Periodismo Independiente

bots

“Fui bot de Morena y el PAN”: explotación y mentiras a costa de tus impuestos

in Investigación by

Francisco narra para FrojiMX cómo pasó de ser community manager a tener un ejército de bots para limpiar y enaltecer la imagen de políticos que pagaran por ello; también el infierno de la explotación laboral alrededor de este oscuro negocio

 

Tras dos años trabajando como community manager en un pequeño medio digital de la Ciudad de México y cansado de las negativas de sus jefes a un aumento de sueldo, pese a sus buenos resultados, a Francisco -a quien le cambiamos el nombre por temor a represalias- se le abrió una puerta. 

Dentro de la misma empresa, pero con otra razón social, su jefe le ofreció una alternativa para “aumentar sus ingresos” y “crecer profesionalmente”. Era una trampa.

“Me vendieron la idea de hacer marketing político, pero no era más que el manejo de cuentas apócrifas en redes sociales, bots al servicio de la clase política que mejor pagara, no importaba el color, había de tanto de Morena como del PAN”, narra Francisco a FrojiMX. 

Entre los clientes de la empresa que Francisco recuerda están gobernadores, legisladores y hasta candidatos. 

“En nuestra cartera de clientes estaban, por ejemplo, el gobernador de Puebla, Miguel Ángel Barbosa Huerta, de Morena; y el mandatario de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, del PAN”, asegura Francisco.

Y agrega: “Cuando salí de ahí, la empresa ya había cerrado un trato con secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, quien claramente busca la Presidencia de la República”. 

Bots
FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

COMO CREAR UN BOTS

Al llegar a su nuevo trabajo, lo primero que Francisco hizo fue crear un ejército de bots, es decir generar hasta el cansancio perfiles falsos con los que se manipula el debate y la percepción en redes sociales.  

Para ello, el jefe compraba innumerables chips de Telcel, para tener números únicos en cada cuenta de Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Con la intención de que cada perfil falso pareciera real, Francisco asegura que usaban una página que generaba fotografías de perfil humanos inexistentes o robaban fotos de otros usuarios reales.

BOT
FOTO: ESPECIAL.

Aún así, recuerda Francisco, no era suficiente, era muy común que les eliminaran los perfiles falsos. 

“La creación de bots era un trabajo diario. Llegué a crear más de cien perfiles falsos en redes sociales”, menciona Francisco.  

Y recuerda: “En una ocasión, Twitter eliminó el 95% de los perfiles falsos que teníamos. Ante este desesperante escenario, el jefe consideró comprar bots “trabajados” en México y en el extranjero a un costo de cinco dólares por aproximadamente 15 bots. El negocio no se concretó”.

Bots
Captura de pantalla del registro de bots que hacían en el trabajo de Francisco. FOTO: ESPECIAL.

CÓMO SER UN BUEN BOT

El trabajo con los bots, según relata Francisco se definía en tres puntos básicos:

El primero: alabar al político en cuestión. “Comentábamos, reaccionábamos y compartíamos cada una de las publicaciones en las redes sociales del cliente. No podía haber publicación sin reacciones nuestras”. 

Cuando el cliente no publicaba nada, explica Francisco, su labor era enaltecer el trabajo compartiendo y haciendo comentarios lambiscones.  

El segundo: combatir a los detractores. “Si surgían publicaciones que afectaran la imagen del cliente, nuestra responsabilidad era atacarlos con argumentos, memes y noticias -muchas de ellas mandadas a hacer-”. 

Medios, comunicadores, opositores y usuarios comunes eran sus víctimas, menciona Francisco. La consigna era no usar palabras altisonantes, ni faltar al respeto, a menos que fuera una orden expresa del cliente.

El tercero: crecer cuentas. “De todos los perfiles falsos que manejábamos teníamos que elegir dos para hacerlas crecer orgánicamente con el fin de utilizarlos en momentos clave, como alguna crisis de comunicación o difusión institucional”.

