mensaje pidiendo que fuera por ella, la madre respondió que al siguiente día, no estaba cerca. El resto fue el infierno.

En medio de flashazos, Perla recuerda cuando les habla la suegra de Yadi y les comenta que deben acudir a la casa, porque está la policía, al llegar a la casa las autoridades ya no les dieron acceso, la madre de Alejandro da la versión, ella se suicidó, “se ahorcó con las asas de una mochila”.

Nancy preguntó por el celular de su hermana, le pidieron que entrara por el pequeño de entonces un año y ocho meses, tomó al bebé y le reprochó a la suegra: “Ellos siempre dijeron que Yadis estaba loca”.

Se llevan a todos al Ministerio Público, le comentan que su hermana dejó una carta póstuma que encontró Alejandro, cuando se la mostraron a Nancy ella negó fuera la letra de su hermana. 

El acta de defunción sugería que en efecto ella se había “ahorcado”.

Aquel 19 de marzo, Nancy me mostró las imágenes de su hermana cuando la estaban velando, los golpes eran evidentes, su nariz estaba desviada y su rostro lleno de dolor. 

De inmediato me comuniqué con la maestra Dilcya Samantha García Espinoza de los Monteros, titular de la Fiscalía para los Delitos Vinculados a la Violencia de Género de la FGJEM, le compartí lo que teníamos, el contexto de violencia en el que Yadira vivió.

Perla conoció a las amigas de Yadira, quienes le contaron que infinidad de actos violentos que vivió su hija, incluso supieron que había una denuncia en 2020 de Yadira contra Alejandro por violencia intrafamiliar.

Ella no se suicidó.

Ese día decidimos con toda la información que teníamos, no escribir la historia de Yadis, esperar a que la fiscalía revisará con el protocolo correspondiente todo el caso.

El 25 de agosto de 2022, fue ejecutada una orden de aprehensión contra Alejandro por feminicidio y cuatro días después fue vinculado a proceso. 

Para el 8 de noviembre de 2023, Alejandro Lara Montan fue encontrado culpable por el feminicidio de Yadira, su esposa, la que lo amó y confió en que él también la amaba. Su condena fue por 70 años de prisión.

Como siempre, solamente somos la extensión de sus voces, aquí las difíciles líneas de Perla, su hermano Leo y su sobrina Victoria.

*   *   *

Hola, Frida: la verdad me encuentro muy mal de salud, pero el compromiso que tengo contigo y mi hermosa hija me hace esforzarme más para ir poco a poco terminando con su historia. 

Se me pasó decirte que quiero que quedé bien marcado lo sucedido con la madre de este fulano, ella pudo parar su desgracia y la mía, pudo evitar todo y no lo hizo, simplemente lo ignoró, ni como mujer que empatiza con el dolor, ella me dijo que fue una mujer maltratada, ni como abuelita de un lindo nietecito que Dios nos dio a ambas, ni eso la conmovió, ni como madre preocupada por un hijo que, según ella, ama. Esa mujer es cómplice y lo trató de tapar, proteger.

A pesar del gran delito que cometió su hijo y lo ayudó, porque yo no tengo ninguna duda de qué así fue, aún así ella sigue ganando,  puede ver a su hijo, abrazarlo, platicar con él y a mí ni eso me dejó.

Me ha dejado sumida en una tristeza tan profunda y sigo luchando para afrontar día a día y seguir de pie. 

Que las leyes cambien y sean más severas con los padres y familias directas, que protegen a sus hijos asesinos, al taparlos, ayudarlos, cualquier ayuda que se le dé a estos delincuentes automáticamente esas familias se  conviertan en cómplices y que caiga todo el peso de la ley como debe de ser.

A mi hermosa hija, naciste un 23 de octubre de 2000, una niña llena de vida, grandota tus 3 kilos con 900 gramos, lo dicen todos con una hermosa sonrisa, ahí creciendo reforzando tu hermoso carácter platicabas y platicabas y la pila no se te apagaba desde chiquita muy cariñosa, amorosa, detallista, preocupada por las personas que amabas, un corazón tan noble y hermoso. 

Buena hija, buena madre, buena hermana y buena amiga, hermosa por dónde te veían, tus amigos más cercanos se quedaron a platicar el día de tu funeral y recordaron muchas experiencias contigo. 

Entre risas y llantos te recordamos, pero para mí fue muy gratificante por lo que cada uno de ellos se quedó.  

Eres un ser hermoso, “su mamá en chiquita”, como te llamaban. 

Qué más amor mío te puedo decir que no te lo diga a diario, que te amo, que te extraño mucho y que le platicaré mucho de ti a tu hermoso hijo que es tu viva imagen, cuando despierta y sonríe inmediatamente te vuelvo a ver ahí. 

No me cansaré nunca de decirte la falta que me haces y lo mucho que te amo. Mi corazón automáticamente se partió en tres al nacer mis tres hermosos hijos, mi Nancy, mi Yadith y mi hermoso Leo son los amores de mi vida y ahora esos pedacitos suyos como mi Victoria, Megan, Barbie y Demián serán mis motores hasta que Dios me lo permita. 

Sé que lo que siempre diste, lo diste por amor, aunque en el camino te puso alguien que nunca te valoró, que le diste una familia y él por lo contrario te arrebató la vida, pero ya está pagando, fue juzgado por la ley de los hombres, falta ser juzgado por la ley de Dios, al igual que su madre y su hermano, quiénes la estaban ayudando, que son sus cómplices y no lo dejan  pagar consecuencias de sus malas acciones. 

Yo sólo sé que perdiste la vida en el lugar donde una mujer tiene que estar más segura, que es dentro de su hogar, y que sentimiento más hermoso como el amor sea apagado con la maldad más grande y se asesina a la persona que sólo quería lo mejor para ti. 

