Revista Digital

Desigualdad educativa: el gran reto de los presidenciables

in Investigación by

El pasado 20 de junio la agencia EFE publicó una nota sobre un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que aborda los problemas del “ascensor social”, en el cual señala que la educación en México es una de las principales razones que explican la falta de movilidad social en el país.

Afirmando que la mitad de los mexicanos que nacen pobres lo serán toda su vida, destacando que, en el país, cada año adicional de educación de los padres supone seis meses adicionales para sus hijos, sumado a los otros cinco años y medio establecidos previamente por la organización.

Información que se da a conocer en la antesala de la elección presidencial, y que quien resulte ser el ganador se topará con el reto de mejorar la calidad de la educación en el país, uno de los mayores problemas a lo que se enfrenta México.

Cada uno de los candidatos han dado a conocer sus propuestas en la materia, el candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya ha dividido su proyecto en 4 ejes:

El primer punto esta enfocado en “adecuar el modelo de estímulos a los docentes”, que les permita tener acceso a su formación y actualización con apoyos pedagógicos y espacios de aprendizaje entre pares e intercambio en ambientes colegiados.

El segundo eje es utilizar herramientas estadísticas para monitorear el aprendizaje de los alumnos, mientras que el tercer punto señala en reformar los programas de estudio de las escuelas normales, para formar a futuros maestros en las competencias necesarias para el aprendizaje.

Y, por último, promover un enfoque de ciencia, ingeniería y matemáticas en el nuevo modelo educativo, y darles recursos y capacitación a los profesores.

Aunado a que durante el último y tercer debate presidencial, el candidato Ricardo Anaya, prometió que, de ganar la contienda, todos lo mexicanos contarán con un celular, debido a que afirmó que tener uno, no es un lujo, sino una necesidad.  

“Tener un México conectado es una prioridad, hay 30 % de mexicanos que no tienen acceso al celular, yo me comprometo a que todos los mexicanos estarán incluidos, todos contarán con tableta o celular para que se inserten en un país digital”                

Mientras que el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador ha presentado un decálogo por la educación y el magisterio, el cual busca como primer paso fortalecer la educación pública, gratuita y de calidad en todos los niveles escolares como un derecho del pueblo.

Así como de ofrecer alimentación en todas las escuelas de educación básica en zonas pobres y marginadas del país, y que los estudiantes de nivel medio superior y universidad, que provengan de familiar de escasos recursos reciban una beca de 2 mil 400 pesos mensuales, además de que no haya rechazados en el nivel profesional.

Seguido de si posicionamiento más polémico de la materia, que es la eliminación de la “mal llamada reforma educativa”, ya que considera que esta planeada con el fin de generar afectaciones laborales y administrativas al magisterio.

Así como mejorar junto con maestros, padres de familia, pedagogos y especialistas un plan educativo que mejore “de verdad”, la calidad de la enseñanza sin que afecte los derechos laborales de los maestros, y la independencia y la autonomía de los trabajadores de la educación.

Y apoyar a la educación indígena, respetando y preservando las lenguas, las tradiciones, costumbres. Además de suspender las cuotas que pagan los padres de familia para el mantenimiento de las escuelas.

Por su parte, José Antonio Meade candidato presidencial de la coalición Todos por México, ha propuesto como eje principal el de darle continuidad a la Reforma Educativa. Pasar de tener 25 mil a 100 mil escuelas de tiempo completo, con comedor y que se aprenda inglés, cultura y deporte. También ha propuesto reconocer el esfuerzo de los maestros con un aumento real y significativo a su ingreso base.

En su caso, el candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” también se ha pronunciado a favor de que el proyecto de la reforma educativa continúe:

“La reforma educativa tiene que seguir. Creo que es algo que México quiere y los niños quieren; los niños quieren, evidentemente, tener mejores escuelas, mejores condiciones, aprender otros idiomas; quieren tener maestros más preparados”

Además de que decirles a los padres de familia, que dejen de “ser alcahuetes” para que no le dejen todo el trabajo al gobierno, además de que dijo que son a los maestros a quienes se les tiene que empoderar y no a los sindicatos.

