Revista Digital

Cataluña y el próximo referéndum

in Investigación by

El próximo 1 de octubre, una de las regiones más ricas de España planea celebrar un referéndum “ilegal” con el que declararán su independencia si ganan.

¿Cómo se llegó al referéndum?

La crisis económica española de 2008 contribuyó en gran medida, ya que golpeó duramente a Cataluña, dejándola con 19% de desempleo (frente al 21% a nivel nacional). Además, desde entonces existe una sensación generalizada de que el gobierno central toma mucho más de lo que devuelve; al respecto, los datos del gobierno de 2011 muestran que la región pagó $8.500 millones de euros más de lo que recuperó.

Aunado a ello, tenemos el nacionalismo catalán, el cual se encuentra fuertemente avalado por su lengua, tradiciones y costumbres distintas de España. Después del “proceso participativo” del 2014, se hizo más presente, ya que según datos del periódico “El País, votaron cerca de 2,3 millones de personas, donde un 80.76% estaba a favor de la independencia.

Es así como, teniendo el respaldo de los ciudadanos, e ignorando la Constitución española, que establece que el país es indivisible, promulgaron su propia ley en la votación del pasado 6 de septiembre.

En esta ley se programó el referéndum para el próximo 1 de octubre, donde sólo habrá una pregunta en la papeleta de votación: “¿Quieres que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república?”

¿Cómo se ha pronunciado el gobierno español ante esto?

Actuando ante la solicitud del Primer Ministro Mariano Rajoy, el Tribunal Constitucional suspendió la ley aprobada por los catalanes y se lanzó una campaña para hacer cumplir la norma.

El gobierno español amenazó (y cumplió) con tomar el control de las finanzas de la región, diciendo que no permitirá que el dinero público se utilice para celebrar un voto ilegal, además, el sitio oficial del referéndum fue bloqueado, y la policía también intervino para detener una reunión organizada por un partido catalán pro-independencia.

¿Y la Unión Europea?

Los defensores de la independencia argumentan que la idea de que una región tan rica como Cataluña sea expulsada de la UE es impensable. Sin embargo, la región tendría que aplicar para convertirse en un miembro desde cero, ya que tendría que ser reconocido como un Estado por los 28 miembros existentes.

“Está claro que, si la independencia de Cataluña pasara, respetaríamos esa opción, pero Cataluña no podría convertirse en miembro de la UE el día después de la votación”, expresó el jefe de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker.

“Tendría que someterse a un procedimiento de adhesión igual que los países que se unieron en 2004” afirmó posteriormente.

¿Cómo sería el futuro español?

Una cosa es cierta: si la región sale, será desastrosa para España. A pesar de que representa sólo el 6% del territorio nacional y el 16% de su población, también representa una quinta parte de su PIB, una cuarta parte de las exportaciones, y más de la mitad de las nuevas inversiones iniciadas en 2016.

No se puede predecir lo que pasará el próximo 1 de octubre. Si bien, la idea de celebrar un referéndum sobre el futuro de Cataluña ha estado en la agenda regional desde hace varios años, muchos ciudadanos no están completamente convencidos de la manera en que su presidente, Carles Puigdemont, propone el proceso (sin un acuerdo estatal y sin salvaguardias democráticas que aseguren la validez de lo que se llevará a cabo). En una encuesta realizada por la empresa “Metroscopia”, sólo el 38% de los encuestados dijo que el referéndum les parecía válido, en comparación con el 56% que lo rechazó.

Asimismo, en esa encuesta, se puede ver que el 56% de los encuestados también rechazan las condiciones de votación establecidas por la ley de referéndum, que dice que no hay una tasa de participación mínima y que cualquier cosa por encima del 50% de un voto de sí será suficiente para declarar la independencia.

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top