Sé que tú tampoco esperabas que te pagaran así, pero yo no pararé en ser tu voz y que paguen los que te hicieron daño a ti y a mi hermoso nieto, porque sin pensar en él, lo dejaron marcado de por vida, le quitaron lo más importante que un ser humano puede tener el cuidado y amor de sus padres y es vergonzoso que uno de estos lo lastime tan certeramente, sin importarle nada, pero yo estaré a su lado dándole lo que el asesino de su madre le quitó, de eso no te preocupes mi niña.

No estoy sola, toda tu familia que te ama lo está haciendo, todos dándole mucho amor a ese bebé que nos dejaste al cual amamos y sé que estarás cuidándolo donde quiera que estés te amamos por siempre estarás en nuestros corazones mi niña hermosa. 

Gracias a Frida Guerrera, incansable y hermosa mujer, como a todos que ayudan a esta hermosa misión de hacer justicia, nunca podré pagarles todo lo que han hecho por mi familia y nunca terminaré por agradecerles, que Dios los bendiga a todos. 

Mamá Perla.

*   *   *

Para mi hermana Yadira.

Hola Yadira, soy Leonardo y seré breve, perdón por la última vez que te vi fui un culero y te dije de cosas, cada momento que recuerdo me pongo mal y no sólo pasó contigo, sino también con mi papá y aunque no llore o no muestre un sentimiento, me pongo mal.

No lloro por mi mamá, sé que ella está muy mal y no quiero darle más problemas, haré todo lo posible para cambiar la mala racha que hemos pasado y te quiero decir algo: no seré el papá de sangre de Santi, pero voy a convertirme en el mejor ejemplo para él.

Quiero que descanses porque nunca dejaré solo a Santi y aunque aún tengo 17 ya sé lo que quiero hacer y ser, sigo firme con lo de ser marino o militar, que mi mamá se sienta orgullosa y mi papá desde el cielo también. 

He cambiado mucho, diferentes pensamientos y lo que se ponga enfrente ya no me esconderé.  

Te quiero mucho y te extraño, espero no vernos pronto si hay otra vida, tengo muchas cosas que hacer aún y llevar por el buen camino a Santi. Te quiero mucho y descansa en paz hasta la próxima.

Leonardo Alejandro Trejo Cruz.

*   *   *

Querida Yadis: 

Sólo quiero que sepas que aunque ya no estás presente estás en los momentos más hermosos que pasamos juntas, en nuestros corazones, y pensamientos.

No hay día en el que me cueste saber que no estás presente, saber que no será fácil la vida de mi primo, no dejo de pensar por qué, tú tenías que pasar y aguantar tantas cosas por amor.

Cuando tú sólo querías tener una familia llena de amor y felicidad, no habrá día que deje de pensar en ti, tu sonrisa, tu voz, tus abrazos, ni tu presencia. 

Tenías que ver como Demían, tu hijo, crece, sus risas, abracitos, besos y cariño. Prometo siempre hablarle de ti, su grandiosa, hermosa, cariñosa y gentil madre, sabrá que tú siempre salías adelante, que no temías a los obstáculos, ni a las dificultades.

Te admiro la valentía, que, aunque a veces en los momentos malos, siempre sonreías tan llena de amor y felicidad con muchas ganas de sobresalir.

Te amo muchísimo, a pesar de que no estés, sé que estás  a mi lado, apoyando, motivándome y lograr mis sueños, prometo nunca dejar a mi primito y familia.

 Espero volver a verte, los te quiero y sonrisas, y, presencia. Nunca olvides que te amamos muchísimo.

Gracias por todo

Atentamente: Victoria Trejo Cruz, tu sobrina.

*   *   *

Una vez más, insistimos que si la familia de Yadira no hubiera reclamado el que ella no se suicidó, la justicia no habría llegado, el asesino habría seguido impunemente por la vida, tal vez arrancando otra vida. 

Por fortuna, el amor a Yadira les permitió darle justicia y, nuevamente, les hacemos saber  a todas aquellas personas que siguen justificando a los asesinos. Ninguna mujer sale a una reunión, trabajar, ni a la escuela. para ser asesinada, ninguna se casa, se junta o tiene una pareja para ser destruida o que le violen, asesinen y después quieran justificar un suicidio porque “estaba loca”.

Lamentablemente seguimos en este país, en este México que respira muerte, al que le brota sangre, ellas son mujeres y hay una larga lista de agravios que las hacen tener que esperar, porque no son un tema prioritario ni para gobiernos anteriores, ni para el que llegará.

Son feminicidios y eso no importa porque al ignorarlo para ellos no existe. “Sólo es la imaginación colectiva de algunas personas conscientes que están hartas de seguir llorando todos los días, cada vez que una mujer es encontrada asesinada”.

                                                                                                                 Enero 2024

Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas y contar su historia. Voces de la Ausencia.

P.D. Cada uno de los textos expuestos en este espacio, son con autorización y acompañamiento de las familias directas de las víctimas, que son las únicas autorizadas para hacerlo. Porque solo somos la extensión de su grito de justicia.

@FridaGuerrera

@vocesDLAusencia

Comments

comments

ANTERIOR

SCJN “borra” compras en bebidas alcohólicas por casi 100 mil pesos

AIFA
Siguiente

Con decretazo de AMLO, AIFA consigue meta de 100 vuelos diarios

ÚLTIMA ENTRADA

chio

Justicia para Chío

Hace algunos días, por medio de mis redes sociales, estuvieron contactándome amigas de Chío, para compartir un texto sobre su feminicidio. Como
frojiMXTop

Don't Miss