Apuntes de un Centinela: Banderazos de incongruencia

in Opinión by

La semana pasada un periodista mexicano sufrió un asalto en la Roma Norte, en la capital del país. Acusó la ineficiencia de las autoridades de seguridad y, lo más inverosímil, la carencia de cámaras de seguridad en las delegaciones de la Ciudad de México.

Relató el periodista que dos policías se habían resignado a no hacer nada y lo dirigieron a Ministerio Público más cercano, donde le explicaron que las cámaras de seguridad más cercanas están ubicadas a una cuadra de donde sucedió el atraco, en Avenida Monterrey y Álvaro Obregón.

Así pues, los elementos policiacos sugirieron una resignación al decirle a la víctima “qué bueno que está bien, qué suerte”, algo que sinceramente purga el alma no solo del periodista, sino de todos los habitantes de la capital. Un punto extra: gracias al nuevo sistema justicia penal un asalto “no es válido” si fue videograbado. Debe suceder en flagrancia para que la policía pueda actuar.

¿Cómo vamos a estar bien si el golpe psicológico del día a día es temer? El jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera está más preocupado por combatir la contingencia –asunto de índole ambiental– que la delincuencia –tema de rigor citadino, tangible.

Mientras que Mancera daba banderazo a sus primeras Patrullas Ambientales –80 estarán en vigilancia permanente en todas las delegaciones–, la delincuencia en las calles y la contingencia en el aire sofocaban a la Ciudad de México. Es más fácil para el jefe de Gobierno infraccionar a quienes no respeten el Hoy No Circula que los atracos en las calles de la capital.

Y peor aún, la estrategia con la que quiere combatir la contaminación. Dichas patrullas tienen, por ejemplo, la siguiente especificación nada amable con el medio ambiente: motor V8 –de ocho válvulas– que contamina tanto como un autobús.

Ahora bien, si esas unidades de “protección ecológica” circulan a velocidades altas expondrán una gran cantidad de monóxido de carbono. ¿Acaso ellos mismos se van a multar por contaminar? Pues no.

¿Pero por qué no detendrán las unidades de Seguridad Pública a los rateros que van contra los automovilistas? Cuántos teléfonos, joyas, dinero y disgustos han provocado y a Mancera le preocupa más la circulación contaminante y no la delincuencia constante. Eso sí, fotomultas en cada semáforo, pero nada de cámaras de vigilancia.

Ojalá sirva como un llamado para que deje de pensar en 2018 y su posible candidatura presidencial; que se dedique a sus ciudadanos y en su tranquilidad tanto psicológica como de movilidad.

Que brinde las posibilidades de transporte para los que sufren de dejar el carro debido a las contingencias, que sea eficiente y limpio el medio para llegar a sus trabajos, porque debería ver cuánto humo negro carburan los camiones articulados del Metrobús, que pronto lo replicarán en Paseo de la Reforma.

Y, por si fuera poco, volvemos a tener restricciones para los vehículos porque se activó la Fase 1 de Contingencia ayer por la tarde. Mientras tanto, a sufrir por contaminación, calor y ambiciones del jefe de Gobierno.

Comments

comments

Soy un periodista que ha escrito sobre política y negocios. Trabajé en MILENIO Diario, Notimex y fundé Cuestione con otros colegas. Ahora soy reportero en El Heraldo de México.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.