diana elizabeth

Columna Rota: Diana Elizabeth, más que una nota roja

9 diciembre, 2019

En ese momento pienso que la historia sirve para un carajo. O que cada uno inventa la suya y todo es tan relativo que la realidad casi no existe. 

Celia del Palacio.

 

Diana Elizabeth Martínez Espinosa tenía sólo 17 años de edad, su cuerpo fue encontrado el 16 de julio de 2018 junto a un montón de basura en la comunidad de Miraflores, en Chalco, Estado de México, desapareció después de acudir a su ceremonia de fin de curso en el Bachillerato 6, ubicado en dicho municipio.

Ese 16 de julio, Diana se levantó temprano para prepararse e ir a la escuela, cerca de las 6:45 horas salió de su domicilio en la colonia San Miguel Xico, en Valle de Chalco, tomó una combi rumbo a Chalco, donde acudiría a la ceremonia de fin de curso donde era estudiante y escolta.

Luego de acudir a la ceremonia, Diana Elizabeth tomó una combi rumbo a casa, jamás llegó. Su mamá, al ver que las horas transcurrían, empezó a buscarla, ahí inició su infierno. Diana Elizabeth debía llegar a casa cerca de las 12:30 horas, al no saber nada de ella iniciaron las llamadas a su celular, sin tener éxito alguno.

El 17 de julio, el cuerpo de una jovencita con mallas blancas y uniforme de escolta fue localizado, era ella. Ahí desechada, eliminada, una menos que por la impunidad, fue asesinada.

Hasta el momento se desconoce la identidad de los responsables.

Lee además: Los niños invisibles: en las huellas del feminicidio

 

Hoy es la segunda Navidad sin ella, estas son las palabras de Ingrid, su hermana, quien hoy la necesita y no deja de buscar, así como exigir justicia por Diana Elizabeth, hoy redacta su dolor para que entiendas que es más que una nota roja, era una vida, una mujer, una niña que salió como tú a la escuela y que como sucede siempre a la mayoría se le olvidó.

“Querida hermanita:

Diana, para mí es muy difícil escribirte esta carta porque sé que jamás podrás leerla.

Se avecinan fechas importantes y de festejo para todo mundo, sin embargo, para nosotros se volvieron tristes, porque ya no estas. 

Este es el segundo año que pasamos sin ti y, aunque la gente dirá lo contrario, entre más pasa el tiempo es más difícil aceptar tu partida y la manera en que fuiste arrancada de nuestras vidas, no volvió a ser lo mismo una Navidad, un Año Nuevo o un cumpleaños.

Quedó tanto pendiente, lloramos a diario porque no pudimos dar ese último abrazo, ese último te quiero.

También lee: En 10 años, más de 500 casos de pornografía infantil en México

 

Extraño a mi hermana y mi compañera con la que podía platicar, la que me acompañaba y apoyaba en todo, mis hijos extrañan a su tía, ni te imaginas cuánto te extrañan mis papás, eras la parte más alegre de la familia y ahora simplemente recordamos cómo era tu sonrisa.

El día en que te fuiste no sólo te enterramos a ti, enterramos nuestros corazones también, ahora estamos aquí tratando de seguir adelante con el alma rota, jamás podremos acostumbrarnos a tu ausencia, eras una niña con toda una vida y sueños por delante, llena de metas.

Aún sigo sin entender por qué tú, por qué así, pero sólo quiero que sepas que te agradezco el tiempo en que estuviste conmigo que fuiste mi amiga mi compañía y quiero que sepas que me haces mucha falta y te extraño mucho, mucho, de ti aprendí muchas cosas, a disfrutar la vida cumplir tus sueños y anhelos por mas locos que sean.

Siempre te voy a llevar en el corazón hasta el día en que nos toque reunirnos para así poder verte abrazarte y decirte lo mucho que te quiero y disculparme por lo que no supe hacer.

Gracias por ser una tía hermosa para mis hijos, ellos también te extrañan con todo el corazón, les haces mucha falta, mis papás cada día están más tristes por no poder volver a verte o escucharte a ellos te los encargo mucho y cada vez que tengas oportunidad ven a visitarlos en sus sueños porque ese es el único consuelo que pueden tener.

Puedes leer:Destinan 184.9 mdp a Alerta de Género; aumentan casi 30% feminicidios

 

Este dolor nadie lo quitará jamás.

Por ahora me queda decirte: hermana descansa en paz y no te preocupes por nosotros luchamos todos los días por estar bien, no te preocupes por mis papás yo cuido de ellos 

Tu familia te manda un beso hasta el cielo y a diario te envía un te quiero. 

Y aunque ya no estés seguimos luchando por ti, hasta lograr justicia jamás nos daremos por vencidos 

TE QUIERO MUCHÍSIMO HERMANA, GRACIAS POR TODO LO QUE COMPARTISTE CONMIGO ERES LA MEJOR HERMANA QUE PUDE HABER TENIDO SIEMPRE TE LLEVO EN MI CORAZÓN HASTA EL DÍA EN QUE NOS VOLVAMOS A REUNIR”.

                                                  Ingrid.

 

                                                                                                         Diciembre 2019

Quieres hacerle llegar unas palabras a la familia de Diana Elizabeth, únete a este abrazo para ellas. 

Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas y contar su historia.

@FridaGuerrera

fridaguerrera@gmail.com

Comments

comments

Azucena
ANTERIOR

Columna Rota: Azucena, mirar el cielo buscando encontrarte

t-mec
Siguiente

Apuntes de un Centinela: Ratifican el T-MEC, aterriza Emirates en el AICM y alguien cancela su viaje en Uber

ÚLTIMA ENTRADA

chio

Justicia para Chío

Hace algunos días, por medio de mis redes sociales, estuvieron contactándome amigas de Chío, para compartir un texto sobre su feminicidio. Como
frojiMXTop

Don't Miss