Periodismo Independiente

Autos Chocolate

Chocolate amargo sobre cuatro ruedas

in Opinión by

Se ha cristalizado la propuesta de Morena de 2019, cuando propusieron legalizar los autos “chocolate” con el argumento de recaudar 50 mil millones de pesos adicionales (unos dos mil 500 millones de dólares). 

Y fue así hace unos días que el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó el decreto para regularizar estos autos irregulares. Esto ya se había visto en el sexenio de Vicente Fox Quesada, y ahora ya circulan miles de vehículos de este tipo.

Información del Inegi detalla que en los últimos 16 años, tres de cada 10 autos que se pusieron en circulación en el país son “chocolate”; entre enero de 2005 y agosto de 2021 al país se introdujeron ocho millones 265 mil vehículos.

Según el propósito de este decreto presidencial, deriva de la necesidad de regularizarlos para tener un registro oficial, con un cobro de dos mil 500 pesos para tener el permiso de las autoridades y que servirá como cooperación para mejorar las vialidades y tapar los baches de las ciudades fronterizas.

Lo que no se tomó en cuenta es que va a pegarle a la industria automotriz, pues la legalización de autos “chocolate” repercutirá en la venta de 6.2 millones de vehículos usados del mercado nacional de forma regular.

Los coches usados que entren y que ya circulan sin estos permisos pueden proceder del uso de grupos criminales o haberse visto envueltos en un siniestro. Por eso se debe parar el ingreso hasta que no esté revisado el estado real de los “chocolates”.

El mismo Guillermo Prieto, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), lo ve así: “Legalizar los autos será un premio a las mafias y la burocracia corrupta”. Y es cierto, puesto que también pone en riesgo la Inversión Extranjera Directa (IED), y nacional, todo por no respetar el Estado de Derecho.

Y qué decir de la preferencia de los consumidores, que optan por comprar una camioneta para trabajar, usada y de los “chocolates” por 180 mil pesos, que a un automóvil nuevo, que sinceramente no hay ninguno con ese precio.

¡Vaya!, hasta ese acceso a la compra de un vehículo se condiciona con los altos precios de unidades nuevas, lo que pone en ventaja los usados regulados y, ahora, los irregulares que aceptaron con el decreto.

Pinta peor, la escasez de semiconductores en la industria ha bajado el volumen de coches nuevos en producción y por consecuencia, en las agencias automotrices.

Me comentaba el otro día un ejecutivo de ventas que lo que se ve en exhibición son los carros ya vendidos, en espera que vayan sus nuevos dueños a recogerlos. Así pues, se reduce el margen de compra y mejora para quienes quieren andar en cuatro ruedas.

Una tras otra

Ahora serán las Afores las que vean menor rendimiento y quizás cierres de sus operaciones, porque tendrán que ajustar a la baja las comisiones simplificadas que cobran a sus clientes a partir del próximo año, que no podrá ser mayor a 0.57 por ciento. Veremos si no habrá riesgo fatal para los 6.8 billones de pesos registrados en el ahorro voluntario de los mexicanos.

Comments

comments

Soy un periodista que ha escrito sobre política y negocios. Trabajé en MILENIO Diario, Notimex y fundé Cuestione con otros colegas. Ahora soy reportero en El Heraldo de México.

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top