Periodismo Independiente

Venezuela: ¿Qué significa la liberación de Leopoldo López?

in Investigación by

El pasado 8 de julio, el gobierno venezolano liberó a su rival político más “feroz”: Leopoldo López, permitiendo así, que el líder de la oposición volviera a casa después de casi tres años y medio de estar tras las rejas.

López, el preso político más destacado de Venezuela, fue arrestado a principios de 2014 por supuestamente incitar a la violencia durante las protestas contra el gobierno.

Un año más tarde, fue condenado a casi 14 años de prisión, y con el paso del tiempo se fue convirtiendo en un símbolo de resistencia para los opositores del gobierno.

Leopoldo López en el momento de su detención . Foto: Reproducción.

Antes del amanecer del sábado pasado, López fue liberado de la prisión militar Ramo Verde para posteriormente ser trasladado a arresto domiciliario, donde miles de simpatizantes reunidos lo esperaron para celebrar su recién descubierta libertad.

López no se dirigió a la multitud acerca de los detalles de su liberación, pero su mera presencia se convirtió en el grito de apoyo de los partidarios mientras desafiantemente agitaba una bandera venezolana fuera de su residencia. Desde allí se comprometió a seguir presionando al gobierno izquierdista del país para que restablezca las normas democráticas e instó a sus partidarios a hacer lo mismo.

“Mantengo firme mi oposición a este régimen y firme mi convicción de luchar por una verdadera paz, convivencia, cambio y libertad”, afirmó López en un comunicado leído por el presidente del Congreso, Freddy Guevara.

Con esta declaración, López dejó en claro que, aunque las condiciones de confinamiento cambiaron, su convicción y sus ideales no lo hicieron. No obstante, su capacidad para asumir el liderazgo del nuevo movimiento de protesta contra Maduro podría verse limitada por los términos de su arresto domiciliario.

Entonces, ¿Qué busca realmente el gobierno venezolano con el ahora arresto domiciliario de López?

“Se trata de que se frenen las protestas disminuyendo la presión sobre el gobierno. Si los opositores lo hacen y negocian, Maduro podrá seguir, de lo contrario tendrá que empezar a ceder cada día más porque el frente opositor democrático crece y a este se han sumado los chavistas más críticos, como es el caso de la fiscal general Luisa Ortega” afirma el Doctor Manuel Martínez Justo, expresidente de la Asociación Mexicana de Estudios Internacionales (AMEI).

En entrevista para FrojiMx, Martínez Justo asegura que “el futuro de Leopoldo López dependerá mucho del triunfo opositor y de la fuerza que adquiera dentro del movimiento, su grupo de apoyo”.

Aunque, por otro lado, puede que la comunidad internacional influya en esto de alguna forma, ya que como hemos podido ver, desde su encarcelamiento, López ha recibido numerosos apoyos internacionales.

Entre ellos podemos mencionar a los expresidentes de Chile, Sebastián Piñera, y de Colombia, Andrés Pastrana; y al actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien en febrero recibió a la esposa de López, Lilian Tintori, en la Casa Blanca para posteriormente twittear una foto de su reunión en la Oficina Oval, pidiendo la liberación inmediata del líder de la oposición.

Donald Trump con Lilian Tintori,esposa de Leopoldo López. Foto de Twitter.

“En cualquier caso ya se convirtió en un elemento simbólico de la lucha anti-Maduro, y eso hará que pueda seguir siendo uno de los líderes opositores más importantes.” señala el también director de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la Universidad Nacional Autónoma de México.

A pesar de que López aun no es completamente libre, representa una “amenaza” para el gobierno venezolano. Al liberarlo pretendían calmar un poco a los manifestantes, pero, podría suceder todo lo contrario.

“El futuro de Venezuela no se ve fácil. Primero hace falta que el gobierno de Maduro negocie y de paso a una transición democrática; pero cuando eso suceda empezarán a surgir las diferencias entre las fuerzas de la oposición, que son muchas, y en consecuencia puede ser que el propio chavismo, que cuenta con una gran estructura territorial, pueda hacerse más fuerte frente a una oposición muy fragmentada” expresa Martínez Justo.

Manuel Martínez Justo. Foto: UNAM

En conclusión, podemos afirmar que para el presidente Nicolás Maduro, la decisión de liberar a López representa un riesgo político significativo. En su declaración, el líder político llamó a los venezolanos a no rendirse, y a continuar las manifestaciones contra su administración, lo cual claramente no resulta para nada favorable.

Las manifestantes exigen que Maduro libere a los prisioneros políticos, programe las elecciones largamente esperadas y abra el acceso a la ayuda humanitaria para compensar la escasez severa de alimentos, medicinas y otros bienes básicos.

El hecho de que la administración de Maduro haya decidido liberar a López sólo es resultado de una creciente presión interna e internacional. Indica un posible cambio en la estrategia del gobierno para manejar la oposición política, aunque este podría no traerle los resultados que espera.

En pocas palabras, es una medida para intentar ganar más tiempo, sin embargo, parece poco probable que esta decisión vaya a poder convencer realmente a los críticos de Maduro sobre un repentino “despertar democrático”.

Maduro tiene miedo.

Comments

comments

Internacionalista por la FES Acatlán UNAM| Baterista y Artista de Haram| Creo en la cultura como instrumento transformador de las sociedades.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top