Claudia Sheinbaum

Las sorpresas en la «insorpresiva» victoria de Claudia Sheinbaum

3 junio, 2024

Claudia Sheinbaum ganó. No es sorpresa para nadie que la candidata de la coalición Morena, PT y PVEM haya resultado victoriosa de la contienda electoral por la presidencia. Ninguna encuesta seria decía lo contrario.

La sorpresa, sin embargo, se encuentra en todo aquello que rodeó la victoria de Sheinbaum.

Por ejemplo, el margen del triunfo. De acuerdo con los resultados del Conteo Rápido del Instituto Nacional Electoral (INE), Sheinbaum Pardo ganó por más de 30 puntos porcentuales. 

Claudia Sheinbaum consiguió lo impensable: no solo repetir la hazaña de los 30 millones de votos conseguidos por su antecesor, Andrés Manuel López Obrador, sino superarla.

Para darnos una idea de la dimensión de la victoria de la candidata oficialista: con el 90% de las actas capturadas del PREP, Sheinbaum ya suma más de 31 millones de votos y los que faltan.

 

En una elección que aparentaba ser más cerrada resultó con una victoria tan contundente que por cada voto que recibió Xochitl Gálvez –candidata de la alianza PRI, PAN y PRD–, Claudia Sheinbaum recibió dos votos.

Esto no termina aquí. Morena y sus aliados también arrasaron en el Congreso. 

En la Cámara de Diputados –de acuerdo con el Conteo Rápido del INE–, el oficialismo tiene asegurada la mayoría calificada, es decir, los votos suficientes para hacer modificaciones a la Constitución sin la necesidad de hacer acuerdos con la oposición. 

Lo mismo pasaría en el Senado de la República, aunque con un poco menos de posibilidades, pero la mayoría simple ya la tienen.

Esto quiere decir que Claudia Sheinbaum gobernará, por lo menos los primeros tres años de su presidencia, con “carro completo”, al igual que López Obrador. 

La pregunta es: ¿usará Claudia Sheinbaum la “aplanadora” o buscará el diálogo con la oposición para comenzar una reconciliación, como lo dijo en su discurso de victoria? y de utilizarla ¿con qué tipo de reformas lo hará?, ¿con aquellas necesarias para un gobierno que se dice de izquierda, como lo hizo el presidente cuando tuvo el “carro completo”? o ¿con medidas radicales y criticadas, como ya no le alcanzó a López Obrador en la segunda mitad de su gobierno?

Y no hay que olvidarnos de la oposición, esa que no aprendió la lección de hace seis años y ahora cosechó la derrota que sembró desde entonces.

Los buenos augurios no se ven en el horizonte de la oposición, una renovación de sus liderazgos pareciera inevitable, sin embargo, se ve difícil cuando los líderes de los tres partidos perdedores —Marko Cortés del PAN, Alejandro Moreno del PRI y Jesús Zambrano del PRD– encabezan las listas de los diputados plurinominales para la próxima legislatura. 

Los tres principales responsables del lastre que actualmente se ha convertido la oposición seguirán ahí, succionando hasta la última gota del poder, por lo menos los tres años siguientes. 

¿Valdrá la pena para Claudia Sheinbaum y su próximo gobierno hacer política con el actual estado de la oposición? Se ve difícil. 

Comments

comments

ANTERIOR

Los Generales de Durango y un millonario convenio gubernamental sin cumplir

Huachicol
Siguiente

Huachicol en Querétaro: el pueblo cada vez sabe más, calla más y vive con más miedo

ÚLTIMA ENTRADA

Judith

Judith y sus niñas

Judith Cruz Fierro nació el 26 de enero de 1977 en Santo Tomás de los Plátanos, Estado de México, como la tercera
chio

Justicia para Chío

Hace algunos días, por medio de mis redes sociales, estuvieron contactándome amigas de Chío, para compartir un texto sobre su feminicidio. Como
frojiMXTop

Don't Miss