Todo esto debía ser confidencial, precisa Francisco. “Aunque seguía trabajando en la misma oficina y concurría con mis mismos compañeros, no podía comentarlo con ellos, la versión oficial era que trabajaba en la consultoría política de la empresa, aunque no era un secreto para nadie lo que en verdad estábamos haciendo”. 

Bot
FOTO: ESPECIAL

EL INFIERNO

Aunque la razón de pasar de community manager a bot fue un aumento salarial y un desarrollo profesional, nunca llegaron.

“Ganaba 8 mil pesos mensuales, la misma mierda que me daban anteriormente, pero ahora el trabajo era mayor”, dice Francisco. 

Además, Francisco estaba subcotizando en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), es decir, el patrón no registraba ante el Seguro todo el salario, sino una parte para pagar menos impuestos, lo significaba una reducción de prestaciones para sus trabajadores. 

Con la pandemia y, en consecuencia, el home office, la situación laboral de Francisco empeoró. 

“El lento internet doméstico y las improvisadas herramientas que tenía en casa dificultaron más el trabajo y aunque en más de una vez le advertí a mi jefe de estas condiciones, nunca me dio solución y sólo criticaba mi desempeño”, lamenta Francisco. 

Francisco sufría jornadas de más de 12 horas pegado al celular, terminaba con los dedos adoloridos y malestares en la espalda, no tenía hora de comida y no respetaban su días de descanso o vacaciones.

“En enero me contagié de covid-19 y a ellos nunca les importó. Seguí trabajando como sin nada, la única consideración que tuvieron conmigo fue cambiarme el horario a la tarde cuando un día amanecí mal por la enfermedad”, relata Francisco.  

BOTS
FOTO: ESPECIAL.

A Francisco no le quisieron pagar las pruebas covid que se hizo, cuando a otros de sus compañeros sí lo hicieron.

A la explotación laboral se sumó el malestar ético de Francisco: “Me sentía un embaucador, creando cuentas falsas para justificar las porquerías que hacían los políticos en estados donde ni siquiera vivía, mientras mi mísero sueldo venía indirectamente de los impuestos”. 

 

PUEDES LEER: AMLO compra alfombra para sus conferencias mañaneras

 

También sentía impotencia de no poder contarle a nadie a qué se dedicaba realmente. Cuando le preguntaban solo respondía que hacía marketing político y no entraba en detalles. 

“A estas alturas te estarás preguntando por qué seguía ahí pese a todo. En ese momento, mi situación económica no era la mejor. Por la pandemia pasé de mantenerme yo solo, a mantener a mis padres y pagar sus deudas. Si renunciaba así como así, ponía en riesgo no solo a mi, también a ellos”, explica Francisco.

Así estuvo por alrededor de año y medio, viendo con envidia a sus compañeros irse. Por suerte, el mismo mes que hizo el último pago de las deudas de sus padres, lo “renunciaron”. 

Alegando bajo desempeño y falta de proactividad, despidieron a Francisco, pero haciéndole firmar su renuncia. Lo aceptó porque le dieron su liquidación y su libertad.

“Cada que pelees con un desconocido en redes sociales por cualquier tema político piénsalo dos veces, detrás de la otra pantalla puede haber una persona cuyas condiciones lo llevaron a vivir de eso”, concluye Francisco.

Bots
FOTO: ROGELIO MORALES/CUARTOSCURO.COM

EL COMBATE A LOS BOTS

El uso de perfiles falsos para temas políticos se ha vuelto una constante no solo en México, sino en todo el mundo, por ello Facebook y Twitter -las dos principales redes sociales- se han enfocado en detectarlas y eliminarlas.

A principios de año, Twitter hizo una suspensión masiva de cuentas que apoyaban al presidente Andrés Manuel López Obrador por “manipulación”. La acción incluso fue criticada por el mandatario en su conferencia mañanera.

Facebook es la plataforma más transparente al respecto, pues constantemente publica el “Informe de Comportamiento Inauténtico Coordinado” donde detalla la eliminación de perfiles, páginas y grupos en su red social que buscan manipular el debate público.

