Revista Digital

Marihuana: del activismo a dispensarios

in Investigación by

Dentro de las discusiones acerca del consumo de la marihuana, las personas suelen alternar erróneamente los términos despenalización y legalización como sinónimos.

Cuando se habla de despenalización se hace referencia a que las personas pueden tener en su posesión, pequeñas cantidades permitidas por la ley. De igual manera, esto no significa que las personas puedan consumir la sustancia con total libertad,  ya que estas deben de apegarse a ciertas normas puestas por el gobierno.

En cuanto a la legalización, significa que los consumidores de dicha sustancia, pueden consumirla sin ninguna pena legal, lo que también se refiere a que la oferta de la empresa de cultivo, sus transportación y venta al por menor está también permitida.

Las personas que están dentro del activismo a favor de la despenalización de la marihuana y que a su vez buscan dar una imagen positiva de la planta, es decir, en base a estudios científicos, los movimientos han buscado proyectar los beneficios que puede causar el consumo del cannabis en pacientes con enfermedades como: Cáncer, Sida, Asma, artritis, epilepsia etc.

Han buscado mediante proyectos culturales, promover su uso recreativo, con libros, exposiciones y expresiones artísticas se ha estado informando a la opinión pública acerca del por qué la prohibición de la marihuana ha sido una estrategia fallida, y su despenalización puede ser una solución viable para la sociedad en general.

El mercado legal del cannabis ha ido creciendo enormemente conforme se ha ido despenalizando en Estados Unidos. Mediante dispensarios de marihuana, empresarios han encontrado uno de los negocios más rentables que tiene un amplio crecimiento en el futuro.

A raíz de que diferentes estados estadounidenses comenzaron a despenalizar la producción y el consumo del cannabis, varios dispensarios se han posicionado fuertemente y se han ido proyectado como empresas importantes, entre las que se encuentran:

Apeks Supercrítical (privada) en Johnstown, Ohio

The Clinic Colorado (privado) en Denver, Colorado.

Denver Relief & Denver Relief Consulting (privado) en Denver, Colorado.

Dixie Brands (privado) en Denver, Colorado.

GW Pharmaceuticals PLC (NASDAQ: GWPH) en Salisbury, Inglaterra

Harborside Health Centers (privado, sin fines de lucro) en Oakland, California.

MJ Freeway (privado) en Denver, Colorado.

O.penVAPE (privado) en Denver, Colorado.

Privateer Holdings  (privado) en Seattle, Washington.

Surna Inc. (OTCQB: SRNA) en Boulder, Colorado.

En Estados Unidos la mayoría del mercado de la marihuana es ocupado por empresas privadas que son manejadas mediante dispensarios, los cuales ofrecen productos derivados del cannabis.

Gran parte de estas tiendas como parte de su activismo, ofrecen la venta de alimentos, libros y folletos que buscan hacer una campaña informativa acerca de las ventajas y desventajas que ofrece la planta.

Como parte extra las empresas ofrecen actividades a la comunidad como; talleres de meditación y yoga, pláticas y talleres informativos que puedan hacer de los consumidores personas más responsables acerca de todo lo que conlleva el tema del cannabis.

En algunos lugares de Estados Unidos, como en el estado de Colorado, se tiene permitido que personas mayores de 21 años puedan comprar hasta una onza de la planta para poder consumirla dentro de los domicilios particulares, ya que su consumo dentro de los dispensarios  o en el espacio público no está permitido.

También se sabe que los dispensarios, deben tener estrictos códigos de control y de seguridad parecidos a los de un banco, debido a que tanto los invernaderos y los productos deben estar  fuera del alcance de menores y el mercado de la marihuana se ha vuelto año con año más rentable para los empresarios.

Este tipo de modelo también se ha propuesto dentro de las discusiones políticas que se han llevado a cabo en México. Aunque en su mayoría han quedado en debates o dictámenes que siguen criminalizando a los consumidores y productores.

Para el 2013 México parecía tener su propuesta más seria en cuanto al consumo legal del cannabis, cuando el  diputado federal, Fernando Belauzarán del PRD propuso La ley general para el control del Cannabis.

Donde se expuso que para la distribución se tenga contemplado el cultivo personal moderado de la cannabis, o bien, espacios designados por la autoridad como de “abastecimiento seguro“, los cuales serían regulados por el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones de la Ciudad de México (IAPAS) y estarían obligados a informar a los consumidores sobre los riegos del consumo de esta droga, así como de sus propiedades terapéuticas.

En la ley propuesta por el diputado se le otorgaba la responsabilidad a la Secretaría de Salud de coordinar acciones para prevenir el consumo de los derivados del cannabis,  control sanitario del proceso productivo y establecer los lineamientos para permitir la producción y consumo de la marihuana.

En cuanto al tema de la producción, la ley establecía un mercado comercial para su venta, la cual iba a ser conformada  por productores, autoproductores, fabricantes y distribuidores. Al igual que en Jalisco, se tenía previstos se permitiera el permiso de tener como máximo 5 plantas para el consumo personal.

A pesar de la campaña encabezada por el legislador y de todos sus argumentos, sorpresivamente la sesión del 21 de febrero del 2013 el diputado Belauzarán solicitó fuera retirada la su propuesta de La ley general para el control del Cannabis, sin hasta el momento dar un explicación del por qué, o si en algún momento volvería a dar dicha iniciativa.

En este año 2017 la asamblea constituyente de la Ciudad de México dio el paso hacia el uso medicinal y terapéutico, pero que será aprobado y oficialmente permitido hasta el 2018.

Sin embargo, a pesar de las diferentes discusiones, propuestas de legisladores y secretarios estatales o federales, no se han hecho ninguna con formalidad, mientras que otros países como Uruguay, Argentina, Canadá, Estados Unidos, entre otros, ya se permite o se discute el uso recreativo.

Comments

comments

Periodista independiente, graduado de la Maestría de Periodismo Político, en La Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha trabajado como reportero y editor web, en medios como: Revista Variopinto, y Revolución 3.0.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top