Myanmar, la otra limpieza étnica contra musulmanes

in Investigación by

Desde hace ya bastante tiempo, la población musulmana minoritaria de Myanmar, los Rohingya, está huyendo a Bangladesh.

Esto a causa de una persecución, la cual se remonta a los orígenes de Myanmar, y está profundamente entrelazada con la tradición budista del país.

Por ello, en FrojiMx explicamos dicha problemática internacional, la cual no ha sido abordada de manera abierta por los medios y las agencias, pese a que el tema ha llegado hasta los debates dentro de la ONU.

¿Quiénes son los Rohingya?

Son un grupo minoritario étnico musulmán del estado Rakhine en Myanmar.

Oficialmente, el gobierno de este Estado no los reconoce como ciudadanos legales, pues afirman que fueron traídos a Rakhine desde Bangladesh durante el tiempo en que Myanmar era una colonia británica y por ello se encuentran viviendo allí ilegalmente.

Debido a esto, se les han impuesto restricciones rigurosas a su libertad de movimiento, acceso a asistencia médica, educación y otros servicios básicos.

Foto: Reproducción

¿Qué les está pasando?

Un controvertido informe del gobierno de Myanmar no encontró evidencia de violencia sistemática contra los rohingya, sin embargo, el país se ha negado a permitir que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) u otras instituciones, e incluso periodistas externos realicen investigaciones independientes.

La mayoría de lo que se sabe sobre esta crisis se ha estado obteniendo de las entrevistas y la información recopilada en la frontera de Bangladesh, donde se encuentran aquellos que han huido de este país.

En febrero de este año, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicó un informe en el que los refugiados contaban historias de asesinatos en masa y brutales golpizas.

A estas vejaciones habría que sumarle que más de la mitad de las mujeres entrevistadas aseguraron haber sido víctimas de violencia sexual.

Las estimaciones del número de muertos varían: el gobierno de Myanmar afirma que unas 400 personas han muerto hasta ahora, aunque otros dicen que la cifra es mucho más alta.

Por ejemplo, la ONU calculó el pasado 7 de septiembre que mil personas habían sido asesinadas. El ministro de Asuntos Exteriores de Bangladesh, AH Mahmood Ali, dijo que fuentes extraoficiales cifraron la cifra de muertos en unos 3 mil homicidios.

Foto: Reproducción

Pero, si esto está sucediendo desde hace mucho, ¿por qué se ha estado escuchando más últimamente?

Básicamente porque la violencia comenzó a intensificarse a partir del 25 de agosto de este año, después de que una facción de militantes rohingya llamada el Ejército de Solidaridad Rohingya de Arakan atacara puestos policiales y matara a 12 miembros de las fuerzas de seguridad de Myanmar.

Como “castigo”, los militares de Myanmar prometieron erradicar a los grupos militantes y han respondido en una escala masiva que ha dejado a muchos civiles muertos, heridos o sin hogar.

Crisis humanitaria

Las agencias de ayuda han advertido de una creciente crisis humanitaria en los campos fronterizos sobrecargados, donde el agua, las raciones de alimentos y los suministros médicos se están quedando sin existencias.

La mayoría de los refugiados ahora viven en campamentos establecidos, asentamientos improvisados ​​o refugios en comunidades de acogida. Cerca de 50 mil están en nuevos asentamientos espontáneos que han surgido a lo largo de la frontera, donde el acceso a los servicios es especialmente limitado.

Si bien la ONU y la Cruz Roja han aumentado la ayuda en la frontera con Bangladesh, los expertos tienen dificultades para ver un futuro a corto plazo en el que los rohingya puedan vivir pacíficamente y con los mismos derechos dentro de las fronteras de Myanmar.

Foto: Reproducción

Comments

comments

Internacionalista por la FES Acatlán UNAM| Baterista y Artista de Haram| Creo en la cultura como instrumento transformador de las sociedades.