Tan solo de marzo a junio de este año, durante las campañas políticas de la elección más grande de la historia democrática de nuestro país, Facebook eliminó 2 mil 352 perfiles, 2 mil 29 páginas, 75 grupos y 187 cuentas de Instagram, mismas que invirtieron un millón 9 mil 400 dólares en publicidad, alrededor de 20.1 millones de pesos mexicanos. 

Empresa de titular de la Conagua recibe millones del gobierno de Sheinbaum

EN CAMPAÑAS FACEBOOK BAJÓ CUENTAS LIGADAS A TODOS LOS PARTIDOS

Las miles de cuentas borradas por Facebook estaban ligadas a políticos de todos los colores. 

Entre los políticos de Morena ligados a esta práctica se encuentra Miguel Ángel Navarro Quintero, quien ganó la gubernatura de Nayarit, y al que le ligaron 151 cuentas, 14 páginas y 63 perfiles de Instagram eliminados. Estas mismas cuentas también apoyaban a Eduardo Lugo, quien obtuvo la alcaldía del municipio nayarita de Santiago Ixcuintla.

También de Morena aparece la senadora Marybel Villegas Canché, quien ha hecho pública sus intenciones de ser candidata al gobierno de Quintana Roo para el próximo año. Facebook eliminó 71 cuentas, 18 páginas y siete perfiles de Instagram, que gastaron 4 mil 100 dólares (alrededor de 82 mil pesos), ligadas a ella. 

A Claudia Yáñez Centeno, exdiputada federal de Morena, quien intentó ser candidata de dicho partido al gobierno de Colima, la ligaron con 56 cuentas de Facebook eliminadas. 

Facebook
CRISANTA ESPINOSA AGUILAR/CUARTOSCURO.COM

Del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) está Ricardo Gallardo Cardona, quien ganó la gubernatura de San Luis Potos y al que Facebook lo ligó con 32 cuentas, 23 páginas y cuatro perfiles de Instagram, que gastaron 26 mil dólares en publicidad -poco más de medio millón de pesos-, borradas. 

Del mismo partido aparece Arturo González Cruz, exalcalde de Tijuana, en Baja California, quien fue candidato a diputado federal. Facebook eliminó 54 cuentas y 73 páginas ligadas a su campaña, cabe mencionar que esas mismas cuentas y páginas fueron utilizadas para apoyar a los candidatos de Morena en la entidad. 

 

 

De la alianza PRI, PAN y PRD aparece Octavio Pedroza, candidato al gobierno de San Luis Potosí. Facebook lo ligó con 162 cuentas, 11 páginas y siete perfiles de Instagram, que gastaron 7 mil dólares en publicidad -alrededor de 140 mil pesos-. Estas cuentas también apoyaron a Xavier Nava, candidato a la capital del mismo estado por Morena.

Sin dar nombres de candidatos específicos, Facebook borró 122 cuentas, 69 páginas y cuatro cuentas de Instagram, que gastaron 128 mil dólares -alrededor de 2.5 millones de pesos-, para apoyar a los candidatos de la alianza PRI, PAN y PRD en Nayarit y Sinaloa.

El despacho millonario del auditor

De la alianza PAN y Movimiento Ciudadano (MC) aparece Julián Zacarías, quien se reeligió como alcalde de Progreso, Yucatán. Facebook eliminó 44 cuentas, 11 páginas y un perfil de Instagram que gastaron 515 mil dólares -alrededor de 10.3 millones de pesos- que apoyaron su campaña.

Facebook borró mil 621 cuentas, mil 795 páginas, 75 grupos y 93 perfiles de Instagram, que invirtieron 315 mil dólares -alrededor de 6.3 millones de pesos-, que apoyaron a candidatos en las elecciones a gobernador en Campeche. 

Finalmente, fueron removidas 39 cuentas, 15 páginas y ocho perfiles de Instagram, cuya inversión de publicidad fue de 14 mil dólares, alrededor de 280 mil pesos, no fueron ligados a algún personaje político en particular.

Comments

comments

ÚLTIMA ENTRADA

frojiMX Top