Los retos entorno a la Educación

La educación es una de las mayores problemáticas a las que se enfrentará el próximo jefe del ejecutivo federal, topándose con altos niveles de deserción, nula calidad, falta de oportunidades, desigualdad, entre otros.

De acuerdo con el informe “Desigualdades en México 2018” presentado hace unos días por el Colegio de México. Puntualiza que para el ciclo 2015-2016, la tasa de cobertura neta de nivel secundaria alcanzó un 87.5% y la matricula oportuna de 86.2%, teniendo una deserción total en el primer grado de 4.4%, según datos del INEE.

Sin embargo, de acuerdo con datos del informe, un estudiante proveniente de un extracto social de altos ingresos, tiene 59% de probabilidades de acceder a la secundaria, mientras que uno de más bajo, tiene 23%.  

Mientras que grupos de estudiantes hablantes de alguna lengua indígena, tiene una desventaja del 38% a comparación de quienes no lo son.

Aunado a que de acuerdo con datos de la prueba PISA, alumnos de 15 años de nivel secundaria, solamente el 17% logró obtener un aprendizaje en ciencia y matemáticas, y en lenguaje del 25%. Además de que constata que en la actualidad persisten elevados niveles de desigualdad.

Ya que, según PISA, pertenecer a grupos de ingresos altos hace entre 4 y 5 veces más probable obtener buenos aprendizaje en comparación con los jóvenes de más bajos ingresos.

Sumado a que quien resulte el ganador de la elección presidencial, existe la desigualdad por condición lingüística, la cual muestra una gran disparidad si se compara con hablantes de español, ya que, según con la prueba PISA 2015, un alumno no indígena tiene 6 y 7 veces posibilidades de acceder a la educación.

“El sistema logra retener a más alumnos en desventaja, pero no es capaz de revertir los efectos de las desigualdades asociadas a su condición de indígenas en sus aprendizajes… En términos generales, la probabilidad de que un estudiante de una escuela urbana alcance buenos aprendizajes es entre 3 y 4 veces mayor que la de un alumno de una escuela rural”

Foto: Colmex

En el tercer debate el candidato Ricardo Anaya, propuso dar celulares de tablets a todos los estudiantes mexicanos, así como una cobertura total de internet, sin embargo, según el informe de desigualdades del Colmex, los alumnos que asisten a escuelas públicas tienen experiencias educativas distintas dependiendo del estado donde vivan.

“Hay una variación geográfica importante en la infraestructura básica de los planteles educativos, lo cual también tiene un impacto en los aprendizajes.”

Es decir que, en México, siguen existiendo escuelas que tiene carencias importantes en cuestión de infraestructura, maestros y alumnos que más de tener interés en un celular o en internet, sus colegios no cuentan con los indispensable para tener una enseñanza de calidad, incluso algunas carecen del servicio de drenaje.

Teniendo a Oaxaca, Guerrero y San Luis Potosí como las entidades donde los centros educativos tiene mayores carencias, dado que solamente un tercio de ellas cuenta con drenaje. Mientras que en la Ciudad de México, Tlaxcala y Aguascalientes el 80% de sus planteles cuenta con dicho servicio.

Hace unos días la OCDE señaló que la educación en México es uno de las principales razones que explican la falta de movilidad social, y que la mitad de los ciudadanos que nacen pobres están condenado a que lo serán toda su vida.

Sin embargo, los mexicanos que logran concluir una carrera, se topan con el país, que es considerado el peor del mundo para trabajar según el Índice Global de los Derechos de la Confederación Sindical Internacional.

De acuerdo con el informe, México se encuentra en la quinta posición, debido a que es una nación que no garantiza los derechos de los trabajadores. Advirtiendo que, si bien los legisladores han aprobado garantías, los mexicanos no acceden a ellos, por lo que son expuestos a regímenes autocráticos y practicas injustas.

Nuevo Modelo Educativo: letargo de 60 años

Comments

comments

Periodista independiente, graduado de la Maestría de Periodismo Político, en La Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha trabajado como reportero y editor web, en medios como: Revista Variopinto, y Revolución 3.